fbpx Desde la Mesa contra la Violencia afirman que hay que rever prácticas institucionales respecto a la niñez – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Desde la Mesa contra la Violencia afirman que hay que rever prácticas institucionales respecto a la niñez

La organización intervino con los padres y madres que se manifiestan en el Juzgado de Familia. Yanina Venier, integrante de la Mesa, consideró que “cuando una medida de abrigo se toma, lamentablemente hay un continuo de prácticas que llevan a la adoptabilidad y pocas veces a la re vinculación familiar”.

El Eco

Desde la Mesa Interinstitucional contra la Violencia Familiar y de Género dialogaron con los padres y madres que se manifiestan desde el lunes en el Juzgado de Familia 2 y se reunieron para evaluar la situación, además de elaborar un informe que presentarán a autoridades locales y provinciales.

La coordinadora de la organización, Yanina Venier, explicó que dentro de la Mesa tienen una comisión de niñez y una de acceso a la justicia donde ya habían advertido la necesidad de trabajar en las “prácticas institucionales”.

En la reunión de la Mesa con esas dos comisiones, el martes armaron un equipo en el cual convocaron también al Foro Local de Niñez, “reconociendo en el planteo de las familias prácticas que vienen siendo señaladas por el Foro y la Mesa, que vienen siendo objeto de debate”

“El señalamiento central es hacia el Servicio Local, hacia las condiciones en las que conviven niños, niñas en los hogares municipales, también hay una mención hacia cómo está interviniendo el Servicio Zonal o no está interviniendo en estos casos, mayormente lo que notamos es una ausencia del Servicio Zonal que corresponde a provincia, es justamente quien tiene que ser ese órgano de contralor del funcionamiento de estas instancias que son municipales”, sostuvo.

Falta de estadísticas

En tanto, planteó que “lo que notamos de las instituciones al momento de analizar la problemática de la niñez en Tandil es que no contamos con información estadística, no sabemos cuántos niños y niñas han tenido que ser alejados de su entorno familiar bajo una medida de abrigo, tampoco sabemos cuántos de ellos han continuado el proceso de adoptabilidad”.

“Lo que señalan estas familias y es algo que nosotros marcamos, es que no han sido debidamente informadas en su momento, algunas familias señalan que desconocían sus derechos, los procedimientos que se iniciaban a partir de la medida de abrigo. Entendemos que hay que analizar prácticas institucionales en el sentido de cómo se trabaja en el proceso de en primer lugar intentar la re vinculación familiar”, manifestó.

Y enfatizó que “una medida de adoptabilidad debe llegar cuando se hayan agotado todas las otras instancias, lo que estas familias dicen y que nosotros reconocemos como una práctica habitual es que lamentablemente cuando una medida de abrigo se toma hay un continuo de prácticas que llevan a la adoptabilidad y pocas veces a la re vinculación familiar”.

“Más allá del caso a caso tenemos que poner el énfasis en ver qué están diciendo de las instituciones que funcionan en todo este proceso de niñez, eso también involucra a los juzgados que son quienes legalizan las medidas que se van tomando por el Servicio Local y Zonal”, afirmó.

Frente a ese panorama, consideró también que si bien la Ley Micaela no se está implementando aún es “el paraguas que nos dice que hay muchas prácticas que deben revisarse bajo el lente de los derechos humanos y la perspectiva de género, y es algo de lo que también señalan las familias”.

“Muchas veces sucede que una intervención institucional finaliza con una medida de abrigo que cuestiona la forma de ejercer la maternidad de una mujer que fue víctima de violencia de género. Lo que sucede es que no hay una apropiación de la perspectiva de género a nivel institucional”, lamentó.

Y añadió que “lo que evalúa el Servicio Local es solamente la situación de vulneración de derechos del niño o la niña, solicita una medida de protección pero lo que no sucede después es un acompañamiento a esa mujer que puede no haber estado en condiciones de cuidar de sí y de otros”.

Falta de información

En tanto, indicó que las familias encuentra dificultades “para ser informadas adecuadamente en función de sus posibilidades de comprensión, la mayoría son familias de escasos recursos, cuyos miembros mayormente no han tenido un recorrido educativo exitoso, y que se enfrentan a una institucionalidad muy compleja”.

Además, expresó su sorpresa porque muchas de las familias le manifestaron que “se enteraron meses después que podían tener un abogado para patrocinarlos en las causas de abrigo, ese tipo de información debiera ser central”.

“El Servicio Local participaba de la Mesa pero este año todavía no se integró, creo que hay criterios que todavía no hemos logrado construir en conjunto, ellos dicen que nosotras defendemos a las mujeres a capa y espada sin ver a los niños pero nosotros justamente planteamos que hay que mirar a esa niñez con perspectiva de género”, recalcó.

Asimismo, planteó que las familias “no señalaron actores concretos, sino prácticas naturalizadas institucionalmente, es importante señalar esto porque independientemente de quien esté a cargo de las instituciones, son prácticas que en el tiempo se han sostenido, es importante poder analizar cómo deberían ser”.

“Entrevistamos a tres referentes de estas familias y no han sido convocados como grupo por alguna institución. lo que pretendemos como mesa es poder generar ese nexo entre escuchar ese reclamo de las familias de derechos vulnerados, de situaciones de violencia, malos tratos y desinformación para poder canalizarlo a través de un informe a las instituciones que correspondan, considerando la posibilidad de apelar también a los organismos provinciales que están a cargo de controlar tanto a nivel judicial como del organismo de niñez a las instituciones que están actuando a nivel local”, sostuvo.

Asimismo, contó que las madres expresaron que hay “mucho impedimiento de contacto con sus hijos mientras están en los hogares convivenciales y en el marco de la cuarentena ha empeorado, lo que plantearon es la falta de información de sus hijos una vez que está en un hogar convivencial”.

“Han llegado a derivarlos a otro hogar sin comunicarles, en el contexto de cuarentena que no han podido visitar personalmente a sus hijos por las medidas sanitarias, se han enterado que sus niños han sido vinculados a otras familias anticipando posibles medidas de adopción que todavía no están formalmente tomadas, lo cual también generó este conflicto”, sostuvo.

 

 

SEGÚN FUENTES JUDICIALES

La mayoría de los manifestantes

debe esperar respuesta de la Cámara de Azul

 

Fuentes oficiales ampliaron información acerca de cómo se manejan las problemáticas referidas a niñez en los juzgados de Familia.

Por un lado, expusieron que la mayor parte de las madres y padres que se encuentran en la puerta del Juzgado tienen sus abogados y han apelado a la Cámara de Azul el estado de adoptabilidad de sus hijos, por lo cual es la Cámara la que debe resolver llegada a esa instancia, y no las instituciones de Tandil.

En el caso de que la Cámara revoque la adoptabilidad, se debe ir marcha atrás con la guarda, situación que las familias que tienen a los niños en guarda saben que puede suceder hasta que la adopción sea un hecho.

Asimismo, se aclaró que sólo se vincula al niño a una nueva familia con su consentimiento previo.

Y las decisiones cuentan con una mirada interdisciplinaria tanto del Servicio Local, como del equipo técnico del Juzgado, del Asesor de Incapaces e interviene el abogado de la familia y de acuerdo a la edad, también del niño.

La familia biológica tiene la posibilidad de apelar la decisión del Juzgado de Familia de Tandil y es en ese caso la Cámara de Azul la que decide.

Por otra parte, se explicó que en primer lugar se da lugar a la familia ampliada, lo cual se denomina guarda pariente y cuando es así, el Servicio Local lo solicita de ese modo.

En tanto, se pasa al estado de adaptabilidad recién cuando consideran que no hay familia biológica en condiciones de hacerse cargo de los menores.

Acampe dividido

Luego de que El Eco de Tandil publicara la información sobre la situación procesal del hombre que se encadenó al Juzgado de Familia 2, investigado por el presunto abuso sexual de una de las menores que reclama la revinculación,  las madres y padres que estaban manifestándose en el lugar se sorprendieron porque no sabían que tenía una causa penal de tal gravedad.

Al tomar conocimiento de esa situación, decidieron hablar con él del tema preocupados por la posibilidad de que se los vincule a una causa de ese tipo y el propio señalado  tomó la decisión de retirarse junto a su esposa del lugar y acampar en la puerta del Juzgado de Familia 1. Por lo cual ayer se registraron dos manifestaciones diferentes en sendos juzgados de Familia de la ciudad.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

  • Me tiene harta la gente que cuando no esta de acuerdo con las medidas que se toman en el ámbito que fuesen, van a encadenarse al municipio, a un Juzgado, en la puerta de una institución, joden al resto y hacen que a nadie les interese su reclamo, a nadie.. siempre buscan visibilizar sus problemas jodiendo al otro.. basta gente dejense de joder., busquen otra manera, esa gente no trabaja?? que a la hora que sea están obstaculizando cuanta calle hay??

Deja un comentario