fbpx Es crítica la situación de las compañías de viajes tras la implementación del dólar turista – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Es crítica la situación de las compañías de viajes tras la implementación del dólar turista

El titular de Buquebus Tandil, Pablo Vallarino, dialogó con El Eco de Tandil acerca de cómo repercutió en las agencias de viaje la reglamentación de la ley de solidaridad social que establece, entre otros puntos, el impuesto del 30 por ciento para todas las operaciones que impliquen la adquisición de monedas extranjeras. Aseguró que es inconstitucional lo que se realizó y lamentó que muchas empresas debieron cerrar.

Pablo Vallarino, titular de Buquebus Tandil

El Eco

Mediante el Decreto 99/2019, el Gobierno publicó la reglamentación de la Ley 57.541 de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la emergencia económica. Esta norma fija el impuesto de 30 por ciento para todas las operaciones que impliquen la adquisición de moneda extranjera, lo cual afecta severamente a las compañías de turismo. Pablo Vallarino, titular de Buquebus Tandil, dialogó con El Eco de Tandil y advirtió que “es inconstitucional”.

El “dólar turista” es aplicable a la compra de pasajes al exterior, dólares para atesoramiento y viajes, compras de productos y servicios en moneda extranjera, razón por la cual el nivel de consultas en las empresas del rubro ha mermado.

“Desde el 21 de diciembre estamos virtualmente sin operar, sin hacer operaciones en el extranjero. Hoy por hoy sinceramente es un desastre. Porque si bien el 23 salió el decreto reglamentario, la AFIP todavía no pasó la instrumentación, nadie sabe qué es lo que va a pasar. El viernes hubo reuniones y es mucho más grave de lo que se creía, ya que afecta a las operaciones en pesos y en dólares, y todavía no tenemos cómo poner a funcionar los sistemas”, exclamó Vallarino.

En la reunión que mantuvieron con los representantes de la Cámara de Compañías Aéreas en Argentina URCA con autoridades de la Afip, se informó que el 30 por ciento se aplica sobre el ciento por ciento de la tarifa más impuestos incluidos, sin importar la forma de pago y sin discriminar si son regionales o internacionales.

“En un momento habían dicho que para países limítrofes no se iba a cobrar, pero son todas mentiras. Entonces por ahora estamos con mucha incertidumbre y las aerolíneas están igual que nosotros”, declaró el titular de Buquebus Tandil.

Muchas empresas cerraron

Desde que se conoció el proyecto de ley hasta que efectivamente se decretó, las agencias tuvieron su momento más crítico en cuanto a ventas y consultas. “Esa semana fue un caos, todo el mundo vino a terminar de abonar los saldos o a concretar las operaciones que tenían previstas”, dijo. Sin embargo, aclaró Vallarino que una vez que se sancionó, “se murió la actividad”.

Tal fue el impacto que tuvo en el sector este impuesto que muchas empresas decidieron poner un fin a su trabajo debido a que no encuentran la manera de remediar la caída en las ventas. “No están vendiendo desde el 21 de diciembre y tienen a todo el personal trabajando. Es caótico”, manifestó.

Asimismo, desde la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (Faevyt) le manifestaron que “es un desastre” todo el país y que alrededor de 26 mil personas que trabajan en más de 6 mil agencias de turismo están en riesgo de perder su trabajo, puesto que para la gran mayoría es inviable operar en estas condiciones.

“Y no hay salida. Esto, así como está planteado, es inviable. Sobre todo por el precio del dólar blue, que está en este momento en 76 pesos y nosotros lo tenemos que cobrar a 82. La gente directamente va a comprar el blue y va a hacer las reservas con pagos en destino. Son seis pesos de diferencia por dólar, es mucho”, manifestó.

Agregó que por más que suba la facturación, la rentabilidad caerá, por lo que lo calificó, en definitiva, como una devaluación: “Nuestras utilidades, y absolutamente todo, sigue con base en un dólar de 63 pesos. Pero te obligan a pagar aumentos de sueldos y además de eso al pasajero le cobrás a 82. Entonces cada vez somos responsables por más dinero con menos utilidad ¡Es una locura total!”.

“Es un retroceso al 2015”

Expresó Vallarino que durante los cuatro años de gobierno de Mauricio Macri habían registrado un avance, particularmente en la libertad para poder operar. Empero, con el decreto de esta nueva ley evaluó que hubo un retroceso al 2015.

“Además, esto implica que nosotros vamos a tener que informar a la AFIP por cada persona que viaja. Es un retroceso al 2015. Cada sujeto que adquiere un servicio en el exterior, sea alojamiento o un pasaje para viajar, nosotros tenemos que volver a informar el nombre, apellido, dirección, número de CUIT, todo. Es una locura. Un retroceso monstruoso”, aseguró.

Se llevaron a cabos diferentes reuniones de las asociaciones intermedias y de Faevyt,  ya que desde la AFIP aún no han sacado el aplicativo y eso genera la inquietud de los titulares de las agencias, que no saben qué hacer.

Indicó que desde el organismo de recaudación de impuestos están viendo cómo regular la situación para no recibir un sinnúmero de amparos y juicios por inconstitucionalidad, puesto que “están cobrando impuestos sobre impuestos, y eso es inconstitucional”.

Además, remarcó que la situación no es la misma que en 2013, cuando debían pagar un anticipo a cuenta de otros impuestos. “Esto es distinto, es otro impuesto. No se recupera”, sentenció.

Además, aclaró que deben estar atentos a lo que suceda con el mercado y reveló que de la única forma que podría llegar a cambiar el panorama sería si el blue superara los 83 pesos. “Porque mientras a la gente le convenga ir a comprar el blue en vez de venir y hacerlo en una agencia, va a ser imposible. Seis pesos es mucha diferencia y, aparte, también entra en juego el régimen de la información”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario