fbpx Gastronómicos consideran rebelarse ante la negativa del Municipio y permanecer abiertos al 25 por ciento – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Gastronómicos consideran rebelarse ante la negativa del Municipio y permanecer abiertos al 25 por ciento

Benjamín Ituarte, de la cervecería Cheverry expuso que “nosotros no somos los culpables de lo que está pasando” y consideró que “tenemos derecho a trabajar todos”. A su vez, marcó que “si cerramos damos más oportunidad a la gente a que haga fiestas privadas”.  

El Eco

Ante la negativa del Municipio al pedido de gastronómicos, desde el sector analizan la determinación de permanecer con las puertas abiertas al 25 por ciento, tal como lo hacían en Estadio Amarillo. Cabe recordar que a partir de ayer, al pasar a Estadio Rojo, los restaurantes y afines debían abrir solamente con mesas en la calle porque el decreto prohíbe que desarrollen sus actividades en espacios cerrados.

Esa medida ya de entrada no fue acatada en el sector que ayer permaneció con las puertas abiertas tanto con mesas adentro como afuera, como parte de un acuerdo que realizaron entre ellos bajo el lema “No más sillas al revés”. Esa postura la expusieron además ayer en la reunión que tuvieron con el Intendente y funcionarios.

Al cierre de esta edición se llevaba adelante un intenso debate entre los gastronómicos con posturas encontradas, ya que algunos estaban a favor de rebelarse y otros preferían acatar.

Del encuentro de zoom, del que participaron referentes de la Asociación de Hoteles, Restaurantes y Afines, trabajadores representados por la Uthgra, el sindicato vinculado a los shops de las estaciones de servicio, y alrededor de 50 empresarios vinculados a la gastronomía.

A su vez, estuvieron presentes el intendente Miguel Lunghi, el director de Turismo Rodrigo “Lole” Inza, el jefe de Gabinete Oscar Teruggi, el director de Habilitaciones  Javier Camgros y la secretaria de Desarrollo Productivo Marcela Petrantonio.

Luego del encuentro, Benjamín Ituarte, de la cervecería Cheverry, explicó que “yo no estuve en el zoom pero sí estoy pendiente minuto a minuto de lo que dicen los colegas en el chat. Si bien el canal de diálogo con el Municipio estuvo siempre abierto no hubo acuerdo en base a que ellos estuvieron firmes con el decreto vigente”.

“Nuestra postura es no poner en pausa nuevamente los locales pero no por estar en desacuerdo con ellos, no discutimos lo que está pasando a nivel pandemia sino lo que necesita cada empresa en este momento, que es trabajar”, enfatizó.

“Vamos a seguir abiertos”

Ituarte expuso que sin embargo durante la reunión “no alcanzaron a dejar en claro que nosotros vamos a seguir abiertos porque se cortó la señal del zoom, ellos no están sabiendo oficialmente que nosotros tenemos la intención de seguir abiertos mañana (por hoy)”.

Y admitió que en verdad durante la jornada de ayer no cerraron los locales , sino que permanecieron abiertos al 25 por ciento, tal como estaban en el Estadio Amarillo.

Estimó que los funcionarios deberían estar en conocimiento de esa situación ya que “quiero creer que más de un funcionario camina la ciudad, no están desconociendo la situación”.

“Fue una decisión (la de permanecer ayer abiertos) en conjunto de todos los gastronómicos en su gran mayoría, de 75 gastronómicos que estamos en un grupo 59 estamos de acuerdo.  Lo que nosotros creemos que no somos los culpables de lo que está pasando”, enfatizó.

Sin embargo, al cierre de esta edición debatían entre rebelarse y acatar el decreto.

En tanto, agregó que “sin criticar a otros rubros porque tenemos derecho a trabajar todos, pausar la gastronomía qué sentido tiene, si a un supermercado vamos todos, a un local de ropa también”.

Y consideró que “nosotros cerramos y damos más oportunidad a la gente a que haga fiestas privadas en vez de tener a los clientes con todos los protocolos adentro del local, como estuvimos cumpliendo hasta el día de hoy”.

“Acá solamente defendemos el trabajo de cada uno, es por el futuro de nuestros puestos de trabajo. Quiero apelar un poco a la responsabilidad de cada ciudadano, el que se quiere cuidar tiene la opción de quedarse en su casa, pero queremos que nos dejen la puerta abierta para seguir trabajando”, expresó.

Y añadió que “no estamos en contra del Municipio, sólo queremos defender nuestros puestos de trabajo”.

 

Desde el Municipio aseguran que van a

infraccionar a los que incumplan el decreto

 

Por su lado, la secretaria de Desarrollo Productivo del Municipio Marcela Petrantonio explicó que “en función del Estadio Rojo trabajamos con ellos anoche (por el martes) y les propuse reunirnos hoy (por ayer) para abordar todas las inquietudes de parte del sector”.

“El jefe de Gabinete planteó que el sistema sanitario ha permitido que ellos estén trabajando en función de los colores del semáforo, lo cual no hubiera sido así si nos hubiéramos cernido estrictamente en las fases. Se entiende su preocupación, su angustia”, indicó.

Y expuso que “el Intendente explicó la situación sanitaria en esta mirada holística que hace el Comité de Seguimiento con los expertos de la ciudad, luego se dio la palabra para que todos expresaran sus miradas y sus preocupaciones durante una reunión que duró alrededor de dos horas”.

Destacó que se trató de un “diálogo muy respetuoso, lo que indica el Comité en el rojo es bastante contundente que está comprobado que los lugares cerrados con no convivientes son una fuentes importante de transmisión de este virus, sumado al desconocimiento que hay científico a las pautas de contagio, el contacto”.

“Se les recordó que se había acordado en el mes de septiembre cuando se hizo el gran acuerdo vinculado a cómo se iba a trabajar en esta situación sanitaria, y habíamos resultado que aún en rojo la gastronomía iba a estar abierta al aire libre que así lo habían pedido ellos oportunamente”, sostuvo.

Además, agregó que “acordamos seguir en esta mesa de trabajo generando propuestas permitiendo tal vez la utilización de algún espacio público para que el sector pueda tener más movimiento que el que puede llegar a tener ahora”.

“La realidad es que hay una norma, es muy contundente y aquel que no la cumpla el primer paso es que será informado a través de la Dirección General de Inspección General, que tiene que cumplir la norma y el segundo paso seguir avanzando si no se respeta la norma”, manifestó.

Asimismo, sostuvo que “entendemos que es un sector con mucha seriedad, con mucho compromiso con la ciudadanía y que va a ser respetuoso de las normas y va a trabajar en alguna propuesta creativa, que no sólo sean las veredas sino pensar en otros espacios”.

Por su lado, el director de Habilitaciones, Javier Camgros detalló que desde ayer por la noche iban a comenzar con recorridas a los locales y a aquellos que estén funcionando por fuera del decreto “se los va a notificar que cese la actividad y en caso de no hacer así se va a actuar por incumplimiento al decreto, osea en el caso de los que trabajen con gente en el interior”.

“La idea del zoom fue que se tome consciencia esperemos que recapaciten los empresarios”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

  • Era esperable de los gastronómicos está actitud si hasta ahora cuando un sector dijo que no acataba más las normas, el intendente flexibilizó el sistema de fases y dio el visto bueno para que abran sus puertas (ej. Natatorios, gimnasios, comercios, etc) entonces porque ahora los gastronómicos tendrían que cerrar..
    Obvio que van a exigir las mismas condiciones flexibles de trabajo que fueron beneficiados otros sectores.
    Esto pasa porque el intendente quiso quedar bien con todos y ahora cada cual exige según derechos que cree tener..
    Está todo desmadrado…

  • Nadie es culpable de lo que está pasando, pero porqué en lugar de salir a exigir aperturas, no le exigen al municipio una puesta a punto real del sistema de salud?
    Está claro que durante los meses en que no hubo casos no hicieron lo necesario y ahora vemos las consecuencias con tan solo 5 camas disponibles y una baja en los recursos humanos disponibles para la atención médica.
    Los intereses económicos de cada sector son comprensibles, pero en lugar de apelar a los permisos del municipio y a la responsabilidad individual, que claramente es casi nula ( basta ver la cantidad de personas que no usan tapabocas o que hacen reuniones cuando no están permitidas).
    Todos los sectores deberían reclamar para que el municipio esté a la altura de la situación, cosa que le plantearía a todos otro panorama para poder desempeñar sus tareas y negocios.
    El problema acá es que cada uno piensa solo en su propio beneficio y quieren quedar bien con Dios y con el diablo, desde el intendente que solo mide satisfacción electoralista, la gente que no quiere aceptar que muchas de las cosas que antes hacíamos ya no son posibles de la misma forma, y también los comerciantes y empresas, que en lugar de hacer reclamos superadores, solo piensan en su caja.

  • Los argumentos de Ituarte son increibles…y si alguien incumple una norma debe atenerse a las consecuencia.
    y el municipio debe cumplir con su rol de contralor

    • Totalmente. Argumentan de una manera elemental. Que digan la verdad y se quiten las máscaras: NO les importa la gente y SÍ llenarse los bolsillos. Si van a ser canallas, séanlo de frente. Poco les interesa Tandil y su gente. Nada más quedarse contando los billetes al final del día.

Deja un comentario