El Municipio evalúa la posibilidad de traspaso al sistema SUBE

El Eco

El pasado viernes, funcionarios locales acudieron a un encuentro con referentes del Ministerio de Transporte de Nación a fin de solicitar información certera respecto a la puesta en vigencia de la resolución que determinó la instalación los nuevos GPS de Nación Servicios en los sistemas electrónicos de venta de pasajes del transporte público urbano.

En efecto, la norma 128/2017 de la Secretaría de Transporte de Nación, dictaminó que los únicos módulos homologados (GPS) sean los de Nación Servicios y determinó que todos los servicios de transporte público de pasajeros del país deben contar con la adaptación al sistema de trasferencia de datos antes de enero de 2019.

Ayer por la mañana el secretario de Gobierno, Oscar Teruggi, confirmó que “más allá de interiorizarnos sobre la nueva normativa, acercamos al Ministerio algunas alternativas debido a que, en nuestra ciudad, tenemos la particularidad de contar con un sistema análogo que ofrece la empresa Eycon, y cuya relación contractual, vence en noviembre de 2019”.

Concretamente el funcionario local detalló que existen dos caminos a adoptar. El primero, otorga la posibilidad de mantener el sistema SUMO e instalar los GPS que homologa el ente nacional. “Aunque esta es una alternativa válida, dejaría a Tandil fuera de los beneficios sociales federales que brinda el SUBE más allá de funcionar como boleto electrónico”, subrayó Teruggi.

Actualmente, la tarifa social que ofrece el sistema SUBE, brinda descuentos del orden del 55 por ciento a un extenso grupo de usuarios entre los que se destacan jubilados y pensionados, excombatientes de Malvinas y personal doméstico. También quedan contemplados los beneficiarios de la AUH, asignación por embarazo, Plan Progresar, Argentina Trabaja, Ellas Hacen y los alcanzados por el monotributo social.

La segunda variable que evalúan junto a las autoridades ministeriales es la alternativa de “informar durante el transcurso de este año, la decisión del Municipio de pasarse definitivamente a SUBE en lo que respecta al transporte público y el Ministerio nos incluiría en una resolución, cuya implementación quedaría pautada para el último trimestre de 2019”, detalló el funcionario.

“Esta vía de excepción habilitaría la recepción de los beneficios sociales federales para los usuarios, Nación Servicio entregaría el servicio llave en mano, los dos sistemas convivirían entre 90 y 120 días y al Municipio le permitiría cumplir con las formalidades del contrato con la empresa Eycon”, argumentó Teruggi.

Por otra parte se explicó que si efectivamente se diera la coexistencia de ambos sistemas, quedaría habilitado el funcionamiento de SUMO para estacionamiento y bicicletas mientras que, la tarjeta SUBE operaría para el transporte público. “También podría ocurrir que, de lograrse el compromiso de intercambiar información técnica con el Ministerio, el sistema nacional pueda administrar las otras dos funciones que hoy aporta el SUMO”, añadió.

Ambas alternativas buscan como punto central, no interrumpir la relación contractual que el Municipio mantiene con la prestaría Eycon. En este sentido, Teruggi especificó que “lo que solicitamos concretamente ante las autoridades es que la implementación del SUBE en la ciudad, de no existir otra alternativa, no nos perjudique económicamente porque habría que interrumpir un contrato”.

El secretario de Gobierno destacó además que, más allá de la determinación que se tome, no se vería alterada la recepción de subsidios que el Gobierno nacional otorga a las empresas de transporte y que permiten en la estructura de costos solventar parte de los gastos, fundamentalmente, los insumos en materia de personal y combustible.

“Ambas alternativas se encuentran en estudio pero es importante subrayar que las dos variables permiten la llegada de subsidios a las empresas que sustentan el transporte público de pasajeros en la ciudad” señaló finalmente el funcionario.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario