Estudiantes de la Secundaria 1 reclamaron por la calefacción con una sentada frente al edificio

La manifestación fue protagonizada por estudiantes de quinto año de la Secundaria 1.

El Eco

En medio de los reclamos por las condiciones de algunos establecimientos educativos de la ciudad, los estudiantes de la Escuela Secundaria 1 “Lucio V. Mansilla”, realizaron una manifestación frente al edificio, en la esquina de Fugl y Azcuénaga, en un intento por lograr una respuesta de las autoridades educativas frente a la falta de calefacción.

La movida estuvo protagonizada por jóvenes de quinto año, pero logró el acompañamiento de otros cursos, que padecen la falta de calefactores. La situación los llevó a realizar una “sentada pacífica” por medio de la cual exigieron la “urgente conexión” a la red de gas y la solución de otros problemas edilicios que sufre el establecimiento.

En paralelo, el pedido también quedó reflejado en carteles que los estudiantes confeccionaron y pegaron en las aulas donde se encuentra el problema. “Desde 2014 sin calefacción”, “más responsabilidad, por favor”, “tenemos frío”, y “queremos calefactores ya”, fueron algunos de los mensajes que colgaron en el interior de la escuela y que transmiten su descontento.

Frente a este escenario, los directivos colocaron radiadores eléctricos enviados por el Consejo Escolar para afrontar el frío en las aulas y poder continuar con el dictado de clases. Sin embargo, los padres de los alumnos reclamaron respuestas a la entidad educativa que preside Cristian Cisneros y una pronta solución del inconveniente con vistas a las jornadas de bajas temperaturas que comienzan a sentirse con mayor intensidad.

El reclamo

En representación de los padres, la madre de dos alumnos que asisten a la secundaria contó a El Eco de Tandil que los estudiantes concurrieron a clases y que las bajas temperaturas y la falta de respuestas por los inconvenientes con la calefacción los llevaron a impulsar una “sentada pacífica” para hacer oír su reclamo.

En principio indicó que hay tres aulas nuevas que carecen de aparatos conectados a la red de gas de la escuela. “Está la instalación hecha pero quedó mal”, entonces Camuzzi “no aprueba la obra y no da de alta el servicio”, indicó.

El reclamo se reflejó en carteles confeccionados por los jóvenes, con los que reclamaron por la falta de calefacción.

La vocera del grupo de padres aseguró que el problema “viene desde hace tiempo” y que aún “no hay una respuesta concreta” por parte de las autoridades del Consejo Escolar.

Dijo que las estufas eléctricas podrán traer una solución “momentánea” pero “nos parece que deben dar una respuesta de fondo”, por lo que deslizó que podrían llevar el reclamo hasta las instalaciones de Yrigoyen y Sarmiento, edificio donde funciona la entidad educativa.

Más reclamos

En tanto, el planteo derivó en otros reclamos por las condiciones edilicias en que se encuentra la escuela. La madre de dos jóvenes citó problemas en los techos e hizo especial hincapié en el estado en que se encuentran los sanitarios. “Están completamente rotos”, describió y agregó que falta material para el dictado de las clases.

Molesta por las circunstancias citadas, indicó que es una escuela “olvidada” por las autoridades educativas y que aguardarán por una solución.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario