fbpx En medio de demoras, elevaron el protocolo para retomar la construcción y se esperan las demás autorizaciones – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

En medio de demoras, elevaron el protocolo para retomar la construcción y se esperan las demás autorizaciones

Una semana después de las reuniones con el sector de la construcción, el Ejecutivo local elevó a la Provincia el protocolo de procedimiento para reactivar las obras privadas. Además, la secretaria de Desarrollo Productivo explicó que la demora en la autorización de las excepciones comerciales se originan en el cambio de normativas nacionales y aseguró que la Gobernación está trabajando en el tema.

El Eco

La secretaria de Desarrollo Productivo municipal, Marcela Petrantonio, dialogó con el ciclo radial “Cosas que pasan” (104.1 Tandil FM) y confirmó que ayer, el intendente Lunghi giró a las autoridades provinciales el pedido de habilitación para las obras privadas y el protocolo sanitario correspondiente.

Dicha solicitud ya había sido acordada la semana pasada, pero una “demora” en los consensos extendió la fecha de presentación. Así, se espera que en los próximos días el Ejecutivo bonaerense dé el visto bueno para retomar la actividad en esta dirección.

El marco normativo abarca a aquellas obras que tenían el permiso de obra y expediente municipal otorgado antes del decreto del aislamiento obligatorio del 20 de marzo, y a las pequeñas obras y refacciones que no requieren de autorización municipal.

De acuerdo al protocolo confeccionado por el Municipio, se podrá trabajar en las obras de lunes a viernes de 9 a 16 bajo estrictos controles de seguridad e higiene laboral, y se harán monitoreos constantes de las condiciones de trabajo.  Los permisos deberán ser tramitados ante la Secretaría de Planeamiento y Obras Públicas por los responsables de obra, que deberán completar la documentación solicitada.

Además, con el pedido de habilitar las obras, se estableció la ampliación del registro de oficios vinculados a la construcción e incluir a quienes anteriormente quedaron fuera del decreto municipal; albañiles, pintores, techistas y otros, para que puedan desarrollar sus tareas. De esta manera, quedan cubiertas las obras menores y reparaciones que no requieren del inicio de un expediente.

Los rubros comerciales 

Por otro lado, aún se aguardan las aprobaciones para reactivar diversos rubros comerciales. La dilación de estas autorizaciones derivaron en un duro comunicado de la Cámara Empresaria de Tandil, que señaló que “de haber algún trasfondo político, parece un poco mezquino que nadie resuelva esto para que el comercio vuelva a funcionar”.

La funcionaria de Lunghi, a la que por estos días le toca estar en el ojo del huracán debido al cargo que ocupa, evitó referirse directamente a estas consideraciones,  pero justificó las prolongaciones con cuestiones normativas vinculadas a las esferas superiores.

Según explicó, el viernes tenían todo listo para presentar en Nación, dado que el procedimiento marcaba que la Provincia debía elevar a Jefatura de Gabinete nacional el plan de acción para habilitar las actividades no autorizadas por el decreto presidencial, y el sábado la nueva norma dictada por Alberto Fernández obligó a cambiar la secuencia.

“La responsabilidad quedó en manos de la Provincia como órgano de contralor y autorización. Desde el lunes trabajan en un nuevo procedimiento, lo que ha llevado a que se demore y no tenga la celeridad que demandamos para un territorio controlado, como es Tandil”, aclaró Petrantonio. Y añadió que está en constante comunicación con el ministro de Producción de la Provincia, Augusto Costa, y que tienen un diálogo fluido pese a pertenecer a fuerzas políticas opositoras. De forma oblicua, aludió a ciertas actitudes y sentenció que  “no es el momento de hablar desde un lugar  miserable, lo digo en términos generales, pero no es momento de hacer politiquería mediocre”.

La larga espera 

Quedan pendientes las aprobaciones para que vuelvan a funcionar las peluquerías, los negocios de venta minorista de productos de uso doméstico y personal, y los servicios profesionales e inmobiliarios. Ópticas, consultas médicas, bocas de cobro de servicios, entre otros, pudieron volver al ruedo recientemente.

“Nadie tenía en agenda una pandemia. La situación epidemiológica en Tandil nos lleva a decir que hay un control de la curva”, dijo, y aseguró que cualquier retroceso en este sentido, obligará a cerrar nuevamente los comercios y espacios.

“Esperamos que ambos expedientes (comercios y construcción) tengan tratamiento en el mismo momento y podamos iniciar la actividad económica  en estos rubros”, indicó.

Los casos más complicados

No es novedad que algunos sectores se encuentran ante un escenario más complejo que otros. Es el caso del turismo, el entretenimiento, los salones de fiesta y todas las actividades ligadas a eventos y espectáculos, que serán las últimas en volver a la normalidad, que en todo caso ya no será tal, sino una nueva forma de encarar la vida productiva.

Petrantonio contó que se reunió con propietarios de peloteros y espacios de fiestas infantiles, que contabilizan 17, porque la pandemia les impuso el cierre y no avizoran un futuro cercano que los exceptúe para retornar al trabajo. Más allá de la asistencia alimentaria que se les proporcionó, la funcionaria manifestó que estos rubros deberán reconvertirse en términos de lo que significa pensar en una actividad económica nueva.

“Es muy difícil. Podemos vehiculizar el reclamo, prorrogar las tasas, pero la capacidad de actuar está en quien tiene el mayor presupuesto, que es el Estado Nacional”, admitió.

El turismo 

También focalizó en el caso de los hoteles, cabañas y lugares de alojamiento, cuyos ingresos se aplacaron por completo. En este ámbito surgió la idea de propiciar un “turismo de proximidad” y ofrecer los espacios a los tandilenses y visitantes de localidades vecinas.

“Pensando que la curva se mantenga estable en una región donde los municipios vecinos están en situaciones favorables, por qué no empezar a plantear un turismo de proximidad con severos controles de ingreso”, deslizó.

“Estamos con todos los sectores sentados en la mesa tratando de ser creativos y ver que instrumentos podemos usar para enfrentar una situación que nos coloca en dificultad permanentemente”, aseveró.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario