fbpx Después de cinco años de demora, terminarán de colocar las tribunas en el estadio municipal – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Después de cinco años de demora, terminarán de colocar las tribunas en el estadio municipal

La tribuna que faltaba colocar, sobre avenida Rivadavia

Archivo

Pasaron cuatro años, pero pareciera que finalmente el Estadio San Martín tendrá todas las tribunas que en su momento el intendente Miguel Lunghi había prometido.

Autoridades municipales y de la Liga Tandilense de Fútbol lo confirmaron durante la mañana del viernes en conferencia de prensa.

La tribuna, que ya estaba en Tandil hace varios años, la terminará de colocar la empresa de Edgardo Vázquez con el que arribaron a un acuerdo para abonar el trabajo en cuotas. Es igual a la que ya está colocada sobre calle Brandsen, con una capacidad para 800 personas.

A partir del lunes, según señalaron, comenzarán las obras. La empresa ya tiene la llave del portón para poder ingresar al Estadio para trabajar.

Historia de larga data

En mayo del 2018, El Eco de Tandil, realizó una extensa crónica titulada: “La colocación de la tribuna que resta armar en el Estadio San Martín, una obra perdida en el tiempo”, que detalla lo que sucedió.

Todo comenzó el 29 de abril de 2014, momento en que Santamarina lograba el campeonato en Gualeguaychú al derrotar 3-1 a Juventud Unida, resultado que le permitía ascender a la segunda categoría del fútbol nacional.

Días después, el intendente Miguel Lunghi armó en su despacho un acto de agradecimiento por el título obtenido, entregó medallas a los protagonistas y anunció lo que muy pocos esperaban. El mítico estadio General San Martín incrementaría su capacidad para brindarle un mayor confort a los espectadores. La expectativa fue grande, pero al día de la fecha la obra aún está incompleta, con el anuncio de este viernes, finalmente, se completaría.

Por aquellos años el Municipio comunicó que haría un desembolso por única vez de 2,8 millones de pesos, que servirían según lo estudiado a colocar una tribuna desmontable, imaginada en una cabecera o dos al costado de la cancha, una sobre Brandsen y la restante sobre la avenida Rivadavia.

En aquel vertiginoso tiempo, donde se trabaja contrarreloj en el armado del plantel y en mejorar las condiciones de infraestructura, se pudo apreciar un significativo cambio con la colocación de butacas en la tribuna Luis Mestelán, además de un vidriado remplazando a lo largo del mencionado espacio el alambre olímpico tradicional.

Todos estos detalles son simplemente para graficar una situación que demandó más tiempo del imaginado. El aurinegro comienza su sexta temporada en la B Nacional y en este lapso hay que decir que solo se pudo completar la colocación de la tribuna que da a calle Brandsen. La novela, que en su momento se tornó política dado que el presidente de Santamarina, Pablo Bossio, estaba fuertemente vinculado al Frente para la Victoria, y por el que fue candidato a intendente en 2015.

La puja Lunghi-Bossio pasó de las quejas, por lo bajo, de la plata que se gastaba desde el FPV en publicidad a no tener demasiadas ganas de concretar la obra que ilusionó a todo el ambiente del fútbol.

Historia

Con la política metida de lleno durante 2015, las dos tribunas tuvieron un enorme retraso del que nadie quiso hacerse cargo. Por los reclamos que se fueron dando cada vez que algún periodista recordaba la inexistencia de las tribunas, se convocó a la empresa Edgardo Vázquez, se acordó el pago a realizar por el trabajo y como se expresa se pudo llegar a montar la tribuna que da a Brandsen y que es la única colocada, a cuatro años del anuncio realizado en el despacho de Miguel Angel Lunghi.

Tras esa acción, nunca más se asignó una partida presupuestaria para abonarle a la empresa la otra parte del trabajo y que esta coloque la tribuna que debería estar sobre la avenida Rivadavia, donde en la actualidad hay un pedazo de terreno con las bases hechas y nada más.

El archivo recopila datos de funcionarios que se expresaron en este dilatado tema, como el de Mario Civalleri, quien dijo que “hicimos todos los esfuerzos para retomar la obra en un momento donde lamentablemente hemos terminado 2015 y comenzado 2016 con dificultades financieras”.

También el actual secretario de Planeamiento de Obras Públicas, Roberto Guadagna, dejó su testimonio cuando a mediados de 2017 este Diario lo consultó y su respuesta planteando un complejo panorama económico, fue: “Estamos dialogando con la empresa Edgardo Vázquez, creo que alcanzaremos un acuerdo y la tribuna se colocará en un plazo de 15 días”.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario