Desde UTA Tandil aseguran que hay “incumplimientos” por parte de Vía TAC del convenio firmado con trabajadores de Río Paraná

El Eco

Luego del conflicto que se registró entre marzo y abril con la empresa Río Paraná que terminó con la aparición de Vía TAC como empresa que absorbió los servicios y los empleados de la citada firma local, comenzó un periplo para varios trabajadores que aún hoy viven con incertidumbre su futuro laboral.

Sebastián Altamiranda , delegado de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en Tandil, dialogó con ECO TV (Canal 7) y se refirió a las reuniones que están manteniendo en Mar del Plata para buscar una solución a la problemática en la que participan además miembros de la empresa Vía TAC y de la UTA Mar del Plata.

“Estamos en una situación que no es la mejor”, señaló Altamiranda y explicó que “hay situaciones que no se están cumpliendo con los choferes, personal de taller y miembros de oficina” lo que origina una conflictividad permanente.

En resumen, el delegado local citó que no se está cumpliendo con lo firmado en el convenio referido a “horas de descanso, horas nocturnas y viáticos” . “Estamos buscando normalizar la situación para que no pase más esto”, dijo Altamiranda.

“La mayoría de esos choferes son de Tandil, solo unos pocos eran de Necochea”, detalló el gremialista dando cuenta de que la problemática radicaba con vecinos de la ciudad.

Talleres y oficinas

El foco problemático más importante tiene que ver con la situación que se desprende de los trabajadores que estaban antes en los talleres y oficinas de Río Paraná.

“Con las otras personas que no son los choferes, si bien no estuvieron trabajando, si cobraron”, resaltó Altamiranda y agregó “quizás no de la mejor manera, es decir, no de forma total, sin dudas es una situación más complicada que la de los choferes”.

El delegado de UTA Tandil explicó que a muchos de éstos trabajadores “están ofreciendo arreglos económicos” para desvincularlos ya que no está en los planes de Vía TAC poner talleres u oficinas en la ciudad ya que los tienen en otros lugares del país.

”El jueves viajamos a Mar del Plata para reunirnos con directivos de la UTA y gente de la empresa”, dijo el gremialista y subrayó que los directivos plantean que los que quieren trabajar deben trasladarse a una ciudad vecina para hacerlo. “Todos tienen una familia, muchos de ellos superan los 50 años de edad y deben mantenerse , sin dudas es una situación complicada”, agregó.

Durante los próximos días, grupos de trabajadores, que Altamiranda estima en no más de 20 personas, irán teniendo reuniones en Mar del Plata para definir su futuro laboral.

“Una de las ideas de la empresa es pasar a retiro a los que no se trasladen a otra ciudad para continuar con sus tareas”, explicó.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario