fbpx El Municipio abrió un procedimiento para determinar responsabilidades por las fumigaciones en Gardey – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Municipio abrió un procedimiento para determinar responsabilidades por las fumigaciones en Gardey

Luego de que los vecinos denunciaran la aplicación de glifosato en el perímetro de la pileta municipal, autoridades comunales inspeccionaron el lugar y corroboraron que hay evidencia para presumir que se usaron herbicidas. “Parecería que necesitamos golpearnos para aprender. No va a haber más glifosato en Gardey”, afirmó el director de Asuntos Agropecuarios.

El veneno se aplicó en un espacio frecuentado por niños, que quedan potencialmente expuestos al daño.

El Eco

El martes por la mañana, el Municipio -a través de la Dirección  de Medioambiente y la Dirección de Asuntos Agropecuarios- tomó intervención de oficio y desarrolló una inspección en la localidad de Gardey, luego de conocida la denuncia de vecinos sobre la supuesta utilización de herbicidas en los alrededores de la pileta ubicada en la plaza principal de la localidad. La denuncia fue radicada por Javier Cobrana ante la Defensoría del Pueblo de Tandil, dependencia que inmediatamente tomó cartas en el asunto.

A partir del relevamiento concretado en el lugar, las autoridades comunales informaron que “se encontraron indicios que hacen presumir la posible utilización de herbicida en el sitio”, por lo que se dispuso de inmediato el inicio de un procedimiento administrativo que llevará adelante la Secretaría Legal y Técnica de la comuna. Este procedimiento tiene como objetivo determinar las responsabilidades correspondientes por el suceso y establecer las acciones a tomar. Una vez que  el informe o las actas que se hayan labrado en relación al tema lleguen al área legal, deberán evaluar si corresponde hacer un sumario, un presumario o un procedimiento disciplinario abreviado según las constancias y lo que diga el informe en cuestión.

“No va a haber más glifosato en Gardey”

En comunicación telefónica con El Eco de Tandil, el titular de la Dirección de Asuntos Agropecuarios, Ignacio Diribarne, relató que se acercó a Gardey junto a su par de Medioambiente, Héctor Creparula, para observar las condiciones del lugar.

“Existió una denuncia formal, que es lo que siempre pedimos a los vecinos. Visitamos la pileta y al mirar hay signos evidentes de que pudo haber una aplicación de herbicidas, entonces se decidió la apertura de un procedimiento”, sintetizó el funcionario, quien agregó que a partir de ahora deberán determinarse las responsabilidades internas a través de la investigación administrativa.

Además, Diribarne expuso que casi la totalidad de los agroquímicos se inactivan con el cloro, elemento que está presente en el agua de la pileta, y aclaró que el riesgo para quienes interactúan ahí en este momento “está reducido  a la mínima expresión”.

“Parecería que necesitamos golpearnos para aprender. No va a haber más glifosato en Gardey”, afirmó, categórico.

Los reclamos anteriores 

La problemática de las fumigaciones ilegales en el pueblo es de larga data. El procedimiento administrativo iniciado se circunscribe a la última denuncia por lo sucedido en la pileta, y no contempla la denuncia anterior (con fecha del 19 de noviembre) sobre uso de herbicidas en la senda aeróbica, instancia por la que la Defensoría también pidió informes a la Jefatura de Gabinete.

En una reunión celebrada en julio pasado, el delegado de Gardey,  Edgardo Zubigaray, se había comprometido ante autoridades y vecinos a no permitir más aplicaciones de herbicidas en el trazado urbano. Este encuentro sobrevino luego de las reiteradas quejas de los ciudadanos acerca de las aplicaciones de agrotóxicos sobre terrenos pertenecientes al ejido urbano –contrario a lo que dispone la ordenanza vigente-, y el uso de estos pesticidas usados para desmalezar en espacios públicos como plazas, jardines y escuelas por parte del Estado municipal.

Por otra parte, en ese momento también se solicitaron respuestas en cuanto al tratamiento, circulación, estacionamiento y acopio de insumos agrotóxicos y equipos fumigadores (mosquitos). Además, se pidió que las autoridades competentes se encarguen de efectuar un relevamiento sanitario de la población.

Veneno en la piel 

Según el denunciante, se constató que ese usó glifosato concentrado. “No es el glifosato común al 48 por ciento, es más concentrado, viene en bidones color verde oscuro, es más fuerte, controla más malezas”, sostuvo.

Los vecinos autoconvocados bajo el lema  “Paren de fumigarnos”, quienes impulsado una serie de reclamos en torno al uso de agroquímicos en la localidad, expresaron en las redes sociales su postura a raíz de este episodio.

“Lamentamos informar a la comunidad de Gardey este procedimiento tan poco amigable con la Salud Pública. La pileta municipal fue fumigada con herbicida todo su perímetro. Esto es gravísimo”, manifestaron. Desde la agrupación se mostraron especialmente preocupados porque se supone que personal de la Delegación fue quien aplicó la sustancia.

En el texto, señalaron que el veneno se reabsorbe por la piel y que contamina no sólo por contacto, sino también por evaporación. “El veneno hasta que muestra su acción (pasto quemado) es invisible durante 3 o 4 días aproximadamente, o sea que es posible que una vez aplicado durante este periodo los visitantes de la pileta se estuvieran contaminando al pisarlo. Los síntomas de contaminación muchas veces no son instantáneos y muestran su daño a largo plazo”, detallaron.

“Esta gravísima acción fue denunciada ante la Defensoría del Pueblo y deseamos que la Justicia llegue a los responsables”, finalizaron.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

  • El Director de Asuntos Agropecuarios de Tandil, Ignacio Diribarne, afirma que:

    “…casi la totalidad de los agroquímicos se inactivan con el cloro, elemento que está presente en el agua de la pileta, y aclaró que el riesgo para quienes interactúan ahí en este momento “está reducido a la mínima expresión”;

    Lo que es una afirmación temeraria, en el sentido de que su afirmación no tiene fundamento y de que puede exponer a peligros de manera imprudente.
    Diribarne es Ing Agrónomo, debería estar matriculado en el colegio respectivo, es funcionario municipal con el cargo más importante en asuntos agropecuarios. Mínimamente debería citar la referencia que avale sus afirmaciones.
    Debe ser también más preciso. Agroquímicos, así como está expresado en la nota, se refiere tanto a fertilizantes como a plaguicidas. Y de lo que se trata es de un herbicida, muy probablemente glifosato. Debería referirse específicamente si el producto aplicado se inactiva con el cloro.
    Por mi parte, no tengo información de que el cloro inactive a plaguicidas; tampoco la tienen diversos especialistas consultados. Más bien parecería ser que podría actuar en forma sinérgica.

    Como decía al comienzo, lo menos que se puede decir de los dichos del Ing. Agrónomo Ignacio Diribarne, Director de Asuntos Agropecuarios del Municipio de Tandil, es que son expresiones temerarias. Lo menos que debería hacer es citar las fuentes que respaldan sus afirmaciones

Deja un comentario