fbpx Instalarán en Tandil la primera planta del país que utilizará rastrojo de trigo para la fabricación de paneles de construcciónñ – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Instalarán en Tandil la primera planta del país que utilizará rastrojo de trigo para la fabricación de paneles de construcciónñ

Se instalará en Tandil la primera planta del país que producirá paneles de construcción con rastrojo de trigo. Según estiman desde la compañía -aunque aún no saben con exactitud dónde se ubicará- que para mediados del año próximo ya estará operativa. Además, la firma presentó al Municipio y a la Usina un proyecto para producir energía a partir de residuos sólidos urbanos.

Los paneles permiten el aislamiento acústico, sonoro e ignífugo (Foto: Agrofy News)

Internet

La firma Bioceres, fundada en 2001 con la idea de desarrollar biotecnología para los productores argentinos, instalará en Tandil la primera planta del país que utilizará rastrojo de trigo para la fabricación de paneles de construcción.

“El proyecto es la instalación de una empresa para la fabricación de paneles para construcción con una tecnología que utiliza parte del rastrojo de trigo que queda luego de la cosecha”, explicó Claudio Dunan, director de Estrategia de la compañía, en comunicación con el programa Tandil Despierta, que se emite por Eco TV y Tandil FM 104.1.

Los paneles, visualmente, son similares a los ya conocidos de yeso, pero tienes más propiedades debido a que permiten el aislamiento acústico, sonoro e ignífugo, de modo que desde el punto de vista de prestaciones “son muy superiores”.

Asimismo, también tienen un costado sustentable ya que, lógicamente, en vez de consumir energía para su fabricación, utilizaron al sol como fuente: “También están las ventajas ambientales, como la fijación de carbono, que en vez de ser emitido, queda secuestrado en las placas. Son totalmente reciclables y después de 80 años, si se quieren cambiar, se pueden enterrar ya que son materia orgánica para el suelo”.

Por lo tanto, es un material muy importante para lo que se denomina construcción verde, teniendo en cuenta que debe ser retirada de áreas donde pueda extraerse un 20 por ciento del rastrojo sin tener un impacto negativo sobre la dinámica de la materia orgánica del suelo.

Explicó Dunan que el proceso es muy sencillo, que no consume agua y que no genera residuos líquidos, aunque sí consume energía eléctrica, la cual hay que proveerla.

“Se pueden enfardar en rollos, se trasladan a la planta y ése es básicamente el proceso. Obviamente tiene que haber un acondicionamiento y una logística de ese rastrojo, pero los productores conocen bien el tema”, detalló.

Estaría instalada para mediados de 2021

Según manifestó el director de Estrategia de la firma, están en la etapa final previa al inicio de la construcción, la cual demandaría un corto período de tiempo y “en la primera mitad del año próximo deberíamos estar instalándola”.

La compañía se edificará en Tandil gracias a las gestiones del Gobierno municipal, principalmente a la secretaria de Desarrollo Productivo, Marcela Petrantonio, y a que rápidamente la Cooperativa Falucho se acercó con la oportunidad de utilizar los paneles, ya sea en forma local o regional.

“Así que Tandil, cuando lo pensamos, creímos que podía dar muy buen uso a este tipo de materiales. Porque es una ciudad con un perfil de búsqueda de sustentabilidad muy importante en todo lo que hace. Y esperamos que eso ocurra”, expresó.

Contó Dunan que tienen socios estratégicos, como la Cooperativa Falucho, también productores trigueros, y una empresa australiana que les provee la tecnología. No obstante, sostuvo que solo les resta terminar de conseguir un grupo de inversores que desee colaborar, “pero ya para la mitad del próximo año poder arrancar”.

Si bien aún no tienen el lugar exacto en el que se emplazará, reveló que están trabajando junto a Petrantonio y que una de las posibilidades que se baraja es el Parque Industrial.

Transformar residuos en energía

Con el propósito de fomentar empresas de bases biológicas, desde Bioceres apuntan a que la planta funcione con bioenergía a partir de la tecnología de gasificación: “Nosotros tenemos una tecnología que podríamos definir como reciclado termoquímico, que transforma los residuos sólidos urbanos en un gas de síntesis que luego pude usarse para la producción de distintos elementos, como biocombustibles y fertilizantes, pese a que obviamente lo más sencillo es la energía eléctrica”.

Este proceso es diferente al que normalmente se utiliza en otras partes del mundo y se denomina tecnología de segunda generación. Mientras que en otros países se emplea la basura para obtener energía mediante combustión, “en este caso se genera un intermedio sin gas que tiene varias utilizaciones y una de ellas es la energía”.

“Lo hemos presentado, nosotros tenemos nuestro modelo de negocio con el financiamiento acompañado para este proyecto particularmente. Lo están evaluando, a diferencia de otras alternativas, tecnologías, tiene mucha versatilidad.Porque si bien uno puede iniciar con una tecnología, que sería consumida por la planta de los paneles, después tiene otros usos”, sostuvo Dunan.

Mencionó que entre las otras ventajas, más allá de la parte orgánica, se puede destacar su uso para transformar plástico, cartón, papel y neumáticos.

“Nuestra presentación, además del Municipio, la recibió la Usina y la están evaluando como otros proyectos que tienen para hacer algo con los residuos”, informó.

Finalmente, destacó que lo importante sería que después pudieran terminar de reciclar el residuo sólido en fertilizante o en hidrógeno, “que es una de las formas de energía del futuro”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario