fbpx Detectaron la presencia del mosquito transmisor del dengue en Tandil – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Detectaron la presencia del mosquito transmisor del dengue en Tandil

El director de Bromatología, Federico Sánchez Chopa, confirmó que detectaron la presencia del Aedes aegypti, el mosquito transmisor del dengue, en el centro de la ciudad, en la zona del Hipódromo y en el barrio La Movediza. De todas maneras, aún no se ha registrado ningún caso en Tandil, pero se intensificó la vigilancia activa.

El Eco

Los casos de dengue registrados en la Argentina continúan incrementándose semana tras semana, principalmente en el norte del país, donde producto de una proliferación del virus en Paraguay se contagiaron personas de Jujuy, Entre Ríos y Misiones. En esta ciudad afortunadamente aún no se ha confirmado ninguno, aunque llamativamente sí se encontraron ejemplares del mosquito transmisor.

La temporada de dengue se mide de forma diferente al calendario gregoriano, ya que comienza en la semana 30, aproximadamente, y no en enero. Por tal razón, la Organización Mundial de la Salud realiza un relevamiento en septiembre/octubre para ver cuál es el estado de situación.

Por eso mismo, en Tandil comenzaron con la vigilancia activa del dengue durante los primeros días del mes diez, de modo que si llegara a aparecer algún ejemplar pudieran actuar de manera más eficaz. En el norte, por ejemplo, luego de que se notificaran todos esos casos, se declaró la emergencia sanitaria y se comenzaron a intensificar las medidas preventivas y la vigilancia epidemiológica.

El director de Bromatología, Federico Sánchez Chopa, confirmó a El Eco de Tandil que en marzo y abril del 2019 se habían presentado casos de dengue en esta ciudad pero que no habían sido autóctonos, sino que eran personas que se habían infectado en Brasil. No obstante, aseveró que a raíz de ello comenzaron con la vigilancia en octubre y la seguirán hasta mayo para conocer el estado de situación.

El método utilizado para la detección se modificó ya el año pasado y en vez de emplear larvitrampas, se comenzaron a utilizar ovitrampas. “Trabajamos desde el punto de vista de la deposición de los huevos para medir semanalmente la presencia en estas ovitrampas”, explicó Sánchez Chopa.

Estado de situación en la ciudad

La médica infectóloga Florencia Bruggesser había manifestado a este medio que si bien el riesgo de detectar dengue en la ciudad siempre está, las posibilidades de tener un caso autóctono son muy bajas.

“Nosotros como ciudad es difícil que lo tengamos porque nunca hemos encontrado el vector, que es el Aedes aegypti. Pero en algunas localidades de la zona ya lo tienen”, explicó Bruggesser.

Agregó que para que pudiera aparecer uno autóctono debería venir una persona con el virus circulando en sangre, que lo picara un mosquito de este género, que éste viviera lo suficiente como para que se reprodujera el virus y que luego picara a otro individuo para transmitirle la enfermedad. “Eso es poco probable, pero sí es posible que tengamos algunos casos, como ha pasado en otros años de gente que viaja”, manifestó.

Lo que desconocía la infectóloga es que ya en marzo o abril de 2019 se encontraron de manera fortuita dos Aedes aegypti, lo cual no esperaban hallar desde Bromatología. Por ello, se comenzó con un seguimiento más exhaustivo y ahora se expandirá la vigilancia hasta mayo.

Con la colocación de 30 ovitrampas distribuidas en diferentes zonas de la ciudad, la detección de esta especie de mosquito nuevamente en Tandil no sorprendió a la Dirección de Bromatología. “No nos sorprendió. El año pasado los habíamos detectado de manera fortuita. En algún momento, en el proceso de adaptación natural y al correrse las barreras por modificaciones de los ambientes y del clima, era de esperarse que los mosquitos llegaran”, declaró Sánchez Chopa.

Protocolo de acción

Como se están detectando casos desde el año pasado, desde el área están atentos al protocolo de acción frente a posibles contagios de dengue.

“El protocolo es sencillo: al detectar un paciente con dengue importado -generalmente vienen de Brasil y más cercano a marzo-, se genera un anillo de protección en la zona del afectado, con fumigación”, informó el director de Bromatología.

En ese sentido, comentó que en los casos importados del 2019 automáticamente se hizo un cierre en los domicilios, evitando el ingreso de mosquitos a las viviendas, se les aplicó repelente a los contagiados y se fumigó por la noche la zona.

“Y así es como vamos a seguir actuando si se repiten estas situaciones. Porque los casos de dengue son de denuncia obligatoria, así que nos enteramos a través del sistema que tiene la vigilancia epidemiológica del Hospital y ahí interactuamos entre todos para poder darle solución y evitar que esto se transforme en un problema serio”, detalló.

Las zonas donde se detectó

Los huevos de Aedes aegypti fueron detectados sólo en tres tablas de un total de 30 ovitrampas que se colocaron, y se registraron, principalmente, en la zona céntrica pero también por el Hipódromo y en La Movediza.

“Todavía no se ha repetido la aparición en la misma trampa. Estamos esperando, de acuerdo a las temperaturas que estamos teniendo, que se agudice la duplicación de mosquitos. Pero lo que tenemos que hacer no es controlar sino saber dónde está, saber que lo tenemos y en caso de actuar, a través de la fumigación y el control”, comentó Sánchez Chopa.

Por último, reconoció que lo que procuran desde la Dirección de Bromatología es tener un buen control de cómo va evolucionando la presencia del Aedes en la ciudad. Evaluó que, al ser domiciliario, era más factible que apareciera en el centro, “y así fue”. Si bien el primer caso que se registró fue en el Hipódromo, no se volvió a encontrar en aquella zona y a la semana ya se localizó uno en el centro de la ciudad.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario