En un acto cargado de emoción y orgullo, se inauguró la pileta de Unión y Progreso

Ayer por la tarde se inauguró formalmente la pileta de la sociedad de fomento Unión y Progreso en un acto cargado de emoción y gran orgullo por este nuevo emprendimiento. “Es un sueño hecho realidad”, dijo Miguel Giménez, el presidente de la institución acerca de esta piscina que atrae a gente no solo de la barriada de Villa Italia, sino también de toda la zona que no contaba con una piscina climatizada hasta el momento.

Estuvieron presentes el intendente Miguel Lunghi, el secretario de Gobierno Oscar Teruggi, el presidente del club Miguel Giménez, el vicepresidente del club Gustavo Leanes, el empresario inversor Ramiro Maciel, profesores de distintas disciplinas, y público en general.

En primer lugar, el padre Antonio, de la Parroquia de Begoña, situada en la barriada, bendijo las flamantes instalaciones. A continuación, el empresario Ramiro Maciel, que fue quien invirtió el dinero para que el proyecto pudiera hacerse realidad, expresó su emoción “de estar en este momento en este lugar habiendo concretado un sueño, gracias a Miguel Giménez y su comisión, con la ayuda y el apoyo de ellos lo pudimos concretar”.

“Quiero agradecer a toda la gente que trabajó en la obra, a todos los chicos de Villa Italia que pusieron mucho esfuerzo para lograr todo lo que están viendo. Sé que mucha gente conoce la pileta como era antes y podrán ver las diferencias con el trabajo que se realizó”, sostuvo.

web_inauguracion (15)

Y recalcó que “todo esto realmente llevó mucho esfuerzo, por eso agradezco a toda la gente que trabajó en el proyecto, mi familia, les cuento que hace cuatro días nació mi segundo hijo, así que estoy un poquito sensible. Todo esto son sensaciones muy fuertes”.

“Agradezco a Pablo, un amigo de toda la vida que me apoyó, desde que le dije de la posibilidad del proyecto. Ya están todos los profesionales trabajando, estamos más que complacidos con la forma en que se manejan en la pileta, la forma en que tratan a la gente, agradecemos a las personas que vienen y nos dicen cosas realmente muy lindas que uno le dan ganas de seguir adelante”, expresó.

Contó que seis meses atrás no conocía Villa Italia, y tampoco sabía “el sentido de pertenencia que tiene la gente”.

“Realmente es algo muy especial y muy fuerte, a medida que uno viene a vivir acá se da cuenta de muchas cosas. Es algo muy lindo, toda esta gente siente este club como su casa, como su lugar, y nos impulsa a trabajar al máximo”, manifestó.

Agradeció también el “apoyo incondicional” del Intendente, y recordó que “yo lo había escuchado en unos actos hablar de la importancia del deporte y los clubes para que los chicos estuvieran dentro de los clubes y no afuera, en la calle. Una cosa era escucharlo y otra cosa fue verlo en los hechos con el apoyo incondicional que nos ha dado para que hoy tengamos esta pileta en la villa”.

Por último, expresó su agradecimiento, no sin quebrarse por la emoción, a Miguel Giménez, en quien encontró “un amigo, nos vemos a diario, charlamos, compartimos muchos momentos, gracias a él estamos acá hoy”.

 

Sueño hecho realidad

En segundo lugar, el presidente del club Unión y Progreso Miguel Giménez expresó que “estuvimos hablando dos o tres años de la posibilidad de la pileta pero cuando llegábamos al final no se podía porque faltaba dinero”.

“Hace 67 años vi cuando se estaba construyendo esta pileta, y hoy nos toca como comisión directiva inaugurar lo que es un sueño que se hizo realidad”, destacó.

Y agregó que el proyecto  se inició en febrero y “ya hoy la disfrutamos todos”.

web_inauguracion (41)

Una escuela de vida

Por su lado, el intendente Lunghi recordó momentos que vivió en su juventud en la institución y destacó que fue un club que siempre fue progresando.

“Ahora están inaugurando una hermosa pileta, semiolímpica, climatizada, que ciertamente mirándola es un orgullo para el club, y para todos los de la villa, que es una disciplina más donde a los deportistas de la natación les va a hacer muy bien, y también le va a hacer muy bien a mucha gente que quiera venir a nadar, ya que es un lugar donde uno puede relajarse, movilizar las articulaciones, sin ser competitivo lo puede pasar muy bien en esta pileta”, subrayó.

Destacó que el club tuvo algo “muy importante” para llegar a este proyecto, una dirigencia que “ha sido honesta, transparente y trabajadora, que son tres pilares fundamentales que ciertamente toda la Argentina lo tendría que tomar para poder avanzar mucho mejor en el país”.

Y consideró que todo eso hace de este club una “escuela de vida, una escuela para contener los chicos, para hacer amistades, para tomar reglas de juego, para que los chicos y jóvenes tengan amor por un club, por una camiseta, por un color y que después con el tiempo la vida transcurre pero vuelven siempre al club, a tomar un café, a ver si encuentran algún compañero de la época de juventud cuando venían en forma diaria”.

“Me pone muy feliz porque he venido muchas veces a este club, por supuesto defendiendo otro color, pero siempre el club Unión fue de avanzada y está a la vista que hoy tercerizando un sector con una muy buena persona, puede haber hecho este avance que no es solamente para la república de Villa Italia, que no crean que les vamos a dar la independencia, que no son Barcelona, pero ciertamente también le hace mucho bien a todos los tandilenses”, afirmó.

Luego, se llevó adelante el corte de cintas que dejó formalmente inaugurado el espacio que está en funcionamiento hace dos semanas y se descubrió una placa con el nombre que llevará a partir de ahora la piscina: Miguel Giménez. El presidente de la institución no pudo contener las lágrimas al ver la placa, ya que no sabía que la pileta iba a llevar su nombre, lo cual fue una emocionante sorpresa.

Por último, se realizó una demostración de alumnos de natación de la escuela que en tan solo unos días ya atrapó al público de Villa Italia y toda la zona.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario