fbpx En medio del crudo escenario que denunciaron los terapistas, aseguraron que en Tandil se cuenta con una planta óptima – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

En medio del crudo escenario que denunciaron los terapistas, aseguraron que en Tandil se cuenta con una planta óptima

Tras el contundente comunicado de Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, quien advirtió que los profesionales están al límite de sus fuerzas debido a que atienden a un número creciente de pacientes con Covid-19 con recursos humanos limitados, desde Tandil se aclaró que el escenario local es otro. Actualmente se cuenta con unos 15 médicos especialistas en cuidados críticos, entre ellos médicos terapistas, terapistas pediátricos y cardiólogos

El Eco

En la sección dominical El Oído agudo, se expuso el pensamiento del jefe comunal Miguel Lunghi, respecto a la falta de personal especializado para cubrir las terapias intensivas, aludiendo a una problemática nacional que pocos hablaban cuando todos dedicaban espacio al número de camas y respiradores.

Dicho diagnóstico vino de la mano precisamente con el reciente comunicado de la

Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), quien  advirtió que los profesionales están al límite de sus fuerzas debido a que atienden a un número creciente de pacientes con COVID-19 con recursos humanos limitados, mientras el Gobierno nacional reconoció una mayor “tensión” en el sistema de salud.

Ese sensible escenario que se trazó a nivel país, no reviste igual dimensión en la ciudad ya que, al decir de los números que ventiló el Municipio, se cuenta con una planta de personal acorde a la cantidad de habitantes, incluso superando los estándares recomendados por autoridades sanitarias.

El comunicado

Como se publicó, generó mucha repercusión el escrito difundido el pasado martes por SATI, quien expresó crudamente que los profesionales de esa especialidad sienten que están “perdiendo la batalla” pese al refuerzo del sistema sanitario argentino desde que la pandemia impactó en el país hace seis meses y pidió a la sociedad que sea más responsable con sus hábitos para frenar los contagios.

“A diferencia de las camas y los respiradores, los trabajadores de terapia intensiva no pueden multiplicarse. Ya éramos pocos antes de la pandemia y hoy nos encontramos al límite de nuestras fuerzas, raleados por la enfermedad, exhaustos por el trabajo continuo e intenso, atendiendo cada vez más pacientes”, dijo la SATI, para la cual “el sistema de salud está al borde del colapso”.

Y se quejaron de que deben trabajar en más de un lugar “para llegar a fin de mes” y que ganan “sueldos increíblemente bajos, que dejan estupefactos a quienes escuchan cuál es nuestro salario”.

Especialistas de la sensible área sanitaria, señalaron que “terapia intensiva es una especialidad que requiere de tres a cuatro años de entrenamiento. Pensar que en tres o cuatro meses uno forma especialistas es algo soñado. Hay especialidades afines que tienen estructuras modulares en común con nosotros, que eventualmente pueden desarrollar algunas actividades paralelas, pero acompañados por nosotros. Hay que supervisarlos”, se explicó.

En coincidencia con lo oportunamente señalado por Lunghi, el profesional subrayó que las carencias del sector son ya de larga data.

“La falta de terapistas es previa al Covid. Ahora sólo ha quedado expuesta. Sumado a todo esto tenemos colegas contagiados y colegas en cuarentena. Si contamos esas bajas nos quedamos sin personal prácticamente”, amplió sobre el escenario nacional.

“No hay muchos terapistas porque nuestro trabajo implica una metodología bastante esclavizante, de altísima exposición y baja remuneración. Sobre todo comparado con otras especialidades médicas, que requieren muchas menos horas de trabajo para lograr un buen ingreso. Eso nos obliga a tener un multiempleo. Estamos atados a guardias de 24 horas. Los terapistas tienen que hacer tres o cuatro guardias semanales”, se profundizó del sector.

En Tandil

En el caso específico de la ciudad, al respecto el propio Lunghi subrayó no sin preocupación esa problemática que alude a una falta de política sanitaria nacional, aclarándose que en la ciudad afortunadamente la situación es mucho mejor en comparación con lo que ocurre en distritos cercanos y más allá también.

En detalle, se ventiló que actualmente Tandil cuenta alrededor de 15 médicos especialistas en cuidados críticos, entre ellos médicos terapistas, terapistas pediátricos y cardiólogos (que se desempeñan en la Unidad de Cuidados Coronarios de la Clínica Chacabuco).

En el caso específico del Hospital “Ramón Santamarina”, el cuerpo de médicos terapistas está integrado por ocho profesionales, todos residentes en la ciudad.

Una de ellos es terapista full time del Hospital, algo poco común en los centros asistenciales públicos del país, ampliaron. El resto tiene una carga horaria de 36 horas semanales.

A criterio de las autoridades locales, la citada cantidad de especialistas cubre ampliamente las necesidades de la Unidad de Terapia Intensiva del centro asistencial y cumple con los estándares y recomendaciones para la prestación del servicio.

Adicionalmente, se ha capacitado a otros profesionales, que podrían desempeñarse bajo supervisión de los terapistas y prestar servicio en la segunda terapia intensiva que se ha planteado como eventual refuerzo durante la pandemia, lo que no ha sido necesario hasta el momento frente al presente epidémico.

A más datos, se agregó que en el Hospital de Niños, la jefa de la Terapia es una médica terapista residente en la ciudad. El resto de las guardias se cumple con profesionales que vienen desde Mar del Plata.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

  • No cantemos victoria!!!!
    Siempre que hemos salido a gritar a los 4 vientos que acá estamos mejor pasó, que se dio vuelta la tortilla.
    Seamos cautos, precavidos, me parece que es lo mejor para estos momentos, porque no se está haciendo nada para frenar el ritmo de contagios, con lo cual, de a poco, la saturación del sistema va a llegar

Deja un comentario