fbpx “Después de 150 días, ningún decreto nos puede decir lo que tenemos que hacer”, aseguró Oscar Teruggi – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

“Después de 150 días, ningún decreto nos puede decir lo que tenemos que hacer”, aseguró Oscar Teruggi

Luego de la normativa nacional que impide por 15 días una serie de actividades en todo el país, el jefe de Gabinete consideró que es extraño volver a una norma que equipare a todos y destacó la situación sanitaria. “En Tandil vamos a seguir de la misma manera”, garantizó, aunque no avanzarán en nuevas autorizaciones. Se extremarán medidas y harán un monitoreo día a día.

Para Teruggi, el estadio amarillo es más restrictivo que la fase 4

El Eco

El Gobierno nacional oficializó, a última hora del domingo, la extensión del período de aislamiento y distanciamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por la pandemia de coronavirus hasta el 16 de agosto inclusive, según corresponda en cada región del país, en lo que implica la novena prórroga de la cuarentena que rige desde el 20 de marzo pasado.

A través del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 641, el Poder Ejecutivo dispuso la renovación del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) y del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio desde el 3 de agosto hasta el 16 del mismo mes.

En la medida, se enumeró una serie de actividades que quedarían prohibidas por estos 15 días en todo el territorio nacional. Sin embargo, las autoridades locales analizaron minuciosamente el documento considerando la Fase 5 que atraviesa el distrito.

La nueva normativa alcanza a todos los eventos sociales o familiares en los domicilios de las personas, así como en lugares como casaquintas o quinchos de alquiler, en todos los casos y cualquiera sea el número de concurrentes, salvo el grupo conviviente. Desde la comuna instaron a la sociedad tandilense a no realizar este tipo de encuentros, así como se reiteró el pedido para continuar extremando los cuidados y respetando todas las indicaciones de prevención.

Los impedimentos del distanciamiento

La norma presidencial determinó que las actividades prohibidas durante el distanciamiento social, preventivo y obligatorio son la realización de eventos culturales, recreativos y religiosos en espacios públicos o privados con concurrencia mayor a diez personas. Los mismos deberán realizarse, preferentemente, en lugares abiertos, o bien respetando estrictamente el protocolo que incluya el distanciamiento estricto de las personas que no puede ser inferior a dos metros, y en lugares con ventilación adecuada, destinando personal específico al control del cumplimiento de estas normas.

Además, quedan prohibidos los eventos sociales o familiares en espacios cerrados y en los domicilios de las personas, en todos los casos y cualquiera sea el número de concurrentes, salvo el grupo conviviente. La infracción a esta norma deberá ser denunciada por la autoridad interviniente a fin de que la autoridad competente determine si se cometieron los delitos previstos en los artículos 205 y 239 del Código Penal de la Nación.

También contempla la práctica de cualquier deporte donde participen más de diez personas o que no permita mantener el distanciamiento mínimo entre los participantes. Los mismos deberán realizarse, preferentemente en lugares abiertos, o bien respetando rigurosamente un protocolo que incluya el distanciamiento estricto de las personas en lugares con ventilación adecuada, destinando personal específico al control de su cumplimiento.

Por otra parte, los cines, teatros, clubes, centros culturales y el turismo no tienen vigencia, así como el servicio público de transporte de pasajeros interurbano, interjurisdiccional e internacional dejaría de funcionar, salvo excepciones.

El alcance a nivel local

Ante el dictado del DNU nacional, las autoridades locales aclararon que Tandil continúa en fase 5 y que las actividades habilitadas actualmente seguirán funcionando de la misma manera, siempre respetando todos los protocolos sanitarios establecidos para cada caso.

Aquí se “instó” a la comunidad a no realizar reuniones sociales o familiares en los domicilios, en el marco de la medida de 15 días que alcanza a “todos los eventos sociales o familiares en los domicilios de las personas, así como en lugares como casaquintas o quinchos de alquiler, en todos los casos y cualquiera sea el número de concurrentes, salvo el grupo conviviente”.

Desde el Ejecutivo consideraron que “si bien continua siendo buena la situación sanitaria en el distrito, es fundamental insistir en la necesidad de no relajarse y mantener todas las medidas de prevención”, como la utilización del barbijo siempre que se sale de la casa, mantener la distancia de dos metros con otras personas, no compartir el mate y el frecuente lavado de manos.

En este mismo sentido, adelantaron que continuarán con los controles e inspecciones en todos los sectores y rubros habilitados para garantizar el cumplimiento de los protocolos.

Todo sigue como hasta ahora

En Tandil, considerando la Fase 5, el jefe de Gabinete Oscar Teruggi afirmó que les parece “un poco extraño”, dada la diversidad de situaciones que se dan en el país, volver a una norma nacional que equipare a todos. Sobre todo viendo las realidades que hay, ya que inclusive algunas provincias ni si quiera han tenido brotes.

“Me parece que nosotros vivimos una situación muy distinta por Buenos Aires con el resto del país, y entre el interior de la misma y el área Metropolitana  (AMBA)”, sostuvo. Según el funcionario, es un decreto como los que ya hubo, de hecho reveló que luego del presidencial recibieron un documento provincial donde se ratifica que Tandil sigue en Fase 5 y con las mismas actividades habilitadas.

En este camino, lo que decidieron hacer desde el Municipio fue exhortar a los vecinos a que cumplan con la normativa de las reuniones sociales de hasta 10 personas. “Apelamos a la responsabilidad individual, sobre todo por la situación sanitaria que tenemos en la ciudad, nos hemos venido comportando muy bien y de acuerdo a lo que indican los profesionales no tenemos circulación interna del virus”, señaló.

Por lo tanto, consideró que lo correcto es extremar las medidas, cuidarse y evitar que se repitan situaciones como las que se han dado el fin de semana en los paseos públicos, donde hubo mucha afluencia de gente, incluso algunos sin barbijo y compartiendo mate.

“Hay que apelar al criterio y sentido común, hay que vivir como comunidad responsable”, dijo y advirtió que el problema no ha cesado, sino que sigue vigente. Sin embargo, la percepción del Estado local es que seguir trabajando en favor de la comunidad es continuar manteniendo las actividades que están vigentes. “Esto nos hace bien psicológicamente, estar activos, trabajando y viendo que las cosas no van a volver para atrás”, indicó.

Misas, eventos sociales y los pasos truncos

Tal como adelantó Teruggi en conversación con Eco TV, la decisión del Gobierno local es avanzar como hasta ahora, día a día monitoreando la situación y donde se evidencie que en la ciudad hay un problema concreto de una situación que no se puede controlar, aplicarán las normativas y restricciones que corresponda.

Al respecto, poniendo como ejemplo las misas, recordó que en la ciudad se han habilitado de hasta 30 personas y la nueva normativa indica hasta 10. “Serán algunas de las cosas que nosotros mantendremos como se venían desarrollando hasta ahora, pero monitoreando día a día”, analizó.

La misma dicotomía se generó en cuanto a los recientes habilitados eventos sociales de hasta 30 personas, que nuevamente el jefe de Gabinete consideró que son una de las cuestiones sobre las que deberán trabajar.

Asimismo, aclaró que el protocolo de los eventos especifica que si bien están autorizados, deberán presentar con cinco días de anticipación un reglamento aparte por cada celebración a realizar para que sea aprobada. “A la normativa la vamos a dejar vigente, nos parece que la podemos dejar como está prevista”, informó.

Por otro lado, reveló que hay una serie de cuestiones que iban camino a obtener la habilitación a partir del lunes, como en el caso de las capacitaciones o los institutos con clases de hasta 10 personas, talleres y otras actividades, que deberán posponerse un tiempo más.

Aseveró, entonces, que en principio en Tandil se seguirá de la misma manera, con controles extremos en todos los sentidos.

“Por ahora no hemos tenido que retroceder nunca porque la situación sanitaria así lo ha permitido, por el contrario, hemos ido avanzando con las aperturas”, dijo, reconociendo que en ocasiones lo han hecho sin el aval de la Provincia. De todas formas, no dejó dudas y garantizó que si en algún momento es imperante dar marcha atrás, lo harán.

Finalmente, expresó que “a esta altura”, después de 150 días de pandemia, “ningún DNU nos puede decir lo que tenemos que hacer”.

 

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

  • Ya saben: hagan lo que quieran y si les piden cuentas desde el municipio digan : ““Después de 150 días, ninguna ordenanza nos puede decir lo que tenemos que hacer”
    Porque los 150 días son de todos nosotros los que los hicimos posibles, no un patrimonio de un funcionario, y si sirven para eludir un decreto presidencial deben servir para eludir una humilde ordenanza municipal.
    Por otra parte, si hace caso omiso a una autoridad mayor (nacional) también nosotros podemos desobedecer y quedarnos tan tranquilos.
    Sr: cuando la legalidad se vulnera todos perdemos. O todos estamos obligados a obedecer o nadie lo está, ud no goza de ninguna prerrogativa que lo haga “especial” y si a ud “le parece que puede pasar por alto un decreto” habrá miles de ciudadanos a los que les “parecerá que pueden pasar por alto una ordenanza” volviendo el orden/cuidado una cosa imposible.
    Distinto es que tenga razones y negocie, que una brovuconada descortés.

Deja un comentario