fbpx Familiares marcharon para pedir justicia por Romanela a tres años de su muerte – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Familiares marcharon para pedir justicia por Romanela a tres años de su muerte

La movilización fue este viernes por la tarde. El punto de encuentro fue Marconi y Roca, el lugar donde se produjo el siniestro vial en el que murió Romanela Ruiz Sánchez (23), para concluir frente a la sede de la fiscalía. Sin respuestas, se retiraron y acordaron volver el lunes.

Mariano Leunda

A tres años del siniestro vial que se cobró la vida de Romanela Ruiz Sánchez, familiares y amigos marcharon para reclamar justicia y que se defina la fecha para el juicio oral contra el único imputado por “Homicidio culposo agravado”, Sebastián D’Angelo.

El punto de encuentro fue Marconi y Roca, la esquina donde ocurrió el hecho en el que murió la joven. Desde allí, en silencio y con carteles que reflejaron el mensaje de la convocatoria, caminaron hacia la sede del Poder Judicial con el objetivo de obtener alguna respuesta en torno a la causa.

Las oficinas estaban cerradas y ningún funcionario judicial que pudiera atender a la madre de Romanela, Malvina Sáenz Valiente, y a otros familiares, por lo que decidieron volver a presentarse el lunes.

El caso

El único imputado en la causa se encuentra en libertad esperando que se inicie la instancia de juicio oral, que aún no tiene fecha. D’Angelo estuvo 45 días detenido con prisión preventiva y, a fines de agosto de 2018, fue excarcelado por decisión de la Cámara de Apelaciones de Azul, que hizo lugar a un pedido de la defensa y revocó la decisión del juez de Garantías José Alberto Moragas.

El siniestro vial sucedió el 7 de mayo de 2018 cuando Romanela circulaba a bordo de su ciclomotor por Marconi y un Volkswagen Bora, conducido por Sebastián D’Angelo, la embistió al girar en Roca de manera imprevista hacia la izquierda.

El autor del hecho se dio a la fuga y la joven de 23 años quedó tendida sobre el pavimento, siendo auxiliada por los ocasionales transeúntes. Producto del fuerte traumatismo que sufrió en la cabeza, falleció al día siguiente en el Hospital Santamarina.

Durante tres días, la Justicia y los familiares de la víctima encabezaron la búsqueda del vehículo que desapareció luego de cometer el ilícito, pesquisa que culminó el 9 de mayo con la aparición del Bora gris, en un domicilio de Montiel al 600.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario