fbpx “Era muy necesario abrir”, advirtieron desde el Centro de Peluqueros de Tandil – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

“Era muy necesario abrir”, advirtieron desde el Centro de Peluqueros de Tandil

El Eco

Al cabo de un mes y algunos días de haber sido habilitados para volver a trabajar, el vicepresidente del Centro de Peluqueros y Peinadores de Tandil, Carlos Arce, señaló en diálogo con El Eco de Tandil que la situación en la ciudad “se está normalizando” aunque el nivel de trabajo con el que cuentan no es el mismo que el que tenían antes de la pandemia.

Respetando ciertos protocolos y medidas de higiene para preservar tanto su salud como la de los clientes, los peluqueros y peinadores pudieron reabrir sus centros el jueves 30 de abril, luego de varios días de tener únicamente gastos, lo que les generó serios inconvenientes.

“El protocolo que presentamos fue aceptado y empezamos a trabajar con eso. Económicamente la situación no está del todo bien porque entendemos que todo el país está igual, pero gracias a dios pudimos empezar a trabajar”, declaró Arce y agregó que con el pasar del tiempo la atención se va “normalizando”.

Destacó que nunca se opuso a la cuarentena ni a las medidas adoptadas tanto a nivel nacional como provincial y municipal, sino que por el contrario indicó que “se manejó muy bien”. Incluso, remarcó que en Tandil fue muy importante la responsabilidad ciudadana y evaluó que “si no dejamos entrar a gente de afuera no hay motivo para que se nos vaya de las manos la situación”.

En lo que respecta a la “vuelta a la normalidad”, advirtió que no se dará de golpe sino que tardará un tiempo: “Hasta que la gente empiece otra vez a acomodar su situación económica, porque esto nos afectó a todos. Así que calculo que va a llevar tiempo, pero estamos agradecidos de poder abrir. Era muy necesario, muchos vivimos de esto. Hubo personas que tenían la ayuda de su pareja, pero en otros casos el matrimonio trabajaba en el mismo local y no llegaban”.

En cuanto a los protocolos, comentó que en la puerta deben tener un trapo con lavandina para que los clientes se higienicen al ingresar. Además, cuentan con alcohol en gel y trabajan con turnos para que no se aglomeren en el local.

“Cuando se van, hacemos una desinfección completa. Limpiamos las herramientas, que en realidad el cliente no las toca pero igual las desinfectamos, y también el sillón. Por otra parte, solo podemos trabajar con una persona adentro o, si el lugar es grande, con dos. Por eso, otorgamos turnos que en el caso de los hombres pueden ser de entre 30 minutos y una hora, pero con las mujeres es distinto ya que pueden estar tres o cuatro horas”, reveló.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario