fbpx Desde Tránsito entre Todos marcaron la importancia de trabajar en la conciencia vial – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Desde Tránsito entre Todos marcaron la importancia de trabajar en la conciencia vial

Juan Pedro Larraburu, titular de Tránsito entre Todos, dialogó con El Eco Multimedios y remarcó que en la ciudad se sigue manejando "muy mal" y que, por tal motivo, es imprescindible trabajar en conciencia vial. Informó que si bien hubo menos accidentes fatales durante el 2019, la cantidad de heridos fue superior a la de otros años.

El Eco

Desde la ONG Tránsito entre Todos informaron que durante el 2019 la cifra de personas fallecidas en accidentes de tránsito fue inferior a la de años anteriores pero que la de heridos fue muy superior, de modo que realizar un balance del estado de situación se torna dificultoso.

Juan Pedro Larraburu, referente de la Organización, señaló que es muy complicado evaluar si el año fue peor o mejor que otros teniendo en cuenta únicamente el número de fatalidades ya que a las familias que les tocó vivirlo “les cambió la vida”.

Asimismo, remarcó que nuevamente se registraron una gran cantidad de accidentes y que desde el Hospital Ramón Santamarina debieron emitir un comunicado para tratar de mejorar la conducta vial debido a que hubo varios lesionados, “más de uno todos los días, por lo menos”.

Al igual que había expuesto tiempo atrás, Larraburu aseguró que el problema de la conducción en la ciudad no se soluciona solo con la concientización. Si bien lo considera una de los pilares fundamentales, indicó que debe estar acompañado de un duro control, multas y acciones concretas por parte del Gobierno: “Si no cambian de pensamiento mediante la concientización, deberían hacerlo a través de las multas, como sucede en la mayoría de los lugares”.

En ese aspecto, refirió que faltan controles de tránsito y argumentó que cualquier persona que se pare en una esquina a mirar a los autos puede advertir un sinnúmero de infracciones de tránsito: gente que cruza por donde no debe, automovilistas que doblan en U, personas que van hablando por teléfono mientras manejan, motociclistas que circulan sin casco.

“En un minuto que salís, pasan no menos de cinco o seis personas en una infracción clara que tiene que ver con las normas de tránsito. Entonces ahí falta control, y a ese control hay que sumarle concientización. Y a eso, al que no entendió, hay que hacerle una multa para que vaya entrando en norma de a poco”, sentenció Larraburu.

Se maneja “muy mal”

El titular de Tránsito entre Todos no dudó en señalar que en nuestra ciudad se maneja “absolutamente mal” pese a que existe un conocimiento generalizado de las normas de tránsito.

“Las camionetas circulan por el centro, las personas no respetan su carril, la gente sale de la estación de servicio al revés, cruza la doble línea amarilla. En Tandil se manejó y se sigue manejando muy mal”, advirtió.

De todas maneras, reconoció que algunas conductas se han mejorado y cada vez hay más personas que respetan las leyes. El gran problema que evidenció es que también son varios los que no lo hacen “y se notan más”.

“Y creo que las normas las conocemos todos. La función de Tránsito entre Todos es concientizar, porque a esta altura no vamos a ir a enseñarles las leyes. Todos sabemos lo que se puede y lo que no se debe hacer. Entonces falta concientización y, a partir de ahí, otro tipo de infracciones. Pero las leyes se conocen”, agregó y completó: “Además, cuando sacas el carnet te toman las leyes, entonces pasa más por que la gente se haga cargo de lo que realiza al conducir”.

A su modo de ver, entonces, el problema no es el desconocimiento de las leyes sino el intento de evadirlas. Lo que sucede es que al pretender hacerlo se pone en riesgo, no solo la vida de la propia persona, sino también de los terceros y de los familiares.

El factor humano

Afirmó Larraburu que el 90 por ciento de los accidentes que ocurren tanto en las calles de la ciudad como en la ruta se deben al factor humano, ya sea porque el auto no estaba en condiciones, porque el conductor estaba distraído, porque iba hablando por teléfono, porque no llevaba el casco, o demás.

Cuando los siniestros se registran en las rutas, la mayoría de las veces se debe a que quien iba al volante no había descansado lo suficiente o ya había manejado más horas de lo permitido.

“Somos nosotros mismos los que nos autoflagelamos para que nos sucedan los accidentes. Ahora que estamos en época de vacaciones, mucha gente sale sin controlar el auto. Lo hacen pensando que las vacaciones comienzan cuando llegan a destino, y en realidad empiezan cuando se programan. Deben salir descansados y en horarios en los que puedan permitirse una mayor visibilidad; no salir de noche”, explicó y añadió que en la Argentina se acostumbra que el sostén de la familia trabaje hasta último momento, duerma dos horas, y salgan a la ruta.

Trabajo en conjunto 

Ya durante el 2019 había realizado algunas acciones de manera mancomunada con la Municipalidad de Tandil, cuando, por ejemplo, llevaron a cabo una jornada en recuerdo de las víctimas viales y recorrieron diferentes establecimientos educativos.

“Fueron muy productivas, así que esperamos que este año también podamos hacerlas”, reconoció el referente de Tránsito entre Todos y contó que ya han mantenido algunas reuniones con funcionarios para ver qué acciones en conjunto podían realizar.

“Ojalá podamos hacer una campaña que comience a fines de enero y termine en diciembre, y a fin de año podamos decir ‘mirá qué buen trabajo realizamos’”, se ilusionó.

Su idea es efectuar actividades concretas para cada sector de la comunidad y para cada institución educativa, de modo que se puedan evitar los accidentes de tránsito o, por lo menos, reducirlos.

“Ojalá lleguemos al bicentenario diciendo que en el tránsito también somos una ciudad progresiva y que la gente que nos venga a visitar diga ‘qué bien se maneja en Tandil’”, complementó.

“Hay que trabajar en la conciencia vial”

A mediados de 2018 desde la ONG habían elevado un pedido para declarar la emergencia vial en el partido. Empero, aquello quedó solo en un pedido, “en la nada”, y en el 2019 se trabajó muy poco en ello.

“El 2019 fue un año político, por lo que nadie quería meterse en temas delicados. Esperemos que este 2020, más allá de declarar una emergencia vial, se declare una conciencia vial”, comentó.

Aseguró que desde la organización ya están preparados para trabajar en eso y que ya tienen pensadas algunas acciones y comunicaciones para llegar a la gente. “Ojalá el Municipio se sume, estoy convencido de que este año lo haremos”, esbozó.

Finalmente, manifestó: “Creo que la emergencia vial estaría bueno dejarla en un cajón y trabajar sobre la conciencia vial. Así que vamos a ver qué es lo que sale este año”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

  • No te pierdas la oportunidad de competir en una carrera callejera. Si hablás o escribís mensajes en tu celular, si conducís un camión importante, o conducís tu moto o automóvil a gran velocidad, y con mucho ruido de escape, vení a correr picadas a la Av. Roser. A los fóbicos: NO HAY SEMÁFOROS.

  • Señores ‘responsables’ del tránsito en Tandil. Reduzcan la velocidad del tráfico en la Av.Roser. El tráfico de Avellaneda lo trasladaron a la Av.Roser. No esperen que ocurra una desgracia. Siempre tomaron con mucha sorna, nuestros reclamos.

  • Cámaras con fotomultas para controlar la velocidad en las avenidas y motos patrullando contribuirían mucho a que el conductor se sienta verdaderamente controlado.
    Los clásicos controles estáticos “a mitad de cuadra” no son efectivos.

Deja un comentario