fbpx En una casa donada por una vecina, se puso en funciones el Centro Comunitario de Villa Italia – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

En una casa donada por una vecina, se puso en funciones el Centro Comunitario de Villa Italia

Se trata de un inmueble ubicado en Sáenz Peña al 600 y las autoridades comunales decidieron que funcione allí el centro comunitario del barrio, que necesitaba de un espacio adecuado. Además de proveer los servicios de Desarrollo Social, podrán realizarse talleres, reuniones y diversas actividades.

El Eco

Ayer el Municipio puso en funciones el Centro Comunitario de Villa Italia en una vivienda situada en Sáenz Peña 626. A un mes de las elecciones generales, el Gobierno local afina sus estrategias y sigue apoyándose en la gestión con miras a disputar la próxima contienda electoral.

En este caso no se trató de una nueva obra, sino de una propiedad  que pertenecía a Luisa Melone, quien el año pasado le manifestó al intendente Lunghi la voluntad de que su única casa fuera para la comuna.

La mujer falleció el 30 de marzo y entonces los mecanismos legales se activaron para cumplir con su deseo. Finalmente, las autoridades dispusieron que el emplazamiento sea afectado para albergar el centro que depende de la Secretaría de Desarrollo Social, como parte del proceso de descentralización y con el objetivo de acercar diferentes servicios a los vecinos del barrio.

Un espacio necesario 

Concejales, autoridades de Anses, funcionarios  municipales y vecinos se dieron cita en el lugar y acompañaron la iniciativa que estuvo encabezada por el intendente Miguel Lunghi; el diputado nacional Carlos Fernández; el presidente del Concejo Deliberante Juan Pablo Frolik; el jefe de Gabinete Julio Elichiribehety; el concejal Marcos Nicolini; la secretaria de Desarrollo Social Alejandra Marcieri, el subsecretario del área Pablo Civalleri; la directora de Acción Comunitaria Juliana Teerink; y el secretario de Gobierno Oscar Teruggi.

La primera en hablar fue Marcieri, quien agradeció a la familia donante, a la Dirección de Servicios al mando de Claudio Fuentes y a los trabajadores de la dependencia que realizaron las tareas de reacondicionamiento -en tiempo récord- durante la última semana, y al Sistema Integrado de Salud Pública por alojarlos durante tanto tiempo en el Centro de Atención Primaria, que seguirá cumpliendo sus funciones como efector de salud, mientras que la parte cultural y social se desarrollará en esta nueva sede.

“Es un día muy importante, hace mucho tiempo venimos esperando este momento, queremos acompañar al barrio que es muy grande  y necesita del Estado municipal. El pastor Víctor Escobar y el padre Guillermo nos habían ofrecido espacios de reunión, talleres y recreación, ahora tenemos este pero usaremos esos espacios ofrecidos antes y vamos a proponer otras actividades allí”, refirió la funcionaria.

 Dar es dar 

Seguidamente, tomó la palabra el reaparecido Julio Elichiribehety, quien recordó la sucesión de hechos que derivaron en la gestión de este centro e hizo pasar al frente a Cristina Corte, sobrina política de la mujer que donó desinteresadamente la casa.

“Hace más de un año Cristina me contactó y me dijo que su tía Luisa quería reunirse con el Intendente para donar su vivienda. Nos juntamos y Luisa le dijo al doctor Lunghi, en tiempos de tanta desconfianza en el uso de la cosa pública, que quería darle su vivienda porque sabía que le iba a dar un buen uso”, afirmó.

Elichiribehety también detalló que la definición del destino que tendría el bien inmueble se resolvió en una reunión de Gabinete en la que se planteó la disponibilidad de la propiedad y sus posibles usos. Tanto el jefe comunal como Alejandra Marcieri  creyeron que por la dimensión de Villa Italia y su estructura social, el mejor fin debía ser un centro comunitario para contener las demandas vecinales, idea que rápidamente se concretó.

Una nueva vida para el lugar 

Después de la lectura de la palabra a cargo del pastor Víctor Escobar, el párroco de la Iglesia Nuestra Señora de la Begoña, Guillermo Di Pasquale, bendijo la propiedad y expresó: “Este lugar es un signo de encuentro y servicio hacia aquellos que más lo necesiten, tengamos ansias de crecer y superar los obstáculos para que todos podamos integramos cada vez más a la vida comunitaria”.

Luego de la invocación religiosa, las autoridades descubrieron el cartel que señaliza el lugar y los pequeños del Jardín de Infantes que portaron la bandera de ceremonias ayudaron a Cristina Corte a hacer caer la cinta para formalizar la apertura del espacio. De este modo, los presentes pudieron recorrer los amplios ambientes de la casa, listos para comenzar a operar y darle una nueva vida al hogar que Luisa supo habitar y quiso que fuera para todos los tandilenses.

Nueva dinámica 

Vale reseñar que los Centros Comunitarios son espacios socioeducativos y culturales de participación vecinal que se proponen, como resultado de la intervención comunal, producir diferentes políticas desde la recuperación y profundización de la identidad barrial, para incrementar los niveles de integración ciudadana.

La dependencia en cuestión forma parte de los 13 centros comunitarios distribuidos en diferentes puntos del trazado urbano. Hasta el viernes el espacio funcionó en el Centro de Salud ubicado en Patagonia 977 y a partir del lunes harán uso de las nuevas instalaciones, que atenderán al público de lunes a viernes de 7 a 15.

Pablo Civalleri, subsecretario de Desarrollo Social, explicó que las escasas dimensiones disponibles en el Centro de Atención Primaria de la Salud impedían la concreción de ciertas actividades o reuniones, situación que necesitaba ser revertida. “Este espacio no da la posibilidad  de tener otra dinámica. Toda la gente que necesite alguna ayuda o acompañamiento ahora podrá tramitarlo acá, antes se nos dificultaba para desarrollarnos como centro comunitario”, explicó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario