fbpx El caso cero de los contagios de Covid-19 en la cárcel de Azul provocó cruces con Tandil – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El caso cero de los contagios de Covid-19 en la cárcel de Azul provocó cruces con Tandil

“Se detectó que el caso cero de la cárcel es una persona que proviene de Tandil”, aseguró el jefe de Gabinete del gobierno de Hernán Bertellys. En principio, la investigación epidemiológica del Sistema Integrado de Salud local descartó este análisis. Hoy se contactarán con los expertos para aclarar el tema.

El Eco

Un funcionario del gobierno de Azul encendió la polémica. Ayer por la mañana, el jefe de Gabinete de secretarios de la administración de Hernán Bertellys, Alejandro Vieyra, apuntó a un trabajador esencial proveniente de Tandil al definir el “paciente cero” del foco de contagios que se registró en la Unidad Penal 7 de esa localidad.

En principio, al analizar el nexo epidemiológico, las autoridades sanitarias apuntarían al paciente de 43 años que se desempeña en la cárcel de la vecina localidad y que dio positivo el 6 de julio pasado.

Desde el Sistema Integrado de Salud Pública plantearon sus dudas ante el seguimiento realizado por los expertos y adelantaron que hoy volverán a comunicarse con el área a cargo para aclarar la situación.

En cuanto a la cadena de contagio del caso, que se confirmó la semana pasada junto a una mujer de 29 años que se desempeña en la Dirección de Bromatología, el Comité de Seguimiento concluyó que el único foco posible de infección sería Azul.

“No hemos tenido otros casos que se relacionaran con él y los contactos que se estudiaron dieron negativos”, excepto uno estrecho que se confirmó este domingo, por lo que no parecería tratarse del caso cero.

De todos modos, obtendrán hoy más precisiones para definir los aspectos relacionados al caso.

El caso cero

Según consignó el diario El Tiempo de Azul en  su versión digital, el jefe de Gabinete expresó, en declaraciones radiales, que “se ha detectado que el caso cero de la cárcel es de una persona que proviene de Tandil”.

“De epidemiología de salud me marcan que el ‘caso cero’ ingresó desde Tandil. Tienen el mapa epidemiológico trazado donde claramente dice que vino de Tandil la persona que infectó a todo este foco”, enfatizó el funcionario.

Luego, apuntó hacia las disposiciones sanitarias que implementó el Gobierno de Miguel Lunghi y arremetió: “Es contradictorio para nosotros que tengamos el foco por una persona que lo contrajo en Tandil y ellos le prohíben la entrada a un ciudadano de Azul, la verdad de que es extraño”, objetó Vieyra.

Actualmente, la vecina localidad transita por la Fase 4, según lo dispuso la Provincia en función del incremento en los casos positivos de Covid-19. El partido de Azul llegó a los 70 casos de coronavirus, entre los 58 que tiene Cacharí, que permanece en Fase 1, y los 12 que se registran en Azul.

En diálogo telefónico con El Eco de Tandil, el funcionario azuleño ratificó sus dichos, avalados por el equipo de profesionales de salud a cargo de analizar y monitorear la situación epidemiológica de esa ciudad, e insistió con la queja sobre las restricciones para ingresar a la ciudad.

“Fueron dos azuleños al médico y no los dejaron entrar. No sé qué autoridad sanitaria pueden tener para no dejar entrar a personas que van al médico. Cada uno tomará la determinación que crea en este momento”, deslizó.

“No hay fronteras”

Y planteó que “el virus nos va a llegar a todos, vamos a tener que convivir mucho tiempo”, por lo que calificó de “lamentable” la negativa de ingreso que se sustenta en lo dispuesto por el Sistema Integrado de Salud Pública del Municipio.

En una nueva resolución estableció las ciudades consideradas como zona de brote epidémico activo, incluida Azul, por lo que las personas que provengan de esos distritos deberán cumplir con 14 días de aislamiento.

“No pueden negarle la entrada a alguien que vaya al médico, nosotros no lo haríamos jamás, eso es insólito”, enfatizó el funcionario.

Para finalizar, Vieyra expresó que “hay casos en Tapalqué, que tiene mucha vinculación con Azul, y tienen una sala de terapia intensiva con pocas camas, y si tienen algún inconveniente le abriremos las puertas”.

“Acá no hay fronteras, es nuestra forma de pensar. Ayudarnos y estar unidos. Jamás le prohibiríamos la entrada a alguien que venga por un turno médico a la ciudad”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario