fbpx Estudiantes ocuparon de manera pacífica el edificio anexo del IPAT para exigir soluciones edilicias – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Estudiantes ocuparon de manera pacífica el edificio anexo del IPAT para exigir soluciones edilicias

Luego de que la sede de Pinto y Alem fuera clausurada por el riesgo edilicio que suponía, los alumnos de las carreras del terciario de arte decidieron ocupar la casa que funciona como anexo de la institución para visibilizar su reclamo. Aguardan una respuesta de las autoridades para reanudar las clases en un espacio apto para el desarrollo de todas sus actividades.

Estudiantes tomaron la sede anexa del IPAT en reclamo de un espacio para desarrollar sus actividades académicas.

El Eco

Estudiantes del Instituto del Profesorado de Arte 4 Escultor Carlos Allende, tomaron ayer de manera pacífica el edificio anexo de la institución, sito en Alem 448. Luego de la clausura por riesgo edilicio y la suspensión de clases determinada la semana pasada por las autoridades provinciales de la sede compartida entre la Escuela Polivalente de Arte y el IPAT, localizada a pocos metros, en Alem y Pinto, los alumnos terciarios decidieron ocupar el anexo para exigir una pronta solución al problema. Actualmente, se encuentran sin clases por carecer de un espacio adecuado para desarrollar las actividades pedagógicas correspondientes al dictado de las múltiples carreras que allí se cursan .

“No hay respuestas claras, el Municipio nos ofreció reubicarnos en varios lugares. Casa del Deporte, tercer piso del Rectorado, Universidad Fasta. No queremos dividirnos, queremos estar unidos. Consideramos que hay espacios para albergar a la matrícula del IPAT (alrededor de 600 alumnos). Presentamos tres propuestas ante el Consejo Escolar y las autoridades competentes, para poder usar los edificios de la Escuela 14, la Técnica 2 o la nueva sede del Polivalente. Si bien está sin terminar de construir, las instalaciones de 4 de abril y Sarmiento son propicias para desarrollar nuestras actividades”, explicó Emiliano Invernizzi, vicepresidente del centro de estudiantes del terciario de arte, en diálogo con El Eco de Tandil.

Por su parte, la regente del establecimiento, Patricia Aparicio, relató que “vamos a paso a paso, no tenemos todavía un lugar, estamos viendo espacios. La ansiedad juega en contra, nuestros alumnos están desesperados por su situación y han hecho esta toma pacífica. Ha sido una decisión de ellos y nosotros la respetamos, cada uno se expresa como puede, se van a hacer manifestaciones artísticas y vamos a seguir esperando. Estamos acompañados por las autoridades de los diferentes niveles. La decisión está en manos de Jefatura Distrital y en este caso también Regional, a cargo de la inspectora de la región educativa 20, Guillermina Levy, que es la autoridad máxima para decidir a dónde vamos a ir”.

El espacio compartido 

Los estudiantes encontraron un acto acuerdo, suscripta en agosto del año 1991 y firmada por las autoridades nacionales, provinciales y locales de aquel entonces, en la que quedó registrada la colocación de una piedra fundamental para el nuevo edificio del IPAT y el Polivalente.

El joven estudiante del profesorado de Artes Visuales, enfatizó la intención del alumnado acerca de ocupar de manera conjunta la nueva sede del Polivalente y sostuvo que “entendemos que es nuestro derecho estar ahí y que definan nuestra continuidad en esas instalaciones, que cuenta con lo necesario para que sigamos con nuestras carreras. En el taller de grabado, por ejemplo, usamos unas prensas que son muy caras y pertenecen al Polivalente. Ahora van a mudarlas al edificio nuevo, y nos quedaríamos sin esos materiales, de alguna u otra manera se va a tener que gestionar algún tipo de acuerdo para que algunos talleres hagan uso de esas instalaciones. ¿Por qué no mudar toda la comunidad ahí? A las 18.30 está completamente desalojado por secundaria, y nosotros podemos entrar a cursar de hasta las 23.30, como hemos hecho los últimos 30 años en la vieja sede”.

“La gente no nos conoce, cuando se habla del edificio de Pinto y Alem se habla del Polivalente, pero en realidad ahí convivían dos instituciones. Es necesario salir a la calle, mostrarse, mostrar lo que hacemos, en qué condiciones lo hacemos. Queremos sacar lo mejor de nosotros de forma pacífica, cultural, artística, y en ese marco exigir condiciones  básica para seguir estudiando. Creemos que la solución es muy sencilla y está en la voluntad de las autoridades”, destacó Invernizzi.

El sueño del edificio propio

La casa antigua que funciona como anexo de la institución y el viejo edificio de la esquina, son propiedades que la Dirección General de Cultura y Educación alquila desde hace años. Días atrás, luego de que el inspector de la dirección Provincial de Infraestructura Julio Patricio clausurara la histórica sede céntrica, Aparicio le contó a  este Diario que tenían restringidas las posibilidades de comenzar la construcción de un lugar propio y expresó que “dicen desde Provincia que no van a poner dinero en algo que está alquilado, pero tampoco la ponen en la construcción”.

“Hace muchos años que el Municipio nos cedió un terreno, no se sabe qué pasó con eso, si quedó trabado en algún organismo burocrático o se perdió.  La tenencia de ese terreno, ubicado en inmediaciones del barrio Maggiori, detrás del barrio Procrear,  nunca llegó a la Dirección General de Cultura y Educación”, explicó Invernizzi.

Según lo informado, en la actualidad ese terreno se halla ocupado por una empresa privada y está cercado. Las autoridades locales ya están al tanto de esta situación, que fue expuesta en la reunión que mantuvieron el miércoles miembros de la institución terciaria con funcionarios locales, entre los que se encontraba el presidente del Concejo Deliberante, el referente del Consejo Escolar de Tandil y la subsecretaria de Políticas Docentes y Gestión Territorial de la Provincia, la tandilense Florencia Castro.

“Con la gente de Provincia quedamos en que nos volvemos a reunir dentro de un mes  y van a tratar de rastrear el camino que hizo todo este papelerío, para saber quién posee la tenencia legal y concreta de ese terreno”, señaló.

De acuerdo a lo expuesto, Jefatura Distrital de Tandil dispuso que funcione parte del Conservatorio de Música en el edificio anexo de calle Alem, razón por la cual en este momento conviven en el lugar  ambas instituciones con sus respectivas oficinas administrativas. “También habían decidido el comienzo de algunas actividades académicas del Conservatorio, que fueron inmediatamente frenadas con la toma pacífica del edificio”, expuso el delegado estudiantil.

“Seguimos hasta que se resuelva la situación, es una toma real, no simbólica.  Queremos aclarar que en un acuerdo  con las autoridades tanto del IPAT como del Conservatorio, a ellos se les permite seguir con sus tareas administrativas sin problemas. Entendemos que estamos en la misma lucha, ellos tienen sus marcos normativos para moverse, nosotros comprendemos que su trabajo tiene que tener cierta continuidad, en ese sentido estamos  dando pie a trabajar en conjunto”, y para cerrar añadió que “nos vamos a quedar acá esperando una pronta respuesta. Queremos volver  este lunes a tener clases con total normalidad”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario