fbpx Falleció Jorgito Melfi, uno de los personajes tandilenses más entrañables de la ciudad – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Falleció Jorgito Melfi, uno de los personajes tandilenses más entrañables de la ciudad

A los 47 años falleció el querido Jorgito Melfi.

El Eco

El querido Jorge Melfi, quien supo esparcir su alegría y su bondad por el barrio de Villa Italia, sufrió un paro cardíaco y falleció en la madrugada del jueves a los 47 años.

Jorgito se había contagiado de coronavirus los primeros días de noviembre, pero ya estaba recuperado. No obstante, tras superar la afección por el virus, tuvo dos internaciones por insuficiencia renal y deshidratación.

Lamentablemente, este miércoles por la noche sufrió un paro cardiorrespiratorio y no pudo ser reanimado. Profesionales de la salud informaron que si bien el Covid-19 no fue la causa de su deceso, probablemente sí influyó en el desenlace.

Tras ser velado en la casa funeraria Alessi y Manna, sus restos fueron inhumados en el Cementerio Municipal a las 15.

Pese a que su identificación con el barrio y el Club Unión y Progreso era muy marcada, supo ganarse el cariño y el respeto de todos los tandilenses que lo arengaban cuando participaba de una prueba de atletismo o lo aplaudían cuando encestaba triples desde la mitad de la cancha en los entretiempos de los partidos de básquet.

En cada oportunidad, y como era costumbre en él, Jorgito devolvía con una amplia sonrisa y levantando su brazo el afecto que recibía.

La conmoción por la noticia fue generalizada en la sociedad y fueron muchos los ciudadanos y las entidades que le dedicaron un mensaje a través de las redes sociales.

Lógicamente, una de las instituciones que lo despidió fue Unión y Progreso, donde pasó gran parte de su infancia: “Se nos fue un genio. Jorge Melfi, “Jorgito”, falleció en el día de hoy. Recordado por toda la institución y toda la sociedad tandilense. Lo encontrabas en el club jugando al básquet, en la pileta, en la previa de entrenamientos y siempre con una sonrisa. Recordado como el tirador de triples desde la media cancha en entretiempos de los partidos de liga nacional, provincial y local (esperaba el aplauso de toda la hinchada coreando su nombre). El atletismo fue el deporte donde se destacó de sobremanera, lo veíamos en todas las competencias con un solo objetivo, llegar a la meta y disfrutar. Nos duele a todos la partida, la institución te recordará siempre Jorgito! Se nos fue un genio. Enviamos nuestras condolencias a familiares y allegados”.

Una historia marcada por el amor

Si bien se crió y creció en Tandil, Jorgito nació el 3 de diciembre de 1972 en el conurbano. Sus padres de corazón buscaban un hijo y, tras probar diferentes métodos y obtener resultados adversos, acudieron a la Casa Cuna de Buenos Aires para adoptar a un niño.

Fue así que, luego de viajar a Capital Federal para obtener más noticias acerca del trámite, les informaron que ya había un bebé esperándolos pero aún no tenían la fecha.

Tres meses más tarde, les entregaron a Jorgito y lo trajeron a Tandil, donde visitaron a un médico porque había tenido algunas complicaciones al nacer.

Si bien en algún momento supo asistir a una escuela especial, su crianza se forjó en su casa, en el club de sus amores y las calles de Villa Italia, junto a sus amigos y sus familiares.

Su pasión por el deporte lo hizo un reconocido atleta de la ciudad. En un principio se inclinó por el básquet y diariamente se acercaba a Unión a jugar con los demás chicos del barrio. Su talento pudo advertirse años más tarde, cuando durante los entretiempos de algunos partidos embocaba tiros desde la mitad de la cancha sin fallar. Una y otra vez.

Más tarde incursionó en el boxeo y finalmente se apasionó con el atletismo. Día a día salía a entrenarse en las inmediaciones del Lago del Fuerte y solía inscribirse en las diferentes pruebas que se realizaban en la ciudad –e incluso en otras localidades- llegando siempre a la línea de meta con una sonrisa dibujada en su cara, demostrando que la competencia no había sido más que un divertimento.

En diálogo con un medio local contó que su ídolo era el atleta serrano Diego Simon, con quien tuvo el gusto de compartir la largada de varias carreras.

Su partida sin dudas dejará un vacío enorme en el deporte serrano, pero también en la sociedad toda. Sus caminatas, sus charlas con los adultos mayores que esperaban en los bancos para cobrar la jubilación, sus buenos modales, su sonrisa y su cariño quedarán en la memoria de los tandilenses.

El cariño de la gente

El afecto de los ciudadanos por Jorgito quedó en evidencia a fines del año pasado cuando varias personas se unieron en una cruzada solidaria para realizarle un particular regalo de cumpleaños.

Romina Scarpello Vincennau, una comerciante amiga de Melfi, había iniciado una colecta luego de mantener una particular conversación con él: “Le pregunté ‘¿Qué te gustaría que te regalara?‘ Y me respondió 10 pesos… Lo miré y le repregunté ‘¿10 pesos?’ ‘Sí’, me dijo, ‘para juntar para ir a la playa‘”.

La inocente respuesta de Jorgito motivó a Romina para que, a través de las redes sociales, comenzara a juntar diez pesos para poder obsequiarle un viaje a la costa.

Y fueron muchos los que, al ver la publicación, automáticamente decidieron acercarse a colaborar. De hecho, en tan solo dos días se juntaron alrededor de 15 mil pesos.

“Mucha gente colaboró, inclusive una persona de Ecuador hizo una donación. Se acercaron de Recursos Humanos, de Obras Públicas, de la Escuela 801, de una Congregación de Franciscanas, familias que juntan en sus barrios… Muchísimas personas y con diferentes anécdotas”, había comentado Scarpello Vincennau en diálogo con este medio. En total, se recaudaron, aproximadamente, 30 mil pesos.

El día de su 47 cumpleaños, Jorgito se apersonó en el comercio de Romina a las 17, como solía hacer de manera diaria, y se sorprendió al ver que lo esperaban con una torta y un regalo especial.

Con lágrimas de alegría, le agradeció a su amiga y manifestó que utilizaría la plata para viajar en el verano junto a su prima, Ana Palazzo, a Mar del Plata.

Finalmente, los primeros días de febrero partieron rumbo a Necochea, donde se alojaron en el departamento de Juan Carlos Otero, quien se había interesado en la historia de Jorgito y quiso colaborar con la causa.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

  • Asi como utilizan nombre y apellido de varias personas sin consultar por que no aclaran que profesionales de la salud indicaron lo que mencionan en la nota? Los mismos que por liberar camas mandan a una persona a su casa sin un parte medico y sin mirar los valores de los estudios como un profesional deberia? El abandono de persona y la negligencia que tuvieron con una persona discapacitada lo tiene y lo va a saber todo tandil, se llegaran a las instancias que se tengan que llegar, uno entiende la situacion en este momento sanitario, pero con el diario del lunes y los estudios medicos se sabe que mucho mas podrian haber hecho sumado a que recien en mi 3er ida con jorge a la clinica con todo que eso conlleva en el estado en que estaba recien ahi decidieron internarlo y en ese momento no le realizaron esos estudios pertinentes y siguieron perdiendo dias fundamentales para su salud, amparense en el covid, pero el abandono lo cometieron

Deja un comentario