La concejal María Eugenia Poumé lamentó que la Farándula “perdió el espíritu y el alma”

Perdió el alma Estimó que el martes cuando tengan reunión de comisión en el Concejo Deliberante van a abordar el tema pero expresó su postura personal al respecto. “Desde hace 11 años que volví de Dolores porque estuve 5 años viviendo ahí, y noté un cambio malo desde mi punto de vista con lo que ocurre en la Farándula”, admitió en diálogo con el programa “Tandil Despierta” de El Eco Multimedios. Recordó que en sus inicios, la Farándula era una cuestión “lúdica, de divertimento, era una cuestión de la que participaban todos los estudiantes, no solo los egresados, lo hacían por curso. Tenía que ver con los valores, con el compañerismo, con la identidad y lamentablemente pasaron los años, y la Farándula se transformó en una competencia que perdió el espíritu y perdió el alma”. “Pasamos a querer ganar, a querer ser los mejores en carroza, en vestuario, en escenografía, en coreografía, en mensaje, una cuestión que empezó a perder totalmente el sentido por el cual la Farándula fue creada”, evaluó. Y afirmó que se convirtió “de fiesta en un megaevento, con todo lo que eso implica, con lo bueno y lo malo. Lo bueno porque uno realmente se maravilla con las creaciones de los chicos pero lamentablemente cuando uno rasca un poquito sabe que esas creaciones no son de los chicos, o por lo menos no de todas las escuelas”. “Yo tengo tres chicos que han egresado y participaron de la Farándula, los papás pagamos maquilladora, cambios de vestuario, coreografía, un montón de dinero, pagamos y pagamos. Los chicos van a un galpón, eso también hay que pagarlo”, manifestó. Volver a las raíces Frente a ese panorama, planteó que es necesario “volver a las raíces, no hay que echarle la culpa a nadie, hay que mirar más a los adultos porque los chicos no son los culpables, y pensar que el Estado también tiene que dejar que los chicos hagan una fiesta donde no intervengamos tanto, donde no pongamos tantos premios, y donde ellos realmente se diviertan”. “Habría que pensar el lugar también, pensar si tiene que haber premios o no, o si sencillamente tiene que ser una fiesta familiar donde todos disfruten. Creo que hay muchas cuestiones que hay que replantearse”, opinó. No obstante, aclaró que “nadie puede creer que la Farándula esté mal, o que esté mal que los chicos usen su creatividad y todo lo que saben y apuesten a su música, nadie lo puede creer. Nosotros no estamos en contra de la Farándula, todo lo contrario, quienes me conocen saben que yo apuesto continuamente a la juventud y todo lo que tiene que ver con el arte porque eso saca a los chicos de cuestiones que le hacen mal”. No obstante, sostuvo que “llega un punto donde los adultos intervenimos tanto que tergiversamos las cuestiones, creo que por darle un orden y una estructura para evitar algunas cuestiones que pasaban antes, porque esto de que las agrupaciones se peleaban o que trataban de romperse la carroza es histórico, el Estado tuvo que intervenir, y eso estuvo bien, pero por ahí intervenimos demasiado”. Sacar el signo pesos Consideró que se debería hacer algo “más sencillo, sin tanta parafernalia, y volviendo a los orígenes”. “Creo que eso le va a hacer bien a la Farándula pero fundamentalmente a los chicos, porque la presentación que hagan va a ser propiamente lo que ellos puedan hacer, sin esos aditamentos que lo único que hacen es exponerlos demasiado, poner a los papás en una situación de tener que poner mucho dinero, excluir a muchísimas escuelas que realmente no pueden participar porque no pueden poner semejante cantidad de dinero”, argumentó. En cuanto a la queja de los padres por la suspensión del festejo, opinó que “no creo que no haya ni una persona de las que se quejaron que lo hicieran desde el desamor o por ser unos desalmados, tal y sencillamente es tanta la presión que le estamos poniendo a este acto lúdico que crea estas reacciones”. “Yo creo que cada uno cuando llegó a su casa realmente lo ha pensado y se habrá arrepentido de algunas cosas que se han dicho pero le tenemos que sacar el signo pesos y ponerle el signo amor a la Farándula”, concluyó. ]]>

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario