fbpx Integrantes del Consejo Económico y Social realizaron un balance de gestión – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Integrantes del Consejo Económico y Social realizaron un balance de gestión

La evaluación de los logros obtenidos dentro del espacio, fue analizada desde la óptica de distintos actores sociales que durante su funcionamiento trabajaron en un marco de respeto y pluralidad. Celebraron la suma de voluntades pero advirtieron la necesidad de resolver temas que quedaron en agenda. Las reuniones, podrían articularse luego de las PASO.

El Eco

La constitución de la herramienta impulsada por el edil justicialista, Facundo Llano y sancionada por unanimidad por el Concejo Deliberante comenzó a tomar forma a fines de octubre de 2018. 

Desde su génesis, tuvo como premisa abordar la asistencia en el diagnóstico y monitoreo de la evolución de la situación en materia económica, social y alimentaria de distintos sectores de la ciudad, con una mirada aguda sobre aquellos que presentaban mayor grado de vulnerabilidad.

A mediados de noviembre de ese año, el Ejecutivo comenzó a elaborar el decreto de convocatoria para acompañar el espíritu de la iniciativa y marcó algunas pautas de organización con miras a la implementación del Consejo Económico y Social. Se articularon una serie de encuentros y finalmente, el diciembre se puso en marcha el funcionamiento institucional del espacio.

Allí se sumaron voluntades del ámbito público y privado cuyo compromiso quedó plasmado durante los encuentros plenarios que se realizaron en el Museo Municipal De Bellas Artes (MUMBAT) y en las instalaciones de la Cámara Empresaria de Tandil (CET).

Para mejor organización, se decidió que los participantes se congregaran por ejes temáticos y se conformaron dos comisiones: social y productiva. A partir de esta disposición, se logró que los actores involucrados pudieran suscribir sus propuestas y se trazaron los lineamientos a seguir.

Entre los participantes, el Consejo Económico y Social contó con la intervención de distintos organismos y entidades. Entre ellas, la Universidad del centro de la provincia de Buenos Aires (Unicen); Asociación de Mujeres Empresarias y Profesionales de la ciudad; Cámara Empresaria de Tandil; Sociedad Rural; Federación Agraria; Ente Consorcial del Parque Industrial; Ministerio de Trabajo de la Nación; Anses; Cluster Quesero; Cámara Agroindustrial; Clúster Porcino; Usina; OPDS; Instituto Mixto de Turismo; CEPIT; APYMET; Ministerio de Producción y Trabajo; PAMI; Centro de Referencia; Subsecretaría de Agricultura Familiar; CTEP y la Red de Comedores Comunitarios.

También formaron parte las fuerzas políticas del Bloque Justicialista, UCR e Integrar; Movimiento Evita y la Agrupación Primero de octubre. En representación del Estado municipal asistieron referentes de la Jefatura de Gabinete, Secretaría de Desarrollo Económico Local, Secretaría de Gobierno y de Desarrollo Social y Consejo Escolar.

Logros de gestión

Los proyecto y demandas que de allí surgieron, tuvieron por espacio de seis meses el claro objetivo de optimizar recursos y experiencias comunes, para dar respuesta a las problemáticas sectoriales a través de medidas de corto plazo.

A manera de síntesis, las acciones se impulsaron y/o concretaron por diferentes visiones que emergieron desde el debate y el análisis. Entre las medidas, se destaca las gestiones con productores locales para que, a través de un acuerdo con supermercadistas se active el Programa Góndolas donde una serie de artículos de manufactura lugareña podrán ser incorporados a un espacio de exhibición y venta.

Otras de las resoluciones que se implementó de manera eficaz, es un convenio con los trabajadores de huertas comunitarias. La articulación entre los referentes del Movimiento Evita y la Secretaría de Desarrollo Social, permitió que agricultores nucleados en cooperativas se transformen en proveedores del Municipio y mensualmente venden alimentos orgánicos que la dependencia reparte entre las familias que necesitan asistencia. Actualmente el volumen de producción alcanza los 600 kilos y llega a 300 hogares.

En este sentido, las emprendedoras nucleadas en el Movimiento Primero de Octubre también lograron acordar la entrega de guardapolvos y ropa de niño, indumentaria que será distribuida a través de los canales que dispone el área municipal.  

Además, se llevaron adelante gestiones a nivel local y regional donde a través de la presentación de notas a ARBA y AFIP solicitaron a los entes de recaudación, que no se ejecuten multas o embargos a las pymes que contrajeron deudas tras la retracción de la demanda.

Como parte de las tareas que se encauzaron a nivel ministerial y en pos de aliviar la carga en los costos operativos, se logró la incorporación de nuevos beneficiarios al programa de eficiencia eléctrica como también la difusión de los recursos administrativos para solicitar la reducción de tarifas en el consumo de gas.

Con el objetivo de desplegar mayores herramientas hacia el sector productivo, se amplió la oferta para la realización de cursos de manipulación de alimentos, de packaging, registro de marcas y de manejo de redes. Se incorporó la plataforma Buy-Buy como espacio gratuito para venta y promoción a través del sistema online y también, sin costo alguno, se extendieron libretas sanitarias.

Por intermedio de las Secretarías de Desarrollo Económico Local y Desarrollo Social se presentaron dos nuevas líneas de apoyo financiero para emprendedores, cuyo monto quedó estipulado en 30 mil pesos.

Según se informó, entre otras acciones realizadas, se suscriben la mejora habitacional en viviendas, la regulación de conexiones eléctricas y la mayor asistencia a comedores comunitarios con artículos para la alimentación e higiene.

La experiencia

La mirada de los actores públicos y privados fue coincidente a la hora de describir la participación como una buena experiencia donde el espacio auspició como ámbito para visualizar las problemáticas comunes y sectoriales.

Desde esta perspectiva, Julio Elichiribehety, Jefe de Gabinete subrayó el espíritu de consenso y respeto mutuo que tuvo el Consejo Económico y Social cuya existencia permitió generar una construcción de capital social que describió como “chequera de vínculos”.

“A diferencia del Acuerdo del Bicentenario que busca pensar políticas a mediano y largo plazo, esta herramienta se desplegó para brindar respuesta a temas de coyuntura que fueron planteados con agenda abierta por los distintos actores que cotidianamente participan de forma activa”, señaló el funcionario.

Como una de las aristas sobresalientes de la convocatoria, Elichiribehety destacó la diversidad de matices que se expusieron en un entorno de diálogo basado en el respeto de las posturas ideológicas que enriquecieron y coadyuvaron a su funcionamiento.

Explicó además, que aunque el tiempo de duración fue de seis meses “esta herramienta puede ser activada en el momento que se crea necesario y si bien se ha cumplido el plazo operativo, tanto las demandas como los actores, pueden ser llamados nuevamente e incluso, ampliarse la convocatoria”.

Nicolás Carrillo, referente del Movimiento Evita trazó un balance de lo actuado y opinó que “el diagnóstico es positivo, aunque resulta insuficiente”. A su entender en momentos de crisis queda en evidencia la incapacidad del Estado para resolver situaciones de manera aislada y “debe abrir el juego para convocar a otros resortes de la sociedad”.

“Es importante que se hayan democratizado las propuestas a través de esta herramienta pero no alcanza, porque el deterioro social es muy grande y en seis meses no se pueden contemplar todas las problemáticas”, añadió.

El dirigente social evaluó además “que es necesario que el espacio siga funcionando y se sostenga porque los municipios hoy ya tienen otras tareas por cumplir más allá del barrido y la limpieza”.

Carrillo explicó que desde lo sectorial el balance fue bueno porque el aporte a través de las cooperativas agrícolas “pudo generar trabajo a 40 personas, producción para una buena alimentación y el fomento de esta fuente de economía de cercanía”.

A manera de síntesis, el concejal justicialista Facundo Llano, impulsor de la creación del Consejo Económico y Social, compartió días atrás su experiencia y solicitó la continuidad del espacio para mantener en agenda los temas que quedaron pendientes y proponer un nuevo temario.

“Creo que es necesario que se establezca una prórroga para poder dar cierre a las líneas de trabajo y porque hay demandas que aún necesitan atención”, comentó.

Otras miradas

La pluralidad de voces y posturas, sumó la presencia de referentes de la Asociación de Mujeres Empresarias y Profesionales (AMEP). Desde el sector, celebraron la convocatoria y reconocieron los límites de la jurisdicción local para resolver cuestiones estructurales.

“Debemos recalcar la buena voluntad y disposición del Gobierno municipal para lograr un diálogo, pero es difícil erradicar la pobreza cuando hay imposibilidad de generar cambios profundos y necesarios para el crecimiento económico que dependen de la voluntad provincial o nacional”, manifestaron a través de un comunicado.

Por otra parte, aseguraron reconocer el carácter complejo del desarrollo sostenible y el hecho de que las respuestas más eficaces son aquellas que se coordinan adecuadamente. “Las entidades no podemos hacer más que presentar informes al Consejo y quedar a la espera de que dichas notificaciones lleguen a manos de quienes tienen que tomar decisiones”, expresaron.

Oficialmente, se informó que el Consejo Económico y Social en plenario y por unanimidad, resolvió establecer un cuarto intermedio en función del calendario electoral y se retomarán las reuniones tras las PASO. Igualmente indicaron que las comisiones quedarán activas para dar respuesta a las demandas que surjan de manera espontánea.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario