En las próximas semanas se abrirá la cuarta estación de la red de Puntos Limpios

El Eco

El Municipio, a través de la Dirección de Medioambiente,  avanza con los últimos trabajos de construcción de la nueva estación de la red de Puntos Limpios, que estará ubicada al norte de la Ruta 226 y que en las próximas semanas se abrirá formalmente.

Esta cuarta estación funcionará en un sector del predio del Club Hípico y forma parte del plan comunal para extender y consolidar la red de Puntos Limpios, que ya tiene otras dos estaciones en la ciudad (Centro y Oeste) y una en María Ignacia Vela.

Desde hace algunos años el Municipio gestiona el espacio que el Club Hípico posee en Cuba y Darragueira, en el que se desarrollan las actividades de las colonias de vacaciones y el Jardín Maternal Pérez Esquivel.

En una zona de ese amplio predio, se concreta la construcción del edificio que albergará  el servicio de recepción de desechos no orgánicos y que ingresarán en el proceso de reciclaje, a partir del trabajo conjunto con instituciones de la comunidad.

Héctor Creparula, responsable de la Dirección de Medioambiente, detalló que “más allá de algunos retrasos que tuvimos, principalmente por el clima, las obras avanzaron muy bien. Ya se colocó el alambrado perimetral, se construyó el galpón y estamos trabajando en los cerramientos y la instalación eléctrica. En cuanto se terminen esos trabajos, iniciaremos la colocación de la señalética y podremos abrir y comenzar a funcionar”.

“Si bien este punto limpio funcionará de la misma manera que los que están en la red, es decir abrirá en los mismos horarios y se recepcionarán los mismos materiales, incorporaremos algunas novedades en la zona donde el vecino deja los materiales, que están principalmente vinculadas con cuestiones informativas y pedagógicas. El trabajo de los puntos limpios viene creciendo y cada vez es más gente la que los utiliza. Estamos seguros de que con esta estación ocurrirá lo mismo, y muchos vecinos que viven en esta zona de la ciudad tendrán el servicio mucho más cerca de sus hogares”, agregó.

Un método innovador

Además Creparula resaltó que “las paredes se hicieron con bloques que se confeccionaron en la bloquera que tiene la Fundación Pachacamac. Hace un tiempo trabajamos en forma conjunta en la creación de unos bloques que contienen plástico de aparatos eléctricos y electrónicos, que han sido procesados en el centro de pretratamiento de aparatos eléctricos y electrónicos, que llevamos adelante junto al programa Rehto  de la Facultad de Ciencias Exactas de la Unicen y que funciona en el Punto Limpio Centro, en la calle Maipú”.

“Estos nuevos bloques se hicieron reemplazando diferentes porcentajes de polvo de piedra por plástico molido. Una vez confeccionadas las muestras fueron estudiadas por el Instituto de Física de Materiales Tandil (Ifimat), que pertenece a la Facultad de Ciencias Exactas. Aprobados los bloques tomamos decisión de construir el espacio del nuevo punto limpio, como una primera experiencia”, agregó.

 

Los Puntos Limpios

 

La red de Puntos Limpios recibe botellas de plástico, papel, vidrio, cartón, latas, envases tetra brik, rezagos informáticos, pilas, aceite vegetal usado, telgopor, plástico de embalaje y objetos voluminosos; como colchones o marcos de puertas, todo previamente clasificado.

Durante el año pasado, los tandilenses acercaron a las dos estaciones (Centro y Oeste) 446.050 kilos de residuos. De ese total 202.800 kilos fueron de papel, 123.660 de vidrio, 80.450 de plásticos y 32.000 de rezagos informáticos, siendo estos los tipos de residuos que más se reciben.

Estos espacios son impulsados por el Municipio como parte de las políticas públicas destinadas a consolidar un “Tandil verde y sostenible”, promoviendo el reciclaje, la separación de los residuos y cuidando el medioambiente, explicaron las autoridades.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario