fbpx El Hospital de Niños y sus transformaciones claves para favorecer al sistema sanitario ante la segunda ola – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Hospital de Niños y sus transformaciones claves para favorecer al sistema sanitario ante la segunda ola

El cambio de planta del sector de maternidad, la extensión de edad de los pacientes a atender y la disposición de su terapia intensiva para personas adultas han logrado flexibilizar la capacidad del SISP. La directora del nosocomio infantil contó que no hay internados Covid menores de edad, pero están atentos por si sucede para modular de forma organizada.

El Eco

En articulación con los otros componentes del Sistema Integrado de Salud Pública (SISP) desde hace un tiempo determinaron ampliar la edad de pacientes de la sala de internación del Hospital de Niños Debilio Blanco Villegas, por lo cual reciben personas de hasta 18 años. Asimismo en la guardia atienden a chicos desde el primer mes hasta esa edad, cuando anteriormente el límite eran los 15 años.

A su vez se concretó el traslado de la Maternidad, que estaba en el Hospital Ramón Santamarina, al nosocomio infantil con la intención de liberar camas y tener más lugares con paneles de oxígeno.

Manuela Beazley, directora médica del Hospital de Niños, explicó que actualmente en la terapia intensiva tienen internado a un adulto. Detalló que ese sector es chico, ya que consta de cuatro unidades para los casos extremos y en este momento solo cuentan con dos, una de las cuáles está siendo utilizada.

Desde que se dispuso la ampliación, contó que han tenido distintas personas internadas y actualmente hay un joven de 22 años, que está desde la semana pasada, pero no tiene patología Covid.

“Estamos en todos los niveles tratando de colaborar con la franja etaria de pacientes que no atendíamos”, sostuvo al conversar con el programa radial “Cosas que Pasan” de Tandil FM (104.1).

En alerta para articular efectivamente

Desde la cuestión médica analizó que cuando sube la cantidad de contagios en la ciudad, pasa lo mismo en todas las edades, por lo tanto en esta segunda ola también aumentaron los casos de coronavirus en pediatría. Si bien admitió que se está viendo que hay pacientes un poco más jóvenes que deben de internarse, no son los menores de 18 años, de hecho no tienen ninguno.

“Estamos viendo que en Capital se han internado pacientes pediátricos con Covid, por eso por supuesto que estamos alerta y sabiendo que si esa fuera la situación lo más importante es articular de forma organizada y efectiva”, planteó.

En este sentido, señaló que ante un posible cambio de panorama, desde el SISP trabajarán como hasta el momento para tratar de dar respuesta.

Beazley recordó que el criterio epidemiológico vigente indica que los ciudadanos que revisten signos como la pérdida de gusto u olfato son automáticamente diagnosticados como positivos sin necesidad de realizarse el hisopado.

Ante la presencia de cualquiera de los demás síntomas que se correlacionan con el coronavirus, como dolores de garanta, cabeza, fiebre, entre otros, el procedimiento es otorgarle un turno para realizarse el testeo y descartar o confirmar la presencia del virus, y consecuentemente ofrecer un tratamiento acorde a lo que presente.

Una transición con calma

Con la maternidad fuera del piso habitual en el Hospital de Niños, la directora médica de dicho nosocomio insistió con que el éxito operativo depende de la comunicación y de lograr acuerdos “los más claros posibles” para distribuir las funciones. “Siempre intentando lo mismo, que la gente no se amontone, respetar los espacios y ante todo brindar seguridad al paciente”, asentó.

Tal como detalló, se cedió puntualmente un sector como para que los pacientes pediátricos estén en un área y las adultas con sus bebés, o aquellas que tienen causas ginecológicas, en otra.

Por ahora, dijo, eso se está logrando perfectamente, aunque admitió que siempre hay detalles para seguir trabajando, porque van surgiendo nuevos asuntos en el andar y para eso se continuará haciendo foco en la organización de las funciones. “Es una transición con bastante trabajo, pero con calma, a la que pudimos adaptarnos”, calificó.

Por otro lado, con respecto a los recursos humanos e insumos, Manuela Beazley hizo énfasis en que en este momento la gran mayoría del personal de salud está vacunado, salvo contadas excepciones que por causas particulares o decisiones personales no lo hicieron.

Contó que tienen un Comité de Gestión de Riesgo donde siempre se analiza cada caso para profundizar los cuidados y evaluar, en casos de contagios, quién pudo haber sido contacto y resolver qué hacer.

“En esta segunda ola hemos tenido casos positivos dentro del personal de salud, pero no hay escasez, estamos bien”, aclaró.

En tanto que al referirse a los insumos, planteó que desde el año pasado vienen gestionando la forma de usarlos racionalmente para que no falten ni se utilicen de más. Si bien es un problema que existe, la intención es que lo puedan abordar correctamente.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario