fbpx Finalmente el Ejecutivo inició un presumario por el sabotaje a las cañerías del Hospital Santamarina – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Finalmente el Ejecutivo inició un presumario por el sabotaje a las cañerías del Hospital Santamarina

El Eco

El viernes 11 de este mes desde el Sistema Integrado de Salud Pública (SISP) del Municipio se informó sobre un incidente ocurrido en el Hospital “Ramón Santamarina”, en concreto, un sabotaje en una tubería de la red cloacal que afectó algunos sectores.

Las autoridades del SISP anunciaron que iniciarían entonces un sumario para dar con los responsables del incidente que originó, entre otras cuestiones, pérdidas en medicamentos.

Pasaron los días y recién a finales de la semana pasada ingresó el pedido concreto a la Secretaría de Legal y Técnica de la comuna que dio curso a la solicitud y con la firma del intendente Migue Lunghi se inició entonces el presumario administrativo. Así lo confirmó el integrante del área, Martín Romano, en diálogo con El Eco de Tandil.

La demora en el traslado del pedido al Ejecutivo estuvo justificada en la búsqueda de datos para ampliar el información para luego no tener que volver el mismo en caso de necesidad de ampliación.

Presumario

El director de Asuntos Legales señaló que comenzó ya la “etapa de reserva” como se la denomina administrativa donde los instructores estudian los informes y se cita a personal de la institución médica para tener mayor información sobre el tema.

El procedimiento es muy similar al de un sumario, aunque con una salvedad, es una etapa netamente de investigación por parte del Instructor presumarial, que una vez que logra arribar a las conclusiones de quiénes podrían ser los presuntos responsables, da lugar a la apertura del sumario propiamente dicho.

El sumario, por su parte, investiga lo mismo y se le da traslado al presunto responsable para que haga su descargo y ahí se avanza. El instructor sumarial luego realiza su conclusión, que es la opinión fundada, y con eso y el expediente se acude a la Junta de Disciplina, integrada por funcionarios municipales e integrantes del Sindicato de Trabajadores Municipales, para dar su opinión sobre el expediente.

El sabotaje

A más precisiones sobre lo ocurrido, se detectó el bloqueo en un codo del caño de cloacas. Como no se podía desatascar manualmente, se tuvo que utilizar aire a presión y allí salieron dos trapos de piso que habían sido arrojados allí.

Los inconvenientes provocados por esta obstrucción afectaron a diversos sectores, algunos de ellos sensibles, como la cámara frigorífica de la cocina, donde afortunadamente “no se produjo la contaminación de ningún alimento”. De todos modos se llevará adelante una limpieza “muy a fondo” para volver al grado de asepsia que debe tener una institución sanitaria.

A su vez también afectó la Umaad (Unidad Municipal de Adquisición y Almacenamiento de Medicamentos) y la Farmacia, que tuvo que cerrar y restringir sus actividades durante algunas horas. Por el ingreso de aguas servidas a ese sector se perdieron medicamentos y guantes estériles.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario