fbpx El Tribunal hizo lugar parcialmente a la medida cautelar por las obras del Mumbat y se aguarda por resolver el tema de fondo – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Tribunal hizo lugar parcialmente a la medida cautelar por las obras del Mumbat y se aguarda por resolver el tema de fondo

Ayer en horas de la mañana se llevó adelante una audiencia en el Tribunal Criminal 1 para tratar el recurso de amparo presentado por la Defensoría del Pueblo mediante el cual se solicita que se restituyan las obras de arte que fueron trasladadas al Museo Lucy Mattos. Tras escuchar a las partes los jueces hicieron lugar parcialmente a la medida cautelar y queda resolver el amparo, como cuestión de fondo.

El Eco

“Devuelvan las obras”, decía una gran pancarta colgada en la pared del edificio judicial y varios carteles exponían más detalles sobre el reclamo que motorizaron un grupo de artistas de la ciudad, preocupados por las condiciones de seguridad con las que fueron trasladadas y permanecen las valiosas obras: “exigimos el retorno de las obras” y “la ordenanza 16.384 fue incumplida”.

Para la audiencia citada por el TOC 1, estuvieron presentes en representación del Ejecutivo el secretario de Legal y Técnica del Municipio Andrés Curcio, el subsecretario de Coordinación Juan Martín Pissani, el presidente del Concejo Deliberante Juan Pablo Frolik, la coordinadora del Museo de Bellas Artes de Tandil Indiana Gnochini,  y la defensora del pueblo adjunta Mercedes Argeri (la defensora titular no pudo estar presente por encontrarse de viaje).

Asimismo, un grupo de los artistas que motorizaron el reclamo pudieron presenciar el debate que tuvo lugar en la sala e inclusive el juez les dio lugar a exponer su punto de vista cerca del final de la audiencia.

Los jueces que estuvieron al frente de la audiencia fueron Agustín Echevarría y Guillermo Arecha.

Anticipándose al planteo por ventilarse, el Ejecutivo expuso a los jueces que solicitaron una ampliación de la póliza de los 42 mil dólares iniciales a 760 mil y aseguraron que las condiciones de seguridad de las obras en el Museo Lucy Mattos están garantizadas. La defensora por su parte,  expuso todas las irregularidades que hubo en el transporte y en la permanencia de las mismas y consideró que el patrimonio tandilense está en serio riesgo.

Restitución inmediata

En primer lugar, Mercedes Argeri expuso los argumentos que llevaron al inicio de la acción de amparo y solicitó la restitución inmediata de las 12 obras que se encuentran en el Museo Lucy Mattos en Beccar.

Sostuvo que es “manifiesta la arbitrariedad y la ilegalidad a la hora de violar el patrimonio cultural de los tandilenses”.

En primer lugar, planteó que “conocimos una póliza de 42 mil dólares cuando tenemos una tasación privada en el expediente y obras como la del autor Petorutti está valuada entre 400 y 500 mil dólares, mientras que El Gato Gris de Antonio Berni entre 140 y 150 mil dólares”.

Y agregó que con los valores “simbólicos” que hay en la póliza de seguro se está “descuidando completamente el patrimonio de la ciudad”.

Asimismo, las condiciones de seguridad del museo Lucy Mattos “no son las adecuadas, no cuentan con vigilancia nocturna, el monitoreo es como el de cualquier casa o comercio, estamos hablando de 12 obras con un valor cultural y patrimonial inmenso”.

“La seguridad es escueta, hemos recibido un informe de manera extraoficial por parte de la Municipalidad con las medidas de seguridad del Lucy Mattos, amén de eso nos pareció insuficiente por eso igualmente presentamos la acción de amparo”, sostuvo.

En tanto, cuestionó el traslado de las obras que se hizo “en cartón corrugado. A pesar de que sabemos que no hay un protocolo universal, hay estándares de sentido común para proteger las obras. Por ejemplo, al Secretaría de Cultura de Nación menciona que se necesita un vehículo cada 5 obras, estas 12 obras fueron trasladas en un solo vehículo”.

Además, señaló que “deben tener sensores de movimiento las cajas para que las obras no se golpeen y una persona del museo debe acompañar el traslado”.

Por otro lado, cuestionó que las obras salieron de Tandil el 12 de marzo sin cobertura, la cual entraba en vigencia el 15.

Acerca de la preservación y conservación de las obras afirmó que “no sabemos si hay un depósito, el museo está todo vidriado, no es blindado, hay un descuido total a la hora de la exposición, se puede ver a través de una imágenes que se acompañaron también que a las obras les pega el sol, sinceramente no hay una seguridad para la preservación”.

“No sabemos si los que descargaron las obras tenían conocimiento al hacerlo, porque tienen que ser personas idóneas”, recalcó.

Por último, explicó que en otra póliza del Municipio con la fundación Osde del año 2014, la obra de Berni estaba valuada en 200 mil dólares y hoy la póliza por esa misma obra la hicieron por15 mil dólares.

Ampliación de la póliza

A continuación, tomó la palabra Andrés Curcio quien se refirió en primer lugar a la ubicación de las obras en el Museo Lucy Mattos. “A diferencia de lo que hizo la defensora, la coordinadora del museo, que es reconocida su trayectoria, sí fue hasta el lugar, sí estuvo en el desembalaje, vio dónde se colocaron las obra y estamos en condiciones de asegurar que tienen black out las ventanas”.

En cuanto al seguro, consideró que es “comprensible” el planteo pero sostuvo que una obra puede tener una valuación en un momento y en otro, una diferente. “Tiene que ver mucho con la apreciación del momento y la finalidad con la que trabajan los museos. El especialista que contrataron desde la Defensoría mismo afirma que no hay protocolos para estas situaciones, con lo cual exigirle de un día para el otro al Municipio que cumpla un protocolo que no existe nos parece un tanto desacertado”, manifestó.

Asimismo, recalcó la importancia de que otros museos convoquen al Mumbat para que se den a conocer las obras de los artistas de la comunidad.

Informó que solicitaron una ampliación de la póliza a 760 mil dólares porque tomaron “la inquietud” de la Defensoría.

En tanto, remarcó que las obras llegaron en perfecto estado y que los recaudos que se tomaron son los mismos que se toman habitualmente. Y advirtió que si no se pueden exhibir las obras en otras ciudades los artistas no van a tener más interés en llevar sus producciones al Mumbat. Por tal razón, solicitó que la medida cautelar no sea concedida.

Insuficiente

Por su parte Mercedes Argeri aseguró que la ampliación del seguro les sigue pareciendo “insuficiente” para cubrir el valor de las obras y por eso consideró que debe realizarse una póliza acorde al valor real.

En ese sentido, sostuvo que la ampliación de la póliza que pretenden hacer sólo cubriría dos obras de las 12.

“Minuto a minuto esas obras están corriendo riesgo”, manifestó y enfatizó que el amparo debe prosperar porque se está afectando el patrimonio de todos los tandilenses.

A lo que Curcio respondió que “por más que aseguremos las obras en 100 mil millones de dólares no vamos a poder volver a comprarlas”, lo cual fue rebatido por el juez Guillermo Arecha quien afirmó que si bien las obras no se podrían recuperar ante un eventual siniestro, el museo podría incrementar sus bienes con el dinero recibido.

Posteriormente, los jueces le solicitaron a Frolik que explicara cómo se aprobó la ordenanza en el Concejo quien le detalló el proceso y resaltó que la aprobación fue por unanimidad.

Curcio consideró que si se suspende la exhibición y las obras retornan a Tandil será un perjuicio seguramente que el Museo Lucy Mattos reclamará al Municipio de Tandil.

Luego, los jueces le solicitaron a Indiana Gnochini que explicara el proceso por el cual se pidieron las obras a Tandil, quien brindó todos los detalles y remarcó que siguieron los pasos que realizaron siempre durante estos 14 años en los que se encuentra en ese cargo.

Una postura firme

Luego, los jueces preguntaron si sería posible con una conversación de por medio llegar a un acuerdo a lo cual Curcio dijo que sí pero la defensora se mantuvo firme en su postura y consideró “imposible” desistir del amparo.

Exigió en ese sentido que se suspenda la exhibición y  retornen las obras a Tandil con el seguro correspondiente.

Consultada Indiana Gnochini por el juez Agustín Echavarría si el Mumbat tiene seguro de las obras, respondió que no porque tienen 700 obras y hacer un seguro sería “inviable” para las posibilidades del Municipio. Pero enfatizó que las medidas de seguridad que tienen son muy buenas porque fueron mejorando con el correr de los años.

La resolución del Tribunal

Si bien desde Legales del Municipio durante la tarde se encargó de difundir a los medios que el TOC 1 había rechazado el amparo, la decisión judicial no fue tal, según la resolución a la que tuvo acceso este Diario. Los jueces resolvieron sobre la medida cautelar, quedando para más adelante la cuestión de fondo, que hace al amparo.

En primer lugar, Arecha y Echavarría señalaron que puede advertirse, con la prueba hasta aquí aportada, y con el grado de certeza que cabe exigir en esta instancia preliminar, “la existencia de verosimilitud en el derecho invocado por la actora, en cuanto al escaso valor del monto por el que fuera contratado el seguro en cuestión (alrededor de 42.000 U$S por el conjunto de obras). Tal circunstancia fue reconocida en la audiencia por el representante Legal del Municipio,  Andrés Curcio, quien informó que, a partir de las recomendaciones oportunamente efectuadas en tal sentido por la Defensoría del Pueblo, se encuentra en trámite con el Museo Lucy Matos una adecuación del monto de dicha póliza por la suma de 760.000 U$S”.

Atendiendo a esta misma circunstancia -esto es, el valor asegurado- los magistrados consideraron que “se encuentra debidamente justificado, además, el peligro en la demora; dado que las obras de arte ya se encuentran en exposición en el Museo Lucy Matos, sin la debida cobertura”.

El Tribunal entendió que la pretensión de restitución inmediata de las obras de arte a esta ciudad, “no puede ser resuelta como medida cautelar, con exigencia de cumplimiento inmediato, sin poner en riesgo, con ello, las obras de arte en cuestión, que serían trasladadas a esta ciudad con la misma póliza de seguro que se reputa insuficiente”.

En consecuencia, se hizo lugar parcialmente a la medida cautelar solicitada instando al Municipio de Tandil, como primera medida, a acreditar la adecuación del monto de la póliza de seguro al valor de los objetos asegurados conforme el compromiso asumido en la audiencia.

Se aclaró en la resolución que “todo lo aquí enunciado en el marco de la apariencia propia del pedido y resolución precautoria, lo cual no implica para este Tribunal, opinión definitiva sobre el fondo de la cuestión debatida”.

Ante ello, se resolvió hacer “parcialmente lugar a la medida cautelar solicitada; instar al Municipio de Tandil a acreditar en el plazo de 72 horas la adecuación del monto de la póliza de seguro ‘clavo a clavo’ contratada al valor de los objetos asegurados conforme el compromiso asumido en la audiencia y diferir el tratamiento de la restitución de las obras al momento de la resolución de la cuestión de fondo.

 

DIJO CRISTIAN SEGURA, UNO DE LOS ARTISTAS

“Son obras importantísimas para la historia

del arte no sólo para el patrimonio de Tandil”

 

Casi al finalizar la audiencia, el juez se dirigió a los artistas que se encontraban sentados en la sala con carteles que decían “la ordenanza 16.384 fue incumplida” y les preguntó el motivo por el cual se encontraban allí. Varios de ellos explicaron que son referentes culturales autoconvocados que tienen preocupación por el patrimonio cultural, que está en riesgo y que el Museo Lucy Mattos no es un museo, sino una galería privada.

Uno de los artistas, Cristian Segura, quien fue director del Museo de Bellas Artes durante la intendencia de Zanatelli, explicó que por su vasta trayectoria conoce mucho del tema y expuso con claridad que las obras “tienen un valor real en el mercado” y que la coordinadora “no puede desconocerlo”. “Considerando que es un gobierno que está hace 15 años con la misma directora al frente y que a su vez ella dirige una galería privada conoce los valores reales de las obras, por lo cual no puede poner en riesgo el patrimonio de todos nosotros con valores tan bajos”, argumentó.

“Los valores no varían. Todas las obras que viajaron son de artistas que están en la historia del arte argentino, no son obras que varían de un año a otro como hicieron referencia. Son obras importantísimas para la historia del arte, no sólo para el patrimonio de Tandil”, enfatizó.

Por tal motivo, consideró que “esos valores son insuficientes y están corriendo peligro. Nosotros notamos que se están violando la ordenanza porque tiene un artículo que dice que las obras antes de salir deben tener los informes que no estaban, un seguro que no estaba en el expediente, apareció porque nosotros lo pedimos”.

Y detalló que la obra de Petorutti está valuada en 500 mil dólares y al de Berni entre 180 y 200 mil dólares, por lo cual esas dos obras solamente “casi valen el seguro que está proponiendo el Municipio. Tienen una segunda oportunidad y están de nuevo poniendo en riesgo el patrimonio que es de todos nosotros y es el legado que le dejamos a las próximas generaciones”.

Al finalizar la audiencia, los jueces solicitaron que se les presente a la brevedad el comprobante de la ampliación de la póliza, a la vez que ser informados de la determinación del Concejo Deliberante, donde estaba previsto que se tratara el tema, aunque finalmente la mayoría oficialista votó por el no tratamiento de la temática sobre tablas.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario