fbpx Dos jóvenes limpiaron las cavas de Cerro Leones para concientizar sobre la contaminación del medioambiente – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Dos jóvenes limpiaron las cavas de Cerro Leones para concientizar sobre la contaminación del medioambiente

José Peralta, de 20 años, y Juan Martínez, de 18, recolectaron con un kayak y un bolsón alrededor de 70 kilogramos de basura de las cavas de Cerro Leones. En diálogo con este medio informaron que el objetivo era, y sigue siendo, limpiar el Lago del Fuerte y crear conciencia en la población de los daños que puede ocasionar la contaminación en el medioambiente.

José Peralta, principal impulsor de la iniciativa

Rody Becchi

La contaminación del medioambiente es un tema que ocupa y preocupa a muchas personas que claman por un cambio de hábito en la sociedad. Sin embargo, son muy pocos los que toman cartas en el asunto y deciden llevar adelante, por cuenta propia, algunas medidas.

Tal fue el caso de dos jóvenes tandilenses que, luego de ver un documental, replicaron el accionar del investigador francés Jacques-Yves Cousteau y limpiaron las Cavas de Cerro Leones para evitar mayores consecuencias en la flora y la fauna de la zona.

José Peralta, de tan solo 20 años, fue el ideador y principal impulsor de esta iniciativa. En diálogo con El Eco de Tandil contó que el proyecto surgió porque con sus amigos siempre iban a nadar a aquel lugar y un día, al mirar a los costados, notó que estaba lleno de basura, “lo cual me pareció inaceptable porque me daba pena por la flora y la fauna del lugar”.

A raíz de ello, se contactó con Juan Martínez, de 18 años, y capitalizaron la idea. “Íbamos a ir con unos amigos, éramos como diez o veinte, pero finalmente se fueron a Bariloche y quedé solo. Entonces le escribí a Juan y me dijo: ‘Dale, vamos’”, contó

Con la única ayuda de su padre, quien los acompañó la segunda jornada para llevarles el kayak, los jóvenes limpiaron el lugar en tan solo dos días. En el primero de ellos nadaron alrededor de 140 metros y colocaron un bolsón, el cual ataron a la cima del acantilado para que quedara sostenido y lo llenaron con todos los residuos que juntaban.

Ya para el segundo día de acción, y al no haber podido retirar el contenedor en la primera etapa por su peso, concurrieron con un kayak y una balsa para usarla de remolque. “El primer día quisimos sacar el bolsón del agua pero cuando empezamos a tirar de la soga nos dimos cuenta que era muy pesado y, al hacer fricción con la roca, se empezó a deshilachar. Entonces dijimos: ‘No, busquemos otra solución porque se va a caer y todo el trabajo que hicimos va a ser en vano’”, señaló Peralta.

Compartió el video de las acciones que efectuaron a través de sus redes sociales y la respuesta lo sorprendió, puesto que fueron muchas las personas que lo vieron y lo compartieron: “El video tuvo más repercusiones de las que creíamos. Yo esperaba que tuviera algunas visitas y que lo vieran algunas personas. Pero me sorprendió la cantidad de gente que lo compartió, lo cual es muy bueno porque la idea era esa, que la gente comenzara a tomar consciencia para cuidar el medioambiente”. Detalló que en Instagram las imágenes tuvieron entre cuatro mil y cinco mil reproducciones.

Limpiar el Dique, el objetivo

Comentó José que en una primera instancia su idea había sido ir al Dique, a la zona de la Isla del Lago donde se encuentra el Club Náutico del Fuerte: “Ahí hay una reserva natural en la que tenés de todo, hay nutrias, carpinchos y muchas variedades de pájaros. Pero también está lleno de mugre. Entonces originalmente quería empezar ahí con un pinche y bolsones. Pero finalmente no lo pude hacer”.

No obstante, tras los trabajos realizados en Cerro Leones, mucha gente se comunicó con él y le informaron que están en tratativas para firmar un convenio con el Municipio para limpiar la mayor parte del Dique, “lo cual está buenísimo”.

Si bien aún no se han fijado fechas ni se ha avanzado considerablemente en el tema, varias personas le reconocieron que quieren hacerlo partícipe del evento, hecho para el que se encuentra “motivado” luego de lo realizado en las cavas.

“Limpiar el Dique sería lo más groso. Porque es un lugar hermoso al que podés ir a tomar mate y pasarla bien, pero cuando mirás la mugre te parece asqueroso; es un vertedero”, clamó.

Si bien indicó que aún no tuvo contacto con ninguna autoridad del Municipio, desde la Dirección de Espacios Verdes Públicos, que es la que se encarga de realizar los trabajos de limpieza y mantenimiento, confirmaron que están en tratativas para limpiar el Lago del Fuerte de la misma manera que se trabajó el año pasado.

Igualmente, Luciano Jaureguiber, director del área, contó que diariamente realizan recorridas juntando lo acumulado, que por lo general se amontona sobre los márgenes. De cualquier manera, advirtió que ellos nunca accedieron a las cavas por el simple hecho de que son privadas y no tienen autorización para hacerlo.

Botellas de plástico, lo más encontrado

Evaluó Peralta que recolectaron entre 70 y 80 kilogramos de basura y que lo que más juntaron fueron botellas de plástico de gaseosas, aunque reveló que llegaron a encontrar hasta un caño de PVC y cables.

“También botellas de vidrio de fernet, vino y cerveza; muchos encendedores; la funda de plástico del atado de los cigarrillos; tapitas de gaseosa; bolsas; de todo”, manifestó. La totalidad de lo recolectado fue de la superficie del espejo de agua, ya que no lograron sumergirse porque no contaban con los medios para hacerlo.

“Cuando salimos había mucha gente pasando la tarde que se habrá quedado sorprendida porque había dos tipos con una kayak y con un bolsón atrás. Pero después sí, nos felicitaron por la acción y la voluntad de ir a limpiar todo”, señaló.

Su idea es replicarlo en otros lugares y que esto sirva de motivación para que los individuos tomen conciencia de que una acción inocente puede causar un gran daño.

Cavas, un lugar privado

Verano tras verano se renuevan los reclamos y las advertencias por la gente que ingresa a bañarse a las cavas privadas, desconociendo el grado de peligrosidad que conlleva hacerlo.

Desde la Secretaría Legal y Técnica informaron que cada diciembre le envían a la empresa propietaria una intimación para controlar que se cumplan todas las medidas necesarias, como la colocación de carteles, el movimiento de piedra y el alambrado.

“Tenemos que garantizar las medidas de prevención. El Municipio este año envió, como cada diciembre, una carta documento a la empresa para ver si cumple con el mandato. Y la respuesta fue que sí”, aseveró Karen Aguerregoyhen, directora de Asuntos Legales.

Asimismo, advirtió que ellos llevaron a cabo un control apersonándose en el lugar pero que, al ser un lote privado, no pueden ingresar, por lo que no pueden chequear el movimiento de piedra.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario