fbpx Mano a mano con Alejandra Gabriela Sewalt – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Mano a mano con Alejandra Gabriela Sewalt

Es enfermera profesional desde el año 2005. En la actualidad, trabaja en el Sistema Integrado de Salud Pública Municipal y es la responsable de una residencia dedicada a los adultos mayores.

El Eco

Es un tiempo donde el personal vinculado a la salud está desarrollando un trabajo extremo desde el lugar donde le toque ejercer la profesión, cuidando y sosteniendo a los pacientes con diversas patologías, a lo que se le sumó desde el pasado mes de marzo la pandemia de coronavirus que generó un alerta generalizado y mayor trabajo.

Uno de los tantos casos que se pueden reflejar en Tandil es el de la enfermera Gabriela Sewalt, quien además de ser coordinadora en el Servicio de Atención Domiciliaria del Sistema Integrado de Salud del Municipio, es parte del equipo de cuidados paliativos y la responsable de una residencia dedicada a la atención de adultos mayores y becaria fellow sobre procuración y donación de órganos.

Sewalt nació el 16 de octubre de 1973, se define como viajera incansable, es mamá de Marilina Sewalt y desde el 2005 ejerce su profesión como enfermera profesional.

La enfermería es la ciencia que se dedica al cuidado y atención de enfermos y heridos, así como a otras tareas de asistencia sanitarias, siguiendo pautas clínicas. Forma parte de las ciencias de la salud. Abarca la atención autónoma y en colaboración, dispensada a personas de todas las edades, familias, grupos y comunidades, enfermos o no, y en todas circunstancias. Comprende la promoción de la salud, la prevención de enfermedades y la atención dispensada a enfermos, discapacitados y personas en situación terminal.

Todo esto y más realizan a diario aquellas personas que están vinculadas con esta noble profesión, siendo una parte por demás importante dentro del sistema de salud y más en esta época de pandemia.

Hoy, nuestra invitada aceptó responder el tradicional cuestionario dominical que permite conocerla un poco más en profundidad.

 

1- El mejor café: El del desayuno del hotel, en vacaciones.

2- El mejor consejo que le han dado: ‘¡Vos metele!’.

3- La banda de sonido de una película: Across the universe.

4- La reunión ideal: Cualquiera en donde me duela la panza de reírme.

5- Tiempo perdido: La cola del banco.

6- Tiempo valioso: Domingo a la mañana.

7- Un actor: Leonardo Sbaraglia.

8- Un amigo: Los mejores. Los que me abrazan fuerte.

9- Un amor: Mi hija Marilina.

10- Un animal: Greta.

11- Un artista plástico: Ninguno en particular.

12- Un auto: Mi Gol VW.

13- Un color: Gris.

14- Un conductor de televisión: No miro TV.

15- Un disco: Hacelo por mí, Ataque 77 en cassette.

16- Un enemigo: Yo misma.

17- Un escritor: Agatha Christie.

18- Un ideal: Ruta, mate y música.

19- Un juego o juguete: Estoy aprendiendo el “Uno”.

20- Un legado: Dar la mano puede salvar una vida.

21- Un libro: Mujercitas (mi primer libro).

22- Un lugar: El patio de mi casa.

23- Un proyecto: Viajar.

24- Un recuerdo: 25 julio 2017. La llave de mi casa.

25- Un referente: Hoy es mi hija. Defensora de derechos, libre, comprometida. Una genia.

26- Un sabor: Dulce de leche granizado.

27- Un sueño: Poder abrazar pronto a mi papá.

28- Un viaje: Al norte.

29- Una actriz: China Zorrilla.

30- Una banda extranjera: Bon Jovi.

31- Una banda nacional: Ataque 77.

32- Una bebida: Mate, siempre.

33- Una cábala: agradecer. Todos los días.

34- Una canción: Love bittes, Deff leppard.

35- Una causa: Carpe diem.

36- Una cuenta pendiente: Cuidarme más.

37- Una época: El presente.

38- Una estación: Primavera.

39- Una fecha: 21 diciembre de 2005.

40- Una flor: Margarita.

41- Una fragancia: Lavanda.

42- Una fruta: Mandarina sin semillas.

43- Una obligación: Madrugar.

44- Una obra de teatro: Forever Young.

45- Una película: Piratas del Caribe.

46- Una posibilidad: Recorrer el mundo.

47- Una pregunta: ¿Quién me mandó?

48- Una prenda de vestir: Pantubotas y pijama.

49- Una tradición: La que se levanta primero hace mate.

50- Una utopía: No ver nunca más un pibe o un vieji pidiendo en un semáforo.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario