La calurosa jornada navideña invitó a cientos de personas a disfrutar de las piletas

Luego de un diciembre con un clima bastante adverso y atípico, la jornada navideña de calor invitó a la gente a sumergirse en los piletas del Balneario del Sol y disfrutar de un día en familia. Cientos de personas coparon las instalaciones desde temprano y aprovecharon para pasar la Navidad en el agua.

La responsable del Balneario del Sol, Magdalena Magneres, afirmó que “por fin el tiempo nos acompañó y estamos muy contentos, de haber recibido a toda la gente en un día como Navidad que desde las 11 vinieron ya a guardar su sombra, en familia, los chicos, los abuelos, los padres. Ha sido una jornada hermosa”.

Diciembre
atípico

No obstante, señaló que este diciembre fue “totalmente atípico, en todos los años que llevamos en el Balneario nunca tuvimos un diciembre tan frío, tan inestable. El clima está directamente relacionado porque por más que tengamos todo listo para que venga la gente, si hace frío, no viene y si está nublado desde la mañana, tampoco”.

web_6loc3

“Dicen que está semana viene una ola de calor, pero hasta ahora viene realmente inestable y por ende, la gente hace otros programas con todas las compras de Navidad y ayer (por el domingo) fue un día también fresco, hasta ahora ningún domingo de diciembre nos ha acompañado el tiempo”, afirmó.

Sostuvo que ayer fue el primer día en el cual el lugar estuvo lleno, considerando que la apertura fue el 1 de diciembre.

Además, sostuvo que muchas veces “baja muchísimo la temperatura, ayer a la noche (por Nochebuena) no se podía estar sin abrigo. Esta semana todavía hay exámenes en secundaria, entonces eso también influye. Sí turistas andan muchos, como siempre, se juntan de la zona de Rauch, Azul, Ayacucho, llaman por teléfono y preguntan si estamos abiertos el 25, que también nos preguntan por el 1 de enero, que espero que tangamos suerte con el tiempo”.

web_6LOC2

“A la gente le gusta pasar Navidad y Año Nuevo en la pileta desde temprano, porque ya se organizan así. Hay familias, grupos grandes, que se han traído las heladeritas con todo lo que les sobró de la noche. Vienen temprano y pasan el día acá, pero es verdad que el calor tiene que ser constante, la temperatura del cuerpo tiene que ir en ascenso para que digan ‘mañana vamos’”, sostuvo.

Verano
inestable

“Si hay mucho viento o muchas nubes en la mañana, que es cuando la gente organiza la venida al balneario, no vienen, hacen otro plan. Esperamos que nos acompañe el tiempo porque el 1 de enero es el día principal de la temporada, porque es cuando mucha gente se toma vacaciones y empieza a venir de forma constante”, indicó en diálogo con El Eco de Tandil.

Respecto a las expectativas para el resto de la temporada, señaló que “por la información que tenemos de centros meteorológicos de La Plata, también por los Bomberos, los pronósticos son como diciembre, días de calor y días de frío. Va a ser un verano con calor, frío, tormentas; diferente. Quizás tiene que ver con estos ciclos de las corrientes del Niño y la Niña. Nosotros trabajamos con el clima, así que estamos acostumbrados a que nuestras posibilidades están vinculadas siempre a que haga calor”.

web_tapa

Los habitúes

Por otro lado, Magneres, contó que tienen muchos habitúes, gente que aprovecha la temporada y va todos los días a disfrutar del balneario.

“Aunque el clima esté más o menos es gente que aprovecha el abono de temporada, entonces viene a tomar mate, a juntarse con las amigas, los amigos y pasan en día igual, aunque no esté para bañarse”, manifestó.

Y sostuvo que “los habitúes son muchísimos, que ya conocen el lugar y saben que la van a pasar bien, pero lo masivo, lo que a nosotros realmente nos beneficia como un negocio que es tan corto, que tiene 90 días como máximo, son estos días de calor que no se puede estar en el centro de Tandil, adentro de las casas y la gente se vuelca a venir”.

Un ambiente
familiar

Alcira Islas, una de las habitúes del lugar, contó que “venimos todos los días, familiares, hijos, abuelas, nietos y bisnietos. Desde que abrió la temporada venimos después de las 15.30, 16. Cada una trae su bolso, nos sentamos, charlamos, tomamos mate. Es hermoso”.

Por su parte, Claudio “El Negro” Caseros, del club Santamarina, explicó que “desde que comenzó la temporada venimos todos los días, pero yo vengo de toda una vida, desde chiquito, cuando no estaba privatizado, cuando estaba el agua verde”.

web_6loc1

“Hoy está esplendido, muy cuidado, mucha organización, muchos servicios, buena gente. Venimos en familia, a compartir unos mates con amigos y a pasar un día lindo de sol y agua. Yo trabajo por cuenta mía y reparto el día en dos, trabajo de mañana muy temprano hasta las 14, y después disfrutamos de la pileta. El ambiente de este balneario es de gente muy amable, la mayoría somos conocidos, la gente no molesta para nada y es familiar”, destacó.

Y subrayó que “está muy bien ordenado, felicito a los dueños por lo que han logrado durante estos años”.
Por último, mandó saludos “a la gente de Santamarina, al barrio más popular, Villa Italia. Yo tengo el corazón en ambos lados en Santamarina y en la República de Villa Italia, que es Unión y Progreso”.

En tanto, Nazarena Pena contó que “arranqué este año acá porque siempre iba a Unión y Progreso. Al hacerla climatizada, nos quedamos sin pileta en verano, entonces venimos a los piletones y está muy bueno, lleno de familias, la piletas muy limpias”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario