Desde Tránsito entre Todos, aseguraron que “falta mucho por hacer” contra la inseguridad vial

El coordinador de la ONG Tránsito entre Todos, Juan Larraburu, se refirió a la inseguridad vial en Tandil y lamentó la ola de accidentes registrada en las últimas semanas. Reconoció que “todavía falta mucho por hacer” para revertir la problemática y apuntó al Estado como principal responsable de concientizar, pero también de sancionar a quienes infringen las normas.

En diálogo con El Eco de Tandil, manifestó que “el análisis es triste porque vemos que todos los días hay cada vez más gente y, sobre todo motociclistas, que están cambiando su calidad de vida. En algunos casos, les va a cambiar la vida para siempre porque han sufrido lesiones de carácter gravísimo, y estamos hablando en su gran mayoría de personas jóvenes”.

Ya en el cierre del año, entonces, aseguró que “el análisis es absolutamente negativo, pero no solo desde Tránsito entre Todos. Las autoridades mismas están diciendo que están desbordadas y que no están pudiendo saber cómo controlar lo que tiene que ver con las motos”.

En efecto, consideró que “falta mucho por hacer y la realidad sigue demostrándonos que debemos continuar juntando fuerzas y sumando gente para encarar 2018 con muchísimas ganas y nuevas acciones”.

 

Las infracciones más comunes

Seguidamente, Larraburu confirmó que las infracciones siguen siendo las mismas y cada vez se agudizan más. “Solo hay que pararse en una esquina durante un rato para darse cuenta que no solo no mejoramos, sino que muchas veces hemos empeorado en cómo estamos”, afirmó.

Mencionó por ejemplo “el tema del casco de la moto. La persona que sale de su casa a la mañana sin el casco sabe que puede llegar a tener un accidente porque el tránsito está muy complicado, pero también que no la van a parar porque sino nadie saldría sin casco”.

A los motociclistas que circulan sin los elementos de seguridad, señaló que se les suman los conductores que hablan por celular mientras manejan, o los peatones que cruzan por el medio de la cuadra.

“Este jueves, en San Martín y Rodríguez, cruzaban personas a mitad de cuadra por todas las calles que uno podía ver. Entonces nos está faltando mucha concientización, tomar realmente el toro por las astas y el que tiene que hacerlo es el Estado, que es el que controla y castiga”, remarcó.

En ese sentido, el coordinador de Tránsito entre Todos reiteró que desde la ONG pueden “concientizar, sumar gente, tratar de hacer charlas”, pero no tienen otra posibilidad que esa. “Acá el que tiene que concientizar de verdad es el Estado, tiene que castigar, multar y controlar”, enfatizó.

 

La escasez de recursos

Puntualmente sobre los controles, dijo ponerse en el lugar de “los pocos más de veinte inspectores de tránsito que tienen que controlar a 150 mil personas, 70 mil autos, 20 mil motos y 100 mil peatones ¿Cómo hacen? Están en desventaja y a veces terminan haciendo lo que pueden. Yo realmente resalto su trabajo. Les daría más herramientas y protección, que siento a veces que no las tienen”.

Por lo tanto, Larraburu consideró que “el tránsito debe una charla de todos los actores para ver qué pasará en 2018, si vamos a seguir sin poder controlar a las motos o los que hablan por celular. Creo que pasa por ahí, por concientizar, tratar de que seamos cada vez más los que estemos en el tema, de que cada vez más gente se sienta más controlada y que, a raíz de ello, pueda tomar más conciencia y que las cosas no pasen a mayores”.

 

Falta de educación

Por último, afirmó que la inseguridad vial es una problemática que “tiene que ver con una falta de cultura y de educación, con la poca cultura de la prevención y del cuidado que tenemos para nosotros mismos. Creemos que nunca nos va a pasar nada, la gente no hace caso con lo que tiene que ver con los accidentes. Lo vemos todos los días y sin embargo siguen andando sin casco”, por lo que se preguntó: “¿Cuánto más falta para que nos concienticemos?”.

El coordinador de Tránsito entre Todos expuso que “hay 150 mil personas muertas en los últimos 20 años y, sin embargo, parece que no sucediera nada. La calle es tierra de nadie, es una falta de educación y de que nosotros mismos tomemos conciencia de que tenemos todavía hijos que criar, familiares y amigos por disfrutar”.

 

El mensaje

En definitiva, resumió Larraburu que “hay una cuestión social muy grande, un desapego a nuestra persona, entonces lo importante es seguir tratando de apelar a la concientización, que si no lo hacemos por nosotros mismos, lo hagamos por nuestros familiares. Ese es el mensaje. Detrás de cada víctima, hay una familia, amigos, compañeros de trabajo, es decir, mucha gente que ha quedado en una situación de vulnerabilidad a raíz de lo sucedido en un accidente de tránsito”.

Por lo tanto, anunció que en los próximos días transmitirán a través de las redes sociales un mensaje de concientización, llamando a la comunidad a que “en esta Navidad no nos quede una silla vacía, que no nos sobre una silla de alguien con el que tengamos que brindar a través de las estrellas”.

Y advirtió: “En esta Navidad va a haber mucha gente que la va a pasar en el Hospital, gente que estaba feliz y que a raíz de un accidente va a pasar las Fiestas ahí. Digo, empecemos a tomar conciencia de que nos estamos muriendo”. u

 

“Tenemos un 2018 cargado de actividades”

Desde la ONG Tránsito entre Todos, Larraburu compartió los resultados de las distintas acciones que llevaron adelante en 2017 y los desafíos para el año próximo.

“Fue un año de perfil bajo, hemos dado cerca de cincuenta charlas en las escuelas y la idea es seguir haciéndolas. Tenemos un 2018 ya programado y cargado de actividades”, anticipó.

Entre ellas, precisó que tienen previsto trabajar con “los boy scouts adultos, docentes de diferentes instituciones educativas, la agrupación Motosierras, Estrellas Amarillas y la Universidad. Desarrollaremos muchas actividades con la decisión de hacerlas a todas muy públicas para que la gente se pueda sumar, empecemos a concientizar y bajemos lo que tiene que ver con las muertes en Tandil”.

En ese camino, contó que “también la idea es reflotar el Consejo Consultivo Vial, que quedó en la nada”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario