fbpx En el día del Comercio Automotor, el sector busca recuperar el volumen de ventas de años anteriores – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

En el día del Comercio Automotor, el sector busca recuperar el volumen de ventas de años anteriores

Alberto Príncipe, presidente de la cámara que nuclea al sector, indicó que “este año vamos a mantenernos dentro de un promedio que irá del 23 al 25 por ciento menos ventas”. Anhela que se reactive la economía porque “cuanto mejor le vaya al resto de los sectores, mejor nos irá a nosotros”.

El Eco

Se celebra hoy el Día del Comercio Automotor, uno de los rubros más importantes del país y termómetro de la actividad económica. Al comprar un vehículo usado comienza a desarrollarse una extensa cadena que implica desde la documentación, a la venta de accesorios, insumos, repuestos y reparaciones en distintos talleres específicos, lo que genera la participación de muchas personas, generando distintos trabajos.

En la actualidad el sector sufre la caída en las ventas, principalmente porque el panorama no es el óptimo teniendo en cuenta la pandemia de coronavirus de la que el país no es la excepción y la difícil situación económica por la que se atraviesa.

El Eco de Tandil entabló diálogo con Alberto Príncipe, presidente de la Cámara de Comercio Automotor, cuya sede funciona en calle Soler al 3900 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para conocer detalles de cómo están trabajando y cuáles son las perspectivas para el futuro inmediato dentro del rubro automotor.

Príncipe comenzó la charla explicando que “en este tiempo todo depende de la zona donde una concesionaria está instalada y de los protocolos que se deban cumplir por el tema de Covid-19. En la Capital Federal y en el conurbano, la situación está complicada porque es donde más cierres se han producido, desde que comenzó la cuarentena, en todos nuestros locales. Además, en esta zona el traslado también está limitado”.

Agregó que “en el resto de la Provincia el trabajo se ha desarrollado un poco mejor. Hubo volúmenes de ventas sostenidos dentro de la disminución del porcentaje. La mayoría de ventas se dan en provincias donde los protocolos son más permisivos, por lo menos hasta ahora ya que los casos positivos se estaban incrementando y por ende, se limita la actividad”.

El presidente de la CCA definió que “estamos bien pero no con el 0 kilómetro donde las ventas de este año serán bajas, con alrededor de 280 a 300 mil unidades contra las 480 mil del año pasado y contra volúmenes más superiores en otros años”.

Remarcó que “estamos comprometidos pero la situación es grave para el sector. De todas formas, todos tenemos como idea central acompañar al Gobierno, prevaleciendo la vida y la salud y tratar de ser solidarios con la mayoría de la gente para evitar contagios”.

Porcentajes y ventas

Alberto Príncipe habló sobre el porcentaje que van obteniendo tomando como parámetro los mismos meses del año pasado. “Tenemos un 20 por ciento menos de lo producido durante 2019, donde hubo 1.700.000 ventas. Este año vamos a mantenernos dentro de un promedio que irá del 23 al 25 por ciento menos ventas”.

En este tiempo de pandemia y de crisis económica aquellas personas que han tenido o tienen ahorros en dólares se han volcado a adquirir vehículos usados. Al respecto, dijo que “realmente es así, el 0 kilómetro que está demandado se encuentra demorado y algunos productos cuentan con hasta cinco meses de demora para la entrega. Ante esa situación, la gente se inclina al usado”.

Añadió que “otro tema es la diferencia del dólar del mercado común contra el oficial, donde aquel que tiene dólares ahorrados y va a comprar un auto se encuentra con un precio apetecible. Los autos más demandados son los familiares, la gente que tiene preferencia en los 0 Km lo buscan también en el usado. Los vehículos que están más cercano al 0 Km, le decimos ‘autos jóvenes’, y llegan a valer en algunos casos hasta el mismo precio o más que un 0 Km debido a la demora en las entregas”.

Menos ofertas

En otro tramo de la entrevista, Príncipe expresó que “hay muchas menos ofertas e indudablemente el auto usado también tiene problemas de abastecimiento. El abastecedor natural son las concesionarias y como están limitadas en las entregas y en los porcentajes, ha disminuido mucho la venta, el proveedor habitual hoy prácticamente no existe, ya que aprovechan los pocos autos que les ingresan por permutas para venderlos ellos mismos”.

Panorama

“El panorama sigue dentro de la misma línea, excepto que surja alguna solución para el Covid-19 que es lo más importante” indicó el presidente de la Cámara de Comercio Automotor, quien además sostuvo que “las terminales y las fábricas deberán hacer algún trato con el Gobierno para llegar a un cierto volumen de ventas. El tema es que de la producción nacional, la mayoría de las terminales tienen entre el 70 y 80 por ciento de insumos importados. Y están limitados a la importación de insumos por la falta de dólares por parte del Gobierno”.

También comentó que “dentro de las medidas económicas del Gobierno que estamos esperando, habrá mucho apoyo a las pymes, a la industria y autopartistas nacionales, más que a la importación de insumos para tratar de subir esos porcentajes y nivelar la balanza entre exportación e importación”.

Especificó que “se está hablando de un convenio que, de acuerdo a un mayor porcentaje con insumos nacionales, permitan tener un porcentaje de importación del resto de los productos para armar y exportar. Es decir, aquellos productos que se exportan le van a dejar ingresar los insumos hasta que se pueda producir ese incremento en las autopartes nacionales”.

Lo que viene

Pensando en el 2021, manifestó que “creo que habrá cambios y tengo la esperanza que la economía paulatinamente irá creciendo y cambiando la situación actual, siempre que el tema de la pandemia cuente con una solución que abarque a todos los sectores. Todos estamos dependiendo de un tema que es inédito y con una carga en la economía no deseable y difícil de poner en marcha con el deterioro que existe. Una gran parte se solucionó con el canje de bonos, ahora hay que esperar si consigue una situación más estable prorrogando los pagos al Fondo Monetario”.

Refirió que “creo que esto irá de la mano con el negocio del auto en el resto del país. A medida que vayamos creciendo poco a poco, lo mismo sucederá con nuestro sector, ya que dependemos de la plata que la gente tenga a disposición. Si hay desocupación, no hay incremento de trabajo ni económicos, ni planes de financiación o algo que pueda reactivar el sector será muy difícil. Cuanto mejor le vaya al resto de los sectores, mejor nos irá a nosotros”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario