fbpx El Sindicato de Seguridad Privada denuncia un “atropello a los trabajadores” – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Sindicato de Seguridad Privada denuncia un “atropello a los trabajadores”

Ezequiel Cabrera, delegado regional del gremio Unión Personal de Seguridad República Argentina, denunció en diálogo con este medio que intervinieron la Obra Social del Personal de Seguridad Comercial, Industrial e Investigaciones Privadas, lo cual es un "atropello" a quienes están afiliados a ella.

El Eco

El delegado regional del gremio Unión Personal de Seguridad República Argentina, Ezequiel Cabrera, se comunicó con El Eco de Tandil para denunciar una situación irregular que están atravesando y recordó que años atrás ya habían sorteado un conflicto de la misma índole.

De acuerdo a lo expresado por el propio Cabrera, hace ya más de un mes el sindicato sufrió la intervención de la obra social de los trabajadores de seguridad privada.

“El gremio ya había sufrido una intervención en los sindical hace cuatro años y eso dejó graves consecuencias: un vaciamiento económico total y edificios, que son propiedad de la agremiación, rotos y usurpados. Principalmente en la sede central de Buenos Aires, y todo fue promovido por el ‘barrionuevismo’”, clamó.

En tanto, lamentó que “ahora nos toca vivir seguramente otra vez lo mismo”, y recordó que en julio del año pasado hubo un nuevo intento de intervención, pero la Justicia tomó cartas en el asunto y disipó el conflicto.

“Ángel Alberto García y Celeste Ferrara, junto a su equipo de abogados, recurrieron a la Justicia y repusieron a las autoridades. Pero ahora fueron más arriba: como no pudieron con la parte gremial, se metieron con la obra social”, denunció el delegado regional.

Cercioró que lo que está ocurriendo es un “atropello al trabajador”, y sostuvo que gracias a Ferrara, quien conducía la Obra Social del Personal de Seguridad Comercial, Industrial e Investigaciones Privadas, “estábamos saliendo a flote y nos estábamos manejando con presupuestos, reintegros y demás”.

Asimismo, destacó la buena predisposición de Ferrara exponiendo que cada vez que los afiliados tenían algún problema o necesitaban resolver una situación, ella les daba una respuesta o una solución.

“Y como peronista me duele que esta intervención haya sido firmada por el presidente Alberto Fernández luego que la misma obra social, al principio de la pandemia, colaborara con una suma muy importante de dinero para comprar respiradores y demás elementos”, señaló el delegado regional de la UPSRA y añadió: “Que en estos momentos difíciles que nos toca vivir como humanidad, luchando arduamente contra el Covid-19, nos intervengan en plena pandemia nuestra obra social, no me parece ético. Hoy en día la salud juega un papel sumamente importante en la cotidianidad”.

La salud de los trabajadores por delante

Enfatizó Cabrera que, a esta altura, ya no le interesa quién se ofenda con lo que expuso o si cuenta con el apoyo del resto de los gremios, sino que consideró como primordial la salud de los trabajadores a los cuales representa.

“En lugar de haber firmado para que se intervenga una obra social en este duro momento, creo que hubiese sido más necesario, y aún lo es, darle trabajo verdadero a la gente y tratar de profundizar más en el tema de las vacunas. Considero que el Gobierno viene manejando muy bien la pandemia, cosa que no creo que hubiese hecho Macri, pero que hayan firmado esta intervención me descolocó”, aseguró.

Contó que la intromisión en la obra social arrancó muy mal y cercioró que despidieron a varios compañeros que se habían contagiado de coronavirus, como así también se dejaron de pagar gastos de delegaciones, reintegros, presupuestos y “hasta se dieron el lujo de retener el sueldo de algunos trabajadores por más de 26 días, poniendo la plata en un plazo fijo”.

“La verdad es que es una caradurez lo que han hecho con esta intervención. Y ciertamente ya no entiendo a la Justicia de este país. Hace cuatro años vivimos algo similar, cuando se metieron en el gremio y robaron plata, destruyeron la sede central y malversaron fondos. Nosotros hicimos todo tipo de denuncias, pero como tienen un buen padrino en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la Justicia está planchada; no hace nada”, exclamó Cabrera.

Finalmente subrayó que lo que más lástima, bronca e impotencia le genera es el “atropello” que les toca vivir a los trabajadores, que son los que siempre se ven afectados en estos conflictos “mientras que el interventor de turno mira para otro lado o, mejor dicho, tiene la orden de observar otro horizonte”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario