fbpx El Hospital de Niños recibió una importante donación de equipamientos para sus quirófanos – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Hospital de Niños recibió una importante donación de equipamientos para sus quirófanos

Con una inversión de 4 millones de pesos realizada con el aporte del Ministerio de Salud y Desarrollo Social nacional, la Fundación Todos a Jugar y la Fundación del Hospital de Niños Dr. Debilio Blanco Villegas, se adquirieron diferentes aparatos de mediana y alta complejidad para equipar los quirófanos del centro pediátrico -próximos a funcionar- y mejorar la calidad de atención del Sistema de Salud Pública.

Marta Brea, Matías Tringler, Gastón Morando, Lucas Shedden, Marcelo Abba, Miguel Lunghi y miembros de la Fundación del Hospital de Niños presentaron la nueva aparatología.

El Eco

El Hospital de Niños Dr. Debilio Blanco Villegas recibió ayer diversa aparatología de mediana y alta complejidad para incorporar al servicio de quirófano, gracias al esfuerzo y las gestiones de la Fundación del Hospital de Niños, la Fundación Todos a Jugar encabezada por el extenista Mariano Zabaleta -padrino de la fundación del hospital- y al aporte del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación.

La presentación se realizó en el SUM del nosocomio infantil y contó con la presencia de la directora de la institución, Marta Brea; el presidente del Sistema Integrado de Salud Pública, Gastón Morando; el vicepresidente, Matías Tringler; el jefe comunal, Miguel Lunghi; el secretario de la Fundación Todos a Jugar, Lucas Shedden; el presidente de la Fundación del Hospital de Niños, Marcelo Abba y miembros de la comisión.

Con una inversión de 4 millones de pesos, fue posible adquirir varios elementos y el más importante es la mesa de anestesia que permite manejar volúmenes de anestésicos muy pequeños para sedar bebés desde recién nacidos. La directora del centro pediátrico, Marta Brea, al hablar con El Eco deTandil, precisó que la gran contra que tenían con las mesas tradicionales era que los volúmenes que se pasaban de las medicaciones se calculaban sin exactitud y siempre existía un riesgo, pero la mesa comprada revierte esta complicación y posibilita que se hagan mediciones exactas.

“Estamos a la espera de recibir la mesa de quirófano y el sistema de trasferencias, que es una especie de puerta para entrar que es diferente. Y también se compró instrumental para cirugía laparoscópica pediátrica, sistema de alto flujo para oxígeno, monitor multiparamétrico, que marca las variables vitales del paciente que está conectado y se usa muchísimo. Tiene que llegar, además, material de cirugía convencional que fue pedido para que cuando se abran los quirófanos esté toda la aparatología necesaria”, explicó la médica.

La compra se pudo hacer efectiva a partir de un subsidio de $ 3.732.702 del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y el aporte de $ 349.952,76 de la Fundación del Hospital de Niños y consistió en: una mesa de cirugía fluoroscópica eléctrica, una lámpara scialítica doble satélite, una mesa de anestesia de alta gama y monitor de signos vitales, un set de instrumental de mano para cirugía laparoscópica, un set de instrumental de mano para cirugía pediátrica, un broncoscopio pediátrico, un sistema de alto flujo c/5 cánulas, dos oxímetros de pulso de mesa con módulo de PNI y de temperatura timpánica, dos oxímetros de pulso de mano a batería con sensor en “Y”, dos respiradores microprocesados, adulto, neonatal y pediátrico, dos calentadores humidificadores y un sistema de transferencia para ingreso a quirófano con panel frontal de abrir.

“Cuando se inauguró el hospital dijimos que iba a estar terminado en 10 años”

El intendente Miguel Lunghi destacó la importancia de poder contar con estas herramientas que permitirán “levantar la bandera de la independencia al Hospital de Niños”, para no tener que canalizar más este tipo de necesidades a través del Hospital Santamarina.

“Esto resiste un archivo, porque cuando se inauguró el hospital dijimos que iba a estar terminado en 10 años”, señaló el Intendente.  “Cuando abrimos el hospital sabíamos que nos llevaría unos diez años equiparlo de buena manera, hace poco tiempo celebramos el décimo aniversario y hoy estamos dando un paso muy importante para la apertura de los quirófanos, que ya cuentan con el equipamiento. Ahora deberemos comenzar a trabajar en la cuestión de los recursos humanos”, agregó.

Por su parte, el presidente de la fundación que apadrina al hospital, Marcelo Abba, expresó su alegría por el objetivo logrado e hizo hincapié en que no fue sencillo para ellos el camino hasta aquí porque tuvieron que poner fondos de sus arcas para cubrir la diferencia de dinero que se originó a partir de la devaluación. Es preciso destacar que todos los productos son importados y su valor se paga en dólares, por lo tanto la corrida cambiaria incrementó el precio a abonar.

“Esta iniciativa  tuvo su origen en la última cena, cuando se acercó gente de Desarrollo Social de la Nación por el subsidio que dio origen a este equipamiento. Pudimos comprar los mejores equipos para obtener mayores beneficios y damos cumplimiento al objetivo de que los quirófanos del hospital tengan los aparatos necesarios para empezar funcionar. Después irán surgiendo más demandas, pero es importante mostrarle a la comunidad dónde están los fondos con los que los ciudadanos colaboran y siempre están dispuestos”, sostuvo Abba.

Otro de los involucrados en este positivo aporte es Lucas Shedden, secretario de la Fundación Todos a Jugar, quien expuso que desde la entidad trabajan desde los inicios del hospital para ayudar a conseguir diferentes insumos. “La primera vez fue pintura, ventilación del SUM, ha habido diferentes peticiones y a través del evento Tenis por Tandil fuimos gestionándolas entre empresas privadas y el ministerio que maneja  Carolina Stanley fondos para conseguir elementos. El año pasado fue el equipamiento de terapia intensiva y con la idea de crecer, este año surgió lo del quirófano

Shedden resaltó que Carlos Pedrini, subsecretario de la cartera social, vivió en Tandil y tiene una gran afinidad con la ciudad, lo que posibilitó que se consiguiera rápidamente el subsidio para adquirir los aparatos.  “La inversión es muy importante. La cama de anestesia es muy cara, cuesta cerca 1.800.000 pesos. Nosotros de medicina no sabemos nada pero escuchamos y tratamos de gestionar para conseguir lo necesario y generar recursos para la niñez”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario