fbpx En la Feria de Artesanos se notó el arribo de turistas – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

En la Feria de Artesanos se notó el arribo de turistas

Ernesto “Tito” Jara, presidente de la Asociación de Manualistas y Artesanos de Tandil, reconoció en diálogo con este medio que sintieron el arribo de turistas, teniendo en cuenta que desde el 9 de julio estaban trabajando únicamente con clientes tandilenses. Asimismo, detalló que lo que más buscan los visitantes son productos con alguna inscripción que les recuerde su paso por la ciudad.

El Eco

Tras un año atípico en el cual solo se mantuvieron con la venta a clientes locales, desde la Feria de Artesanos del Centro destacaron que tanto los primeros días de diciembre, cuando se habilitó el turismo en la provincia de Buenos Aires, como los primeros de enero se notó una gran afluencia de público foráneo.

Por motivo de la pandemia del coronavirus, al igual que muchos otros rubros los manualistas debieron cerrar por algunos meses y recién pudieron retomar su actividad el 9 de julio. Al cabo de un par de meses, cuando los casos se dispararon en la ciudad, tuvieron que volver a ponerle un freno a la actividad pero solo por unas semanas. 

Desde fines de agosto se encuentran operativos y trabajando durante bastante tiempo únicamente con ciudadanos serranos: “Nosotros estamos muy agradecidos a los tandilenses, tenemos una clientela cautiva. A partir del 9 de julio que pudimos trabajar, fue la gente de Tandil la que nos estuvo sosteniendo. Entonces todos los artesanos de la Plaza estamos súper agradecidos con los vecinos”, sostuvo el presidente de la Asociación de Manualistas y Artesanos de Tandil, Ernesto “Tito” Jara, en comunicación con el programa Informadísimas, que se emite por Eco TV y Tandil FM 104.1.

Asimismo, manifestó que ya desde principios de diciembre se notó “otra dinámica de movimiento” gracias al arribo de visitantes de otras localidades y que lo mismo ocurrió la primera semana de enero, principalmente el primer fin de semana.

“Ya en la segunda semana empezó a bajar la cantidad de turistas. Igual siempre hay movimiento, y más lo notamos nosotros que venimos trabajando desde julio sin turismo”, destacó.

Pese a que el clima no fue el mejor para las actividades al aire libre ya que fue bastante cambiante y con algunas tormentas, aseguró Jara que ellos estuvieron presentes en sus puestos igual aunque “los días de lluvia fueron prácticamente días perdidos”, ya que los visitantes optaron por quedarse en las cabañas o los hoteles.

En cuanto al amplio número de personas que se acercan hasta la Plaza Independencia para conocer la Feria, consideró que puede deberse a que en los diferentes alojamientos hay falletería o mismo que los cabañeros los recomiendan. Además, la agenda cultural también los incluye, “o sea que hay información de que la feria está funcionando en la Plaza”.

Protocolos y preferencias

La Feria de Artesanos del Centro pudo volver a abrir a mitad del 2020 pero respetando estrictos protocolos, como sucedió con tantos otros rubros, ya que la pandemia aún persiste y los casos positivos continúan registrándose día tras día.

Entre las medidas sanitarias exigidas, destacó Jara que si bien tienen capacidad para 45 puestos, solo pueden trabajar al 50 por ciento. De todas maneras, reveló que ningún artesano tuvo que quedar afuera ya que muchos decidieron bajarse por su propia cuenta.

“Hay muchos que son mayores de edad o que están en situación de riesgo, entonces decidieron autoaislarse y quedarse en sus casas cuidándose”, indicó y recordó que en otros tiempos, cuando había más manualistas que puestos, compartían lugares.

En el lugar se pueden encontrar todo tipo de artesanías, bijouterie, productos de cuero, macramé, cuchillos y demás. No obstante, lo más buscado por los turistas son aquellos artículos que les recuerden la ciudad.

“La gente sigue pidiendo cosas que digan ’Un recuerdo de Tandil’, o algo por el estilo. Incluso muchas veces hay productos lisos, que no tienen ningún tipo de escritura, y los turistas nos piden a ver si se lo podemos incorporar”, refirió el presidente de la Asociación de Manualistas y Artesanos de Tandil.

Ayuda estatal y complicación para conseguir insumos

Aseveró que, afortunadamente, todos los feriantes están trabajando de manera pareja y, si bien el nivel de visitas no es superlativo, “podemos subsistir”.

Según expuso el propio Jara, cada vez que la Asociación se enteraba de algún tipo de ayuda por parte del Estado nacional o municipal, trataban de gestionarlo. “Y la verdad es que fuimos favorecidos con un subsidio”, reconoció.

Agregó que esa asistencia los ayudó para poder sostener la Feria durante las épocas más duras, “hasta que se pudo volver a trabajar de manera más normal”. 

Por otra parte, y similar a la situación que afrontan otros sectores, reveló “Tito” que como la mayoría de los insumos los traen en Buenos Aires, en muchas ocasiones se les está complicando conseguirlos.

“Con el tema de los protocolos que hay, se nos complica un poco. No es que vos pedís y a los dos o tres días ya lo tenés. Hay muchas idas y vueltas, confirmaciones y demás. No es como antes que lo conseguías rápido”, explicó y completó: “Igual, lo que se puede comprar acá en Tandil, se consigue más fácil. Pero cuando dependemos de Capital Federal o Mar del Plata, se hace difícil”.

Finalmente, destacó que la Feria está abierta de lunes a viernes desde las 17 hasta las 22 o 23, y los fines de semana desde las 10 de la mañana hasta las 22 u 23.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario