Germán Cardoso, el Dr. Aborto, asegura: “Hago lo mismo que en el Hospital”

Germán Cardoso, conocido como el Dr. Aborto

El Eco

Cuando llegamos con el reportero gráfico a su consultorio notamos que la placa profesional de vidrio del frente estaba rota en varios trozos. Pensamos que podrían ser secuelas de un escrache, como la pegatina de carteles de la que aún quedan algunas señales. Durante buena parte de la entrevista el médico Germán Cardoso conocido por un apodo que a él no le cae para nada bien –Doctor Aborto- da la sensación de estar en guardia, como esperando una estocada que no llega. Hablamos sobre aborto, conciencia, moral, Estado. A veces la charla alcanza un tono áspero, pero logramos entendernos. Sugiere el título de la nota. Es lo que piensa nuestro entrevistado. La volanta corrió por parte de La Vidriera.

Germán Pablo Cardoso es oriundo de Benito Juárez, su padre era médico y fue criado en el seno de un hogar católico.

-¿Estudió medicina por tradición familiar?

-Empecé cine en Bellas Artes de La Plata en 1975, pero cerraron la carrera. Estaba todo muy complicado por la triple A, entre otras cuestiones. Quedé en arquitectura, hice un año y como seguía todo muy convulsionado y teníamos que estar los seis días de la semana en la facultad, haciendo talleres y veíamos que desaparecían compañeros, me cambié a una carrera donde tuviera que estudiar más en casa y en 1976 comencé medicina. Soy cirujano, hice la residencia en el Hospital Rossi de La Plata, terminé con el título de especialista y vine a Tandil haciendo las dos cosas, medicina clínica y cirugía, atendiendo en Juárez –donde teníamos una clínica con papá y otros socios- y en esta ciudad.

 

-¿Recuerda cuál fue el puntapié inicial por el que comenzó a hacer abortos?

-Sí, claro. Una señora mayor vino al consultorio con su nieta y, con la experiencia que había tenido con papá, se animó a hablar conmigo. Me contó que él le había hecho un aborto y que su nieta de 17 años lo necesitaba. Quería saber si le podía dar una mano. Y lo hice. La verdad que me sorprendió, no tenía todos los conocimientos para hacerlo y fue una decisión difícil porque no es solo hacerlo con todo lo que conlleva el tema del aborto del cual ahora se habla más, pero antes era tabú.

 

-¿Qué pasó con usted en lo personal después de practicarlo?

-Empezás a tener conflictos permanentemente por la educación. Mi familia era muy católica –no soy practicante ya-. Colaboraba con la Iglesia, papá daba las charlas de educación sexual a los que iban a contraer matrimonio, yo iba a un colegio religioso y además de la parte católica, socialmente estaba mal visto. Pero ante esa situación de que una abuela pide por su chiquita para que le solucione un problema que podría cambiarle la vida, sobre todo en gente humilde, continuar la vida con un hijo no deseado, lo hice. Fue una situación que le puede pasar a cualquiera.

-¿En qué momento de su vida profesional decidió que –para usted- estaba haciendo bien las cosas?

-Yo había visto la Ley y había posibilidades que se despenalizara por violación… pero como nunca se legisló sobre ello, siempre quedaban puntos oscuros, entonces pensaba que si alguna vez había algún problema legalmente, la Ley tenía que estar a favor mío. Eso por un lado. Y por el otro, ver que los que venían a mí prácticamente no tenían otra solución, encima yo sin saber bien cómo se hacían pero siendo médico una complicación la podía tratar. Lo veía como la única solución a un problema muy pesado para la mujer que estaba viviendo ese penoso momento.

 

Macri lo hizo

-En 2011 Telefe le hizo una cámara oculta ¿Fue su peor momento?

-Como profesional, como persona y también para la familia. El tema fue así, de un momento a otro –no sé porqué- comenzó a venir gente de Buenos Aires al consultorio, para solicitar mis servicios. Vi cómo estaba la situación allí y puse una clínica. Se ve que he hecho ruido en algún lado y me comenzaron a investigar como hace Macri (Mauricio, presidente de la Nación), con cruces truchos… me pincharon los teléfonos, los correos y en una forma incorrecta me detuvieron, estuve dos o tres días.

 

-¿Está procesado en la actualidad?

-No tengo ninguna causa, ya que jamás fui condenado. El Juez dictó falta de mérito… Fue algo para mostrar en televisión y nada más.

 

-¿Qué pasó con aquella mujer que vino de Entre Ríos en 2016 y que terminó en el Hospital Santamarina? Decía que usted le había practicado un aborto y en el nosocomio terminaron haciéndole una histerectomía. ¿Lo denunció por mala praxis?

-No conozco ese tema porque se habló de manera anónima. Puede ser una situación que se dé, ya que es muy común que por algún motivo haya que extirpar el útero, ya se sabe que puede ocurrir.

 

-¿Le sucedió alguna vez un caso así?

-Me ha pasado, sí.

 

-¿Y cómo lo solucionó?

-Con una histerectomía, medicamentos o transfusiones y todo lo que se hace una clínica.

 

¿Nunca falleció una paciente suya?

-No, no.

 

El destino de los embriones

-¿Qué tipo de técnicas utiliza para hacer un aborto?

-No uso medicamentos, lo hago por aspiración y solamente hasta las 12 semanas

 

-Hace poco se difundió un video en las redes sociales donde se veía paso a paso cómo se realizaba una práctica por aspiración ¿La vio?

-Son de casos avanzados. Yo los hago cuando son embriones. Y es lo mismo que se hace en la fertilización in Vitro, solo que en esta pueden haber muchos más y quedan congelados “in eternum”. ¿Qué destino tienen?

 

-Quedan congelados por si la madre quiere tener más hijos en el futuro o se quedan así congelados…

-O los tiran.

Germán Cardoso, conocido como el Dr. Aborto

-Una Diputada propuso que a las 21 semanas le hagan una cesárea a la madre y pongan al bebé en una incubadora ¿qué opina?

-Eso es tratar a la mujer como una cosa, una incubadora, al chico como un objeto.

 

-¿Tiene muchas probabilidades de vivir un bebé de 21 semanas?

-Sí, ahora sí. Pero lo que dijo es de terror. Más vale hacer una adopción rápida.

 

-Falta un Estado presente. Si una mujer que fue violada contara con la contención psicológica, material, la asistencia durante los nueve meses podría tener al bebé y darlo de inmediato en adopción, brindando la posibilidad de convertirse en padres a tantas personas que están esperando por un hijo hace muchos años.

-Eso no existe en Argentina y eso que no es uno de los peores lugares. En América Latina, Nicaragua, Salvador y Honduras, está totalmente prohibido y las mujeres van presas de por vida, así sea espontáneo el aborto. En cambio, en Europa es otra cosa, hasta las 14 semanas podés hacer lo que quieras que nadie te va a pedir nada.

 

-No cuento con estadísticas, pero el hecho de que en Europa sea legal hasta las 14 semanas ¿ha hecho que crezca el índice de abortos?

-No, disminuyeron. Pero lo más importante de todo esto es que se necesita una educación sexual integral que se tiene que dar y que acá cada vez se da menos.

 

“No le voy a decir cuánto cobro”

-¿Cómo queda emocionalmente una mujer después de que le practican un aborto?

-Quedan felices por haber solucionado su problema.

 

-¿Sienten culpa?

-No digo que se olviden inmediatamente, pero está estudiado que no hay un síndrome postaborto o culpa. No.

 

-Quienes están a favor del aborto ¿dicen eso?

-No es una forma de decir “quienes están a favor del aborto”. Este tema es individual. Cada uno está a favor de decidir sobre su cuerpo y en el caso de que ocurra un embarazo inesperado o no deseado, tomar una decisión que no la puede hacer un tercero. Y la persona que está en contra no puede decidir sobre lo que una persona va a hacer en su vida.

 

-Convengamos que la sociedad es hipócrita. Está penado por la Ley pero todo el mundo sabe que se hacen en consultorios, domicilios y hasta en instituciones privadas.

-Así es.

 

-¿Las parejas acompañan?

-Algunos mucho, otros más o menos, se borran e incluso embarazan a propósito rompiendo o no poniéndose el profiláctico. Hay de todo, pero después ¿qué hace la mujer?

 

-¿Cuánto cobra?

-No le voy a decir… vinieron de Los Angeles Times a hacerme un reportaje y después lo que pusieron en tapa fueron los valores, aunque las entrevistas de afuera salen muy bien, pero las de acá tienen muy “mala leche”.

 

-Soy periodista. No soy mala leche

-Esperemos… después veré lo que escriba y la iré a buscar…

 

-No hay ningún problema.

-“Cardoso hace tantos abortos y cobra tanto…”.

 

-¿Le molesta que lo llamen Doctor Aborto?

-No es agradable…

 

¿Lo tiene asumido?

-No me queda otra ¿qué voy a hacer?

 

-¿Ha tenido problemas de escraches en el consultorio?

-No…

 

-La placa del frente está rota…

-Sí, tengo la placa rota y además me pegaron carteles, todavía quedan restos de unos que me pegaron hace dos semanas.

 

El fallo FAL

-¿Cómo ve el hecho de que en el Hospital –de acuerdo al artículo 86 del Código Penal- se hagan abortos? Por otro lado ¿qué opina sobre la objeción de conciencia?

-En la objeción de conciencia uno no puede meterse, pero el médico tendría que declararlo antes de ingresar al Hospital, aunque las cosas cambiaron mucho en ese lugar. ¿Sabe lo de los abortos legales?

 

-Sí, los no punibles

-Por violación, enfermedad de la madre o riesgo de vida de la misma. En marzo de 2012 la Corte Suprema de Justicia falló sobre la interpretación que se debe dar al artículo 86 del Código Penal, y estableció que el aborto no es punible (N.R. No es un delito) por violación, enfermedad de la madre o riesgo de vida. En el Fallo FAL se aclara que la enfermedad puede ser física, psíquica, social, económica, de modo que entran muchas cosas y no es como antes que tenía que ser violada o tenía que estar muriendo.

 

-Y usted en cuanto al significado de salud se remite a la interpretación de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

“Explíquemelo como si tuviera seis años”

-¿Cómo se lleva con sus colegas?

-Sí. Saben lo que hago y tenemos buen trato.

 

-¿No tiene miedo de ir preso?

-¿Por qué?

 

-Porque el aborto es un delito, salvo en los casos que hablamos

-Yo los hago legales.

 

-¿Cómo es eso?

-¿No entiende?

 

-“Explíquemelo como si yo tuviera seis años” (N.R. Parafraseando al abogado Miller en la película Philadelphia)

-¿Qué le acabo de explicar? A ver si nos entendemos, porque estuvimos hablando…

 

-Lo entiendo perfectamente, sucede que en 2011 después de la cámara oculta dijo que lo habían detenido mal o sin pruebas… ¿No teme que hagan otra vez?

-¿Y los del Hospital no tienen miedo?

 

-Lo hacen en el marco de lo que la ley estipula para los abortos no punibles

-¿Hacen o no hacen abortos?

 

-Insisto, lo hacen dentro de marco de la Ley y no cobran.

-Cobrar no es un delito. Ponga lo que digo…

 

-Quédese tranquilo voy a incluir todas sus expresiones

-Dígame porqué no tienen miedo y usted piensa que yo sí tengo que ir preso.

 

-No dije en ningún momento que debía ir preso, soy periodista y no pertenezco a la justicia. Le pregunté y lo reitero ¿No tiene miedo de ir preso?

-¿Le preguntaría a los médicos del Hospital si tienen miedo de ir presos?

 

-Le preguntaría si tienen objeción de conciencia…

-Insisto, ellos no cobran

Germán Cardoso, conocido como el Dr. Aborto

-¿Usted hace abortos gratuitos?

-Por supuesto. Pero creo que usted no entiende y está mezclando muchos las cosas y cree que debo ir preso.

 

-En ningún momento dije eso. Pregunté. Es distinto. No vine a entrevistarlo de “mala leche”.

-(Risas) Pero le salta un poquito…

 

-¿Qué me salta?

-Me dice si tengo miedo de ir preso y le digo que no ¿por qué?

 

-Eso lo tiene que responder usted.

-Porque hago lo mismo que hacen los médicos del Hospital ¿Por qué no los meten presos…?

 

-Le di mi punto de vista.

-Uno si va preso es por un delito, pero si no lo hay…

 

-En el Hospital se hace una evaluación y si se encuentra dentro de lo que estipula la Ley se hace.

-¿Y por qué no lo puedo hacer? ¿Leyó bien el artículo 86? Es lo que despenaliza el aborto y dice cuándo lo podés hacer y quienes son responsables de decidirlo, la mujer y el médico. Si una mujer se acerca al consultorio –porque no la llamo viene por su propia voluntad-, me plantea su situación y estamos de acuerdo en que entra dentro de lo no punible, se puede hacer así como lo hacen en el Hospital, no tenemos ninguna diferencia.

 

“Si el embarazo está avanzado, digo no”

-¿Qué va a pasar después de todo el debate que comenzó el martes en la Cámara de Diputados? ¿Se despenalizará el aborto?

-Creo que es muy difícil y hasta pueden perjudicar lo que existe ahora, el artículo 86 que lo despenaliza en ciertas causales, porque hay gente que es contraria y ni siquiera lo acepta en esas causales. Pienso que tal vez se ha dado un mal paso aprovechando este gobierno. Así como una vez Macri me detuvo a mí, ahora les puede hacer dar un mal paso e ir para atrás.

 

-¿Por qué cree que fue el actual presidente el que lo hizo meter preso?

-El era Jefe de la Ciudad y junto a todo su gabinete está detrás de mí.

 

-¿Cómo lo sabe?

-Lo sé.

 

-¿No saldría entonces la despenalización?

-Creo que es una cortina de humo para que todos estemos hablando de esto. Después será el Mundial de Fútbol y mientras tanto la Argentina sigue endeudada, se cierran las fábricas…

 

-¿Por qué Cristina Fernández de Kirchner, ex presidente de la Argentina) no propuso debatir sobre el aborto?

-No lo sé.

 

-Durante su gobierno se sancionaron la Ley sobre Matrimonio Igualitario y la de Identidad de Género… me hace ruido que no pensara sobre el aborto.

-¡Ah! Me gustaría que el título de la nota fuera “Hago lo mismo que en el Hospital”…

 

-Podría ser…

-Que quede claro que hago lo mismo que en el Hospital, no otra cosa. Manipulo embriones, menos que en la inseminación artificial.

 

-¿Tiene la conciencia tranquila? ¿Pone la cabeza en la almohada y se duerme?

-Más vale. No ando buscando a nadie. Es más si está avanzado digo que no.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario