fbpx Desde que comenzó la cuarentena, el Municipio entregó más de 47 mil módulos alimentarios – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Desde que comenzó la cuarentena, el Municipio entregó más de 47 mil módulos alimentarios

Los mismos corresponden tanto a alimentos secos como frescos, con más de 200 voluntarios. También superaron los 10 mil kits de higiene y alrededor de 900 garrafas, de entre 10 y 45 kilos. Las estadísticas además mencionan que la entrega de leña, que comenzó recientemente, alcanzó a 350 familias. Aseguraron que el momento pico de demanda fue a fines de abril.

El Eco

Tras el anuncio del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO), allá por fines de marzo, se lanzaron medidas estatales para reforzar las políticas alimentarias y de emergencia social. A la par, la cantidad de personas que empezó a solicitar esta ayuda y que se acercó a los comedores barriales también sufrió un crecimiento exponencial.

Ante esta coyuntura, desde la Secretaría de Desarrollo Humano y Hábitat del Municipio emprendieron un trayecto para poder atender toda esa demanda emergente, nucleando y articulando con otros sectores de la sociedad como voluntarios.

Desde el 20 de marzo también empezaron a llevar un registro de todos los avances al respecto. Así pudieron develar que hasta el 16 de junio y gracias al acompañamiento de más de dos centenares de voluntarios, entre iglesias  Evangélicas, Cáritas, clubes y organizaciones de la sociedad civil (OSC), prepararon y entregaron 47.925 módulos alimentarios.

Esta cantidad corresponde exactamente a 29.569 bolsones de alimentos secos y 18.356 módulos de frescos (papa, cebolla, zapallo, tomate, batata, acelga). Al respecto de las estadísticas, el subsecretario del área, Pablo Civalleri, mencionó que trabajaron duramente para potenciar las acciones que ya venían desarrollando. Además, aclaró que los alimentos frescos no siempre estuvieron en el programa de asistencia, sino que se sumaron para reforzar la demanda en pandemia.

Al paso del coronavirus

Cabe recordar que al principio del ASPO habían tomado como metodología entregar los módulos mediante turnos en la misma sede de Desarrollo Social. “Cuando no se sabía si la medida iba a ser por 10 días o más pensamos que esta sería la mejor manera, pero con el tiempo optamos por descentralizar y así poder gestionar mejor”, sostuvo.

Entonces, desde el 27 de abril, luego de un trabajo de revelamiento de las solicitudes de alimentos, el cruce de datos con las organizaciones sociales, y el revelamiento de lo entregado se han elaborado listados de beneficiarios para una nueva asignación de módulos alimentarios y de higiene. De ahí en adelante, los operativos de entrega se realizarían en los diferentes espacios de referencia y centros comunitarios, aunque continuando la atención en la sede de Desarrollo Humano y hábitat.

“El manejo fue acomodándose, igual que el coronavirus, todavía no sabemos qué va a pasar de acá a dos meses”, planteó Civalleri, que a la vez reveló que han tenido marchas y contramarchas en la confección del bolsón, ya que fue variando en cantidad de productos, ajustándose a la demanda.

En este sentido, contó que tuvieron algunos contratiempos con algunos proveedores grandes, pero era parte del mismo efecto que se estaba viviendo en toda la provincia, que estaba “detonada” con las entregas de mercaderías. Recordó que fue al principio del surgimiento de la cuarentena, que se empezó a hablar de desabastecimiento y la gente salió a comprar compulsivamente para stockearse.

“Aunque en esta nueva fase varios tuvieron la posibilidad de volver a sus actividades, sabemos que hay muchos vecinos que no la están pasando bien, por eso seguimos reforzándonos y tenemos mercadería para poder acompañar a los que necesitan”, garantizó. Recordó que todos aquellos que requieran de asistencia pueden acercarse a los centros comunitarios que están funcionando con normalidad.

 

“La gente expresa necesidad de alimentos”

El relevamiento compartido por la secretaria de Desarrollo Humano y Hábitat, Alejandra Marcieri, también devela otros números alcanzados desde el 20 de marzo a esta parte.

Entre los datos, revelaron que se han entregado 11.127 kits de higiene, con lavandina, detergente y jabón, que fueron gestionados por una OSC y el Banco de Alimentos Tandil y donados por empresas tandilenses y vecinos.

En este punto, Civalleri aclaró que la demanda surgió fundamentalmente al principio. Sin embargo, con el correr del tiempo se fue atenuando, ya que la gente esencialmente expresa su necesidad de alimentos.

Por eso, la demanda de comida sí se ha mantenido constante, alcanzando su punto más alto a fines de abril, y aunque últimamente ha mermado, continúa siendo mayor que los días previos a la pandemia. “Vemos un alivio en las solicitudes, pero todavía supera a lo que teníamos históricamente”, aseguró.

De los módulos alimentarios, 8.331 fueron destinados a organizaciones de la sociedad civil y otros 1.400 para la asistencia a organizaciones que integran la UTEP y el comité de crisis, siendo los mismos distribuidos en ocho zonas de la ciudad con logística municipal y de Ejército Argentino. Los listados acercados por estas organizaciones fueron incorporados a los existentes en los centros comunitarios para ser asistidos desde los mismos, en los sucesivos operativos de entrega de alimentos.

Asimismo, más de 2.200 raciones son entregadas diariamente en dispositivo de viandas en los barrios Las Tunitas, La Movediza, Maggiori y Villa Aguirre. Además, se hicieron 1.200 entregas en domicilios mediante dispositivo de adultos mayores y discapacidad.

Vale destacar que 750 kilos de pan son elaborados por semana por la panadería de Ejército Argentino y mil prepizzas listas para hornear son fabricadas semanalmente por la Iglesia Evangélica, en un emprendimiento productivo solidario. También recibieron donaciones en harina, polenta, lácteos, carne, pollo y productos varios de empresarios de Tandil  y vecinos por casi 270.000 kilos.

Por otro lado, ya han logrado acercar unas 820 garrafas de 10 kilos a un valor de referencia conveniado con YPF, a 389 pesos con flete incluido, y 75 tubos de 45 kilos a 2100 pesos. El funcionario contó que sin este acuerdo para lograr el operativo que acerca el gas los martes, jueves y viernes a distintos barrios, los valores serían más altos para la gente.

Finalmente, contaron que la última semana de mayo empezaron con la entrega de leña, llegando a la fecha a 350 familias, mientras que esta última semana llevaron ropa de abrigo y frazadas a los centros comunitarios del programa Tandil Solidario Abriga.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario