EN EL MARCO DEL PARO PROVINCIAL

La comunidad educativa de Tandil marchó en repudio a la tragedia de la escuela de Moreno

Bajo la consigna “La escuela pública está de luto”, directivos, docentes, alumnos, dirigentes gremiales y vecinos se congregaron ayer en la Plaza Independencia para decir “basta” y exigir al Gobierno provincial respuestas ante las falencias en materia de infraestructura en las escuelas públicas. Con profundo dolor, marcharon al Ministerio de Trabajo bonaerense, al Consejo Escolar y finalmente a la Jefatura Distrital de Educación.

Rody Becchi

Bajo la consigna “La escuela pública está de luto”, la comunidad educativa de Tandil se congregó ayer en la Plaza Independencia para encabezar luego una convocante marcha por las céntricas calles de la ciudad en repudio a la tragedia de la escuela de Moreno.

Directivos, docentes, alumnos, dirigentes gremiales y vecinos autoconvocados dijeron “basta” y exigieron al Gobierno provincial respuestas ante las graves e inminentes falencias en materia de infraestructura en las escuelas públicas bonaerenses.

La concurrida movilización se desarrolló en horas de la mañana, en el marco del paro provincial decretado por el Frente de Unidad Docente Bonaerense -FUDB- en repudio de la explosión ocurrida en la Escuela Primaria 49 “Nicolás Avellaneda”, que ocasionó las muertes de la vicedirectora del establecimiento, Sandra Calamano, y el auxiliar, Rubén Orlando Rodríguez.

La movida estuvo encabezada por el secretario general de Suteba en Tandil, Hugo González; y su par de la FEB, Cecilia Islas, quienes llamaron a los trabajadores de la educación a no bajar los brazos y seguir luchando por una escuela pública digna.

Minutos pasados de las 10.30, directivos, docentes y estudiantes de establecimientos públicos y privados fueron concentrándose al pie de la glorieta de la Plaza Independencia.

Hasta allí, también se acercó el presidente del Consejo Escolar Cristian Cisneros, junto al resto de los integrantes del cuerpo. Acompañaron además los concejales del bloque de Unidad Ciudadana; el secretario general de Adunce, Martín Rosso; representantes de distintas instituciones y agrupaciones de la ciudad y vecinos autoconvocados.

Alrededor de las 11, se sumaron también los referentes del Centro de Estudiantes de la Escuela Polivalente de Arte, quienes estuvieron acompañados por la directora del establecimiento educativo, Nancy Mazza, sus docentes y el resto de sus compañeros.

El acto

En una mañana gris, los manifestantes fueron llegando y acomodándose en la plaza, mientras conversaban entre sí a la espera del inicio del acto. Los dirigentes gremiales vistieron la glorieta con sus distintivas banderas. Por su parte, algunos de los participantes colocaron distintos carteles sobre las escalinatas para visibilizar la preocupante situación que atraviesa la escuela pública. “La desidia de Vidal se cobró dos vidas”; “La educación pública está de luto”; “El ajuste mata”; “Emergencia edilicia y educativa en la provincia ya”; “Vidal hacete cargo”; y “Este es el límite, no vamos a permitir que la desidia se siga cobrando vidas” fueron los mensajes plasmados.

Entre el público también se alzaron banderas y carteles con diferentes frases, entre ellas, “La desidia de Vidal se cobró dos vidas”; “La escuela pública está de luto”; “El abandono de la escuela pública es un crimen. Vidal es responsable. Justicia. Corriente Clasista y Combativa”.

El acto comenzó pasadas las 11 y, durante poco más de media hora, representantes de diferentes instituciones educativas de la ciudad y dirigentes gremiales fueron tomando el micrófono para alzar la voz en una triste jornada para toda la comunidad educativa.

Todos responsabilizaron a la gobernadora María Eugenia Vidal y al ministro Gabriel Sánchez Zinny por la tragedia en Moreno. Advirtieron que la compleja situación que atraviesa la escuela pública con graves falencias en materia de infraestructura en la provincia de Buenos Aires hace años que existe, que el Gobierno lo sabe, pero a pesar de ello sigue poniendo en riesgo la vida de los trabajadores de la educación y de los estudiantes.

Volvieron a exigir entonces una solución urgente, reclamaron que el Gobierno “se haga cargo” y llamaron a no bajar los brazos y seguir unidos en la lucha.

La movilización

Finalizados los discursos, los manifestantes partieron encolumnados detrás de una bandera negra que decía: “La educación pública está de luto” desde la plaza céntrica hacia la sede del Ministerio de Trabajo de la Provincia, situada en Pinto al 500. Allí, realizaron un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la explosión y colocaron unos listones negros en señal de duelo.

La imponente columna de gente, que acaparó durante todo el trayecto unas dos cuadras, avanzó por Pinto hasta 9 de Julio, dobló en San Martín y continuó hasta Yrigoyen, donde volvió a doblar hasta llegar al Consejo Escolar de Tandil.

Allí, los participantes gritaron con profundo dolor: “Sandra y Rubén presentes, ahora y siempre”.

Pasados unos minutos, continuaron por Sarmiento hasta 4 de Abril, y de allí hasta la Jefatura Distrital de Educación, donde finalizaron una convocante marcha que volvió a poner de manifiesto la preocupante situación que atraviesa la educación pública.

“Hoy es el día en el que decimos basta”

Minutos antes del inicio del acto, la secretaria general de la FEB en Tandil, Cecilia Islas, y su par de Suteba, Hugo González, dialogaron con El Eco de Tandil.

“Hoy es el día en el que decimos basta. Basta de desidia y de poner en riesgo nuestras vidas porque tal vez ahora tomamos conciencia de eso, de que muchas veces en las escuelas estamos poniendo en riesgo la vida de los chicos y la nuestra, pensando que no nos va a pasar”, manifestó Islas.

Consideró que la tragedia en la escuela de Moreno provocó “un shock importante a todos, más allá de lo que veníamos reclamando hace mucho tiempo. Venimos presentando todas las situaciones edilicias de las escuelas y no hay solución”.

Puntualmente sobre la situación en Tandil, González advirtió que “es grave desde el punto de vista de que no tenemos financiamiento por parte de la Provincia, es decir, el ajuste genera que día a día se vaya agravando más porque si no tenemos los recursos necesarios para afrontar lo que se tiene que afrontar en el mantenimiento de los edificios, vamos camino a estar grave. Esta es la realidad”.

Señaló que “hubo muchas presentaciones por parte de todos los gremios, es más, cuando se hizo `El Carpetazo´ se presentaron todas esas situaciones y pasó esto. Sinceramente es lamentable”.

El dirigente de Suteba  expresó que “lo que pasó es terrible, es una tragedia que se podría haber evitado, algo que no tenía por qué haber sucedido y la reacción es esta”.

Detalló que “el acatamiento al paro de hoy fue muy alto y esto tiene que ver también con el dolor que estamos pasando y con la indignación que estamos viviendo los trabajadores y trabajadoras de la educación”.

Destacó que “el gobierno de Vidal mandó ayer que hiciéramos hoy una jornada de reflexión en las escuelas y es lamentable. Los que tienen que reflexionar son ellos, los que tienen que entender que la responsabilidad sobre la situación que estamos atravesando es de ellos y que son ellos quienes tienen que dar respuestas. Nosotros no tenemos que reflexionar. Los trabajadores y trabajadoras estamos haciendo lo que nos corresponde, que es estar en la calle indignados, repudiando esto y pidiendo que no pase nunca más”.

Además, manifestó que “otra cosa que también está muy sentida entre los compañeros de trabajo es que muchos esperaban otra actitud del Gobierno, que tranquilamente hoy podría haber decretado luto provincial y, sin embargo, nos mandó a reflexionar en las escuelas”.

Finalmente, González enfatizó que “todos los reclamos los hemos hecho y las presentaciones están hechas, lo que pedimos es que haya un reclamo unificado del distrito de Tandil hacia la Provincia en función del ajuste que se está llevando adelante”.

Por su parte, Islas remarcó que “tanto la Gobernadora como el director general de Cultura y Educación, Gabriel Sánchez Zinny, no han aparecido públicamente. Esperábamos un gesto, que dijeran algo al menos, y es importante también que las responsabilidades sean de arriba hacia abajo y que no siempre recaigan, como se está hablando, en echarle la culpa al gasista o al docente que no suspendió las clases. También es importante saber las presiones que reciben a veces los directivos para no suspender las clases”.

“Ojalá que esto sirva para reformular algunas cuestiones”, afirmó Cisneros

Por su parte, el presidente del Consejo Escolar de Tandil, Cristian Cisneros, manifestó que “es un día muy triste para la educación y venimos a acompañar con los consejeros escolares de nuestro bloque y con Facundo (La Banca) de la oposición”.

Afirmó que “hay que acompañar en este día en que la educación está de luto, debemos estar cerca de la comunidad y de los docentes, y por supuesto hacer llegar mi saludo y sentimiento a la gente de la Escuela 49 de la ciudad vecina de Moreno”.

Consultado sobre el estado de las escuelas en Tandil, aseguró que “uno tiende a generar distintos mecanismos de seguridad. Nosotros tenemos hace un par de años gasistas matriculados, a quienes podemos llamar y asisten. Creo que ciertamente hay que preguntarse algunos protocolos y reformularse si depende de un llamado a algún consejero escolar o de la Provincia. Ojalá que esto sirva para reformular algunas cuestiones”.

Precisó que “todos los días atendemos en el Consejo Escolar muchísimas demandas. Tenemos a cargo 100 edificios y 157 servicios educativos, lo que conlleva un trabajo de todo el día. Hay que atender la demanda de infraestructura cotidiana y el Estado provincial también debe hacerlo”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario