El Municipio recalcó el trabajo de las áreas dedicadas a la cesación tabáquica en Tandil

En el marco del Día Mundial sin Tabaco, Josefina Cereseto, Matías Tringler y José García, recordaron las áreas que trabajan en la cesación tabáquica en la ciudad.

El Eco

En el marco del Día Mundial sin Tabaco, que se celebra mañana 31 de mayo por disposición de la Organización Mundial de Salud (OMS), el Municipio, a través del Sistema Integrado de Salud Pública, Ente Descentralizado, apuntó a seguir trabajando en distintas acciones tendientes a informar y concientizar a la población sobre los riesgos que acarrea el tabaquismo para la salud humana.

Este año, las actividades que se llevarán adelante se centran en las repercusiones del consumo de tabaco en la salud cardiovascular de las personas en todo el mundo. El consumo de tabaco es un factor de riesgo importante de cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular y vasculopatía periférica.

A pesar de que se conocen bien los daños para la salud cardíaca que provoca el tabaco y de la disponibilidad de soluciones para reducir la morbimortalidad que ocasiona, amplios sectores de la población desconocen que es una de las principales causas de las enfermedades cardiovasculares.

El vicepresidente del Sistema Integrado de Salud Pública, Ente Descentralizado, Matías Tringler; el director del Centro Provincial de Atención de las Adicciones –CPA- José García; y Josefina Cereseto, del Servicio de Neumotisiología de Tandil –exdispensario-, brindaron detalles del trabajo que se viene desarrollando para combatir el tabaquismo en la ciudad.

En primer lugar, Tringler detalló que este año la campaña que propone la OMS “está enfocada a los daños del tabaco en el corazón, que tal vez uno lo asocia mucho a los problemas respiratorios y se olvida que afecta también al aparato cardiovascular”.

Por lo tanto, consideró importante recordar cuáles son las áreas municipales y provinciales que trabajan concretamente en la cesación tabáquica.

En ese sentido, desde el Servicio de Neumotisiología de Tandil, Cereseto contó que hace más de diez años que vienen trabajando en el programa de cesación tabáquica e invitó a todos los que quieran dejar de fumar a que se acerquen a las instalaciones de avenida España y Alberdi.

Precisó que el tratamiento “tiene una duración de entre cuatro y seis meses aproximadamente. Van una vez a la semana a la terapia grupal y también tienen un espacio con la doctora. En el grupo de pre-alta trabajamos con una psicóloga y una nutricionista. Además, contamos con un espacio de rehabilitación para que las personas que no hayan iniciado una actividad física por su discapacidad o problemática de tabaco puedan hacerlo”.

En su mayoría, indicó que acuden personas de entre 40 y 50 años, a quienes no solo se les brinda una atención integral con profesionales de diferentes disciplinas, sino también se les entrega la medicación de manera gratuita.
“Trabajamos con grupos terapéuticos para poder abordar la problemática y estamos dispuestos a recibir a nuevas personas que quieran iniciarse en la cesación tabáquica”, convocó Cereseto.

El trabajo
del CPA

Por su parte, García detalló que en el CPA también cuentan desde hace años con dos consultorios dedicados a la cesación tabáquica, pero aclaró que en realidad se dedican sobre todo a lo que es la prevención. “Nuestro trabajo es ir a las escuelas y a distintos lugares hablando acerca de los efectos nocivos del tabaco, sobre todo, en los nenes, cuestión que ya estamos trabajándola en los establecimientos del nivel primario”, contó.

“Lo que vemos es que al igual que otras adicciones, como el alcohol y la marihuana, los hábitos comienzan antes. Particularmente el tabaco es un tema a tratar rápido porque ocurre dentro de las mismas casas como un uso y costumbre habitual. Entonces, trabajar con los chicos sobre esta problemática es importante, más allá del lema de este año que tiene que ver con la cardiopatía. Con más razón, la prevención es algo que nos ocupa desde el CPA”, recalcó García.

Programa
Proteger

Finalmente, el vicepresidente del Sistema Integrado de Salud Pública aseguró que desde el Municipio siguen trabajando con el programa nacional Proteger, que tiene su eje en las Enfermedades Crónicas No Trasmisibles (ECNT) y centra sus líneas de acción en la promoción de la salud con intervenciones en la población, en la reorientación de los servicios y un modelo de cuidado y vigilancia de las ECNT y sus factores de riesgo.

Entre las acciones previstas en ese marco, entonces, deslizó que en lo referido al tabaquismo posiblemente repliquen la campaña que llevaron adelante el año pasado en la que se entregaron manzanas por cigarrillos en distintos espacios públicos de la ciudad.

“También hay cuestiones puntuales que tuvieron que ver con la ordenanza antitabaco en los comercios y cómo tienen que estar reglamentados los espacios libres de humo. Puntualmente en el Hospital Ramón Santamarina, estamos haciendo todos los esfuerzos para que desde la reja del complejo para adentro esté prohibido fumar y eso lleva un trabajo importante”, reconoció.

“Y también –señaló- todo Centro de Salud Comunitaria tiene un equipo que realiza su trabajo de acuerdo a su comunidad. La idea siempre es apoyarlos en las diferentes acciones que llevan adelante, pero desde el punto de vista del marco institucional estamos avocados a cumplir con los requisitos del plan Proteger que fue como un ordenador en esta cuestión”.

Más conciencia

Finalmente, Tringler recalcó que “estamos mucho mejor que años atrás con respecto a la prevalencia del tabaco. Hay más conciencia. Cabe remarcar lo que ocurrió con los espacios libres de humo, que al principio parecía que la cuestión de prohibir no iba a generar conciencia y se está viendo que en los países donde esto está bien reglamentando hay menor tasa de inicio, sobre todo, más tardía. Así que esto viene a seguir sumando y a subirnos a esa idea de seguir trabajando en prevención sobre todo”.

Objetivos de la campaña del
Día Mundial sin Tabaco 2018

Este año, las metas planteadas por la OMS en el Día Mundial sin Tabaco son:

• Poner de relieve la relación entre el consumo de productos de tabaco y las cardiopatías y otras enfermedades cardiovasculares.
• Aumentar la concienciación de la población en general sobre las consecuencias para la salud cardiovascular del consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno.
• Proporcionar al público en general, los gobiernos y otros destinatarios la posibilidad de comprometerse a promover la salud cardíaca protegiendo a las personas del consumo de productos de tabaco.
• Animar a los países a reforzar la aplicación de las medidas Mpower de lucha contra el tabaco que figuran en el CMCT de la OMS, cuya eficacia está demostrada.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario