fbpx Mano a mano con Luciano Villalba – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Mano a mano con Luciano Villalba

Padre de Leonora y Emilia, Luciano Villalba vivió en La Plata y en Suiza, donde conoció a su compañera Pauline. En cada ciudad en la que se afincó, jugó al rugby. Docente, investigador y apasionado por la problemática ambiental, actualmente cursa un doctorado vinculado al tema. “Creo que la problemática socioambiental va a ser un eje ordenador del desarrollo en las próximas décadas y que los desafíos son enormes”, definió.

El Eco

Luciano Villalba nació en Tandil el 24 de noviembre de 1982 y pasó su infancia en el barrio Falucho 34. Tras completar sus estudios primarios y secundarios en la Escuela Normal y en la Escuela de Educación Técnica 2, se instaló en La Plata donde cursó la carrera de Ingeniería Industrial.

Apasionado por la problemática ambiental, apuntó a especializarse en el tema. En su búsqueda, obtuvo una beca de investigación en La Plata y después se presentó a una en Suiza.

Esa experiencia lo llevó a vivir durante tres años en la ciudad de Lausanne, donde completó un máster en Ciencias Ambientales.

Por esos años, conoció a su compañera Pauline, con quien se casó al poco tiempo. Con su mujer embarazada de siete meses de Leonora, decidieron radicarse en Tandil. Al poco tiempo, nació Emilia, su segunda hija.

En medio del plan familiar, apostaron a un emprendimiento con amigos, un café-librería llamado Casa Tomada. Fue una “linda experiencia”, recordó Luciano.

En todas las ciudades que vivió, jugó al rugby, “deporte hermoso” al que le debe “mucho”. En su trayectoria deportiva pasó por Uncas, Caribú, UNLP Rugby y Lausanne Unniversité Club.

“Ahora soy profesor en la Facultad de Ingeniería de la Unicen, en Olavarría, e investigador en el Cinea de la Facultad de Ciencias Humanas”, mientras termina su doctorado en Ciencias Ambientales.

“Creo que la problemática socioambiental va a ser un eje ordenador del desarrollo en las próximas décadas y que los desafíos son enormes”, definió.

En esta oportunidad, Luciano Villalba aceptó el desafío y un repaso por las respuestas del cuestionario permitirán conocer más sobre su perfil e intereses.

1- El mejor café: Después de comer, en lo de mi mamá, Silvia.

2- El mejor consejo que le han dado: Daniel, el vendedor de diarios del barrio, una vez nos dijo: “Hay que mirarse al espejo y poder decir ‘no me miento’”.

3- La banda de sonido de una película: Gato negro, gato blanco, Kusturica and The No Smoking Orchestra.

4- La reunión ideal: Con amigos, comiendo y tomando algo.

5- Tiempo perdido: Mirando pavadas en las redes sociales.

6- Tiempo valioso: En familia, yendo a comer a algún lado, en la plaza o leyendo para mis hijas.

7- Un actor: Anthony Hopkins.

8- Un amigo: El que te hace pensar distinto y mejor.

9- Un amor: El de mis hijas.

10- Un animal: Nuestro Puma, Rodrigo Bruni.

11- Un artista plástico: Antonio Berni.

12- Un auto: Ninguno, no me gustan.

13- Un color: Verde revolución.

14- Un conductor de televisión: No tengo y no miro televisión.

15- Un disco: Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Oktubre.

16- Un enemigo: Las fake news y la pereza intelectual.

17- Un escritor: El que estoy leyendo ahora, Richard Powers.

18- Un ideal: La justicia socioambiental.

19- Un juego o juguete: El rugby / una pelota de rugby.

20- Un legado: El proceso aprendizaje-enseñanza-aprendizaje.

21- Un libro: Cara a cara con el planeta, de Bruno Latour.

22- Un lugar: Los viñedos de Lavaux.

23- Un proyecto: El de Mirmidones, en el que trabaja mi hermano Nacho.

24- Un recuerdo: El guardapolvo blanco.

25- Un referente: Las Madres de Plaza de Mayo.

26- Un sabor: El del mate amargo de la mañana.

27- Un sueño: Entender la realidad para transformarla.

28- Un viaje: Uno que hice en 2011 (Lausanne, Budapest, Sofía, Belgrado, Estambul, Beirut).

29- Una actriz: Meryl Streep.

30- Una banda extranjera: AC/DC.

31- Una banda nacional: Divididos.

32- Una bebida: La Hesperidina que nos daba mi abuela a mí y a mi amigo Emilio en invierno.

33- Una cábala: Pensar que se puede.

34- Una canción: El Necio, de Silvio Rodríguez.

35- Una causa: la igualdad de oportunidades.

36- Una cuenta pendiente: Hablar bien inglés.

37- Una época: El presente.

38- Una estación: La primavera.

39- Una fecha: el 9 de diciembre 12.

40- Una flor: Bella de noche.

41- Una fragancia: La del jazmín.

42- Una fruta: El durazno.

43- Una obligación: Ir al dentista.

44- Una obra de teatro: El Almirante, de Daniel Kersner, donde actúa mi tía Carlota.

45- Una película: Cualquiera que vea con mi compañera Pauline.

46- Una posibilidad: Que se vaya todo a la m…

47- Una pregunta: ¿Qué quiero hacer realmente?

48- Una prenda de vestir: Remera escote en V.

49- Una tradición: Contar chistes malos.

50- Una utopía: La transición socioecológica justa y pacífica.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

  • Me encanta que haya recordado al querido Daniel Méndez, del Kiosko de diarios del barrio. Daniel siempre tenía un comentario o un pensamiento profundo, noble, para quien se quedara unos minutos a charlar con él. Una gran persona, y sería muy lindo que la gente del barrio pusiera una placa donde tuvo el kiosko para recordar a un gran personaje entrañable, inolvidable.

Deja un comentario