fbpx Díaz Cisneros justificó sus decisiones en torno a la vacunación y afirmó que Lunghi le denegó la renuncia – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Díaz Cisneros justificó sus decisiones en torno a la vacunación y afirmó que Lunghi le denegó la renuncia

El director de Salud Comunitaria, en el ojo de la tormenta porque su pareja recibió la vacuna sin ser personal de salud, aseguró que no hubo irregularidades en el proceso y que las dosis fueron aplicadas a los funcionarios en base a la tarea desempeñada. Indicó que hay registro de todos los vacunados y confirmó que le presentó la renuncia al intendente Miguel Lunghi pero el mandatario no la aceptó.

El Eco

En medio de las aguas agitadas por las presuntas irregularidades a la hora de aplicar la vacuna a funcionarios ligados al Ejecutivo, Pablo Díaz Cisneros, director de Salud Comunitaria de Tandil, conversó en la jornada de ayer con el programa de radio “Cosas que pasan” (104.1 Tandil FM) para explicar algunas cuestiones sobre el controvertido tema.

El escándalo adquirió nuevas proporciones cuando trascendió que su pareja, Patricia Rizzardi, coordinadora de la Casa de Abrigo “Martha Pelloni”, es una de las personas que recibió la vacuna en circunstancias que resultaron dudosas y que las autoridades provinciales anunciaron que investigarán.

Al aire radial, el médico confió que si bien no se arrepiente de ninguna de las decisiones tomadas, le presentó su renuncia al intendente Miguel Lunghi pero éste no la aceptó.

Las justificaciones 

En tanto, como publicó el diario El Eco de Tandil en su edición de ayer, una de las justificaciones esgrimidas para defender la decisión de vacunar tanto a Rizzardi como a Roberto Pérez, el chofer privado de Lunghi, fue el aprovechamiento de las multidosis de la vacuna rusa Sputnik V con el propósito de no tener que descartarlas.

Al respecto, el funcionario precisó que “lo primero que hay que entender es que teníamos media hora para aplicar las multidosis de cinco. Entre que se descongelaba la ampolla y se empezaba a vacunar tenía que pasar media hora y podía quedar algún remanente por ausencia, o porque salía una sexta dosis en la ampolla”.

Así, Díaz Cisneros valoró que se debía conseguir una persona ligada al sistema sanitario que estuviera cerca y disponible para acercarse al vacunatorio, y también afirmó que está a disposición el registro de todas las personas inmunizadas.

Y prosiguió: “Teníamos que aplicarla de cualquier manera porque la consigna era que no se debía desperdiciar ninguna dosis. Todo el equipo de dirección y de vacunatorio podíamos llamar a diferentes personas vinculadas a la salud estatal o privada para que, de pronto, pudieran aprovechar esa dosis si teníamos esa situación”.

Decisiones tomadas 

En el caso de Rizzardi, ponderó que por su función debe estar vacunada y deslizó que “se llamó a una persona que trabaja con mujeres vulneradas y que necesitan atención inmediata, que llegan a la Casa de Abrigo con lesiones o embarazadas y la persona que más la acompaña es Patricia Rizzardi. Pueden hablar de cuestiones arbitrarias o de criterios, en este caso se aplicó un criterio compartido por otras autoridades, no es un tema personal”.

Cabe recordar que el vacunatorio municipal se encuentra en el Hospital de Niños “Debilio Blanco Villegas”. Podría pensarse que hubiese sido bastante sencillo localizar en el apuro del momento a algún trabajador del nosocomio para aplicarle la dosis y no desperdiciarla, antes que llamar a alguien que tuviera que acercarse especialmente al lugar para eso.

En ese sentido, consultado acerca de si se había salteado personal más directo que se hubiese querido vacunar y que no fue llamado, fue categórico al responder que  “no, porque esa dosis se hubiera desperdiciado igual, no tiene que nada que ver una cosa con la otra”.

“No es lo mismo la vacuna hoy, que sabemos que el mismo laboratorio que la fabrica -después de varios estudios- determinó que se puede esperar hasta dos horas después de descongelar la ampolla. En ese momento había media hora para aplicarla a la persona más cerca disponible, ese fue el criterio porque la orden era no tirar dosis. Por eso hay que poner todo sobre la mesa”, se explayó.

Además, el profesional aseveró: “No me arrepiento de ninguna decisión que haya tomado. Las decisiones se toman en el momento en el que se generan las necesidades y las circunstancias analizadas”.

El comunicado 

Por otra parte, se refirió al comunicado emitido en la noche del martes, que sólo llevaba su firma, y en el que el Municipio salió a aclarar que los funcionarios inmunizados están vinculados a la salud. Enfatizó que el escrito fue redactado con la intención de frenar la proliferación de noticias vinculadas al tema para “ordenar cronológicamente los hechos desde que empezó la vacunación”.

Asimismo, aludió a los inconvenientes con el sistema de turnos online y con el esquema que inicialmente implementó la Provincia, que obligó a utilizar otras metodologías para resolver la campaña. Puntualmente, hizo hincapié en el sistema de demanda espontánea que se implementó durante un tiempo para agilizar el diagrama.

“Usamos un sistema mixto en algún momento, en el cual recibíamos personas asignadas por la página web y otras que estaban anotadas y no habían sido convocadas, incluso de área críticas. Con el sistema de demanda espontánea se buscó respetar el criterio del Ministerio de Salud para que las personas de áreas críticas se vacunaran primero”, desglosó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

  • Mi pregunta es si en ese momento se pensaba que la vacuna duraba media hora nada más ¿no hubiese sido más fácil llamar a por lo menos 10 trabajadores del Hospital y tenerlos a la espera del descongelamiento de la vacuna? jusssto pasaba por ahí esta Sra. la verdad resulta raro. Un bien escaso hay que administrarlo de la mejor manera

  • Sr.Diaz Cisneros : es sencillo, no pasa por si el intendente le aceptó la renuncia. Ud.tiene la obligacion moral de presentar la renuncia en forma indeclinable, y si no se la aceptan se tiene que ir igual.
    Ud.me sacó la vacuna que me corresponde, porque estima que siendo un funcionario tiene vía libre para hacerlo, hoy a los iparraguirre los califique con : Verguenza 0 – Moral 0 , calificación que incluyo a Ud. y a todos los funcionarios VIP.

  • Es simple: si un funcionario nacional renunció por la misma razón, y se armaron cacerolazos y bolsas negras, si en Tandil se manifestaron del mismo modo aún cuando ya había renunciado el ministro por el vacunatorio vip nacional; cuando pasa lo mismo en la ciudad, las medidas deben ser iguales. ¿O caceroleamos por unos y nos hacemos los otarios por otros? Entonces no nos interesa la corrupción si ignoramos esto. DEBE RENUNCIAR.

Deja un comentario