La Defensoría del Público móvil viajó a Tandil en busca de que las audiencias conozcan sus derechos

El carro de la Defensoría del Público llegó a la ciudad por primera vez. El fin es que usuarios de radio y la televisión conozcan sus derechos comunicacionales y reflexionen sobre el rol de esos medios. Además, hasta el lunes brindará talleres y esperan que la ciudadanía participe, haga preguntas y se exprese.

María José Parra, integrante de la Defensoría del público Móvil.

El Eco

El sábado arribó a Tandil por primera vez el tráiler de la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, en el marco de una actividad gestionada y acompañada por el área de Medios de la Universidad Nacional del Centro.

El móvil está ubicado frente a la glorieta de la Plaza del Centro, su horario de funcionamiento es de 17 a 20.30, y la visita se extenderá hasta el lunes, ya que martes y miércoles se mudará al Campus.

María José Parra, integrante de la Defensoría, contó que la propuesta rodante recorre las diferentes ciudades del país promocionando el derecho a la comunicación.

La propuesta incluye estudios itinerantes de radio y televisión en los que niños, niñas, jóvenes y público en general podrán experimentar, crear producciones y conocer las funciones de la Defensoría del Público. Tanto en radio como en televisión, se podrán crear spots de campañas, dramatizaciones radiales y videominutos sobre temas que interesen a las y los participantes. El sábado a la tarde, por ejemplo, recibieron a un grupo de personas con discapacidades auditivas a quienes le brindaron un taller sobre la temática, mientras que el domingo estuvo abierto para el público espontáneo, en tanto que el lunes se dedicarán a trabajar exclusivamente con escuelas.

El organismo, según detalló Parra, fue creado en 2012 creado por la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual. “Básicamente surgió para defender el derecho de las audiencias de radio y televisión, con el principal concepto de empezar a admitir a estos usuarios como sujetos de derechos y no como meros consumidores, o receptores pasivos de los medios audiovisuales”, apuntó.

En este sentido, indicó la importancia de trabajar primero desde la promoción y específicamente con grupos de personas que han sido “históricamente marginados” de estos medios. “Es el caso de las personas sordas, que concretamente no tienen programación con subtítulos o de lenguaje de señas, entonces se suelen quedar muy afuera de lo que son informaciones básicas para la decisión cotidiana de determinadas cuestiones”, enfatizó.

Tener derecho a la comunicación

La Defensoría del Público es un organismo público de alcance nacional creado por la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual que tiene como función principal recibir, canalizar y registrar las consultas y reclamos que presentan las audiencias de radio y televisión.

Por eso, promueve la participación y el debate, y lleva adelante una tarea pedagógica para explicar en qué consiste el derecho a la comunicación, cómo ejercerlo y cómo reclamar si no es respetado, según explicó Parra.

Esta cartera fue creada en Argentina y es la primera del mundo en su tipo, con alcance nacional y que actúa en relación a medios privados comerciales, públicos y sin fines de lucro.

La ley considera que los medios de comunicación son de interés público, que la información es un derecho, no un negocio, y que los trabajadores de la radio y la televisión tienen responsabilidad social. “Vos tenés derecho a la comunicación, a dar y recibir información, ideas y opiniones, a buscarlas y difundirlas”, aseguró, y destacó que nadie lo puede quitar, ni una persona, ni una corporación.

 

Denuncias para actuar

La existencia se sustenta en una concepción del Derecho a la Libertad de Expresión que contempla las facultades y obligaciones de quienes producen y emiten, y también de quienes son receptores de medios. En este sentido, la figura del Defensor del Público oficia de intermediaria entre ambos extremos en representación de los intereses y derechos de las audiencias. Es articuladora entre los distintos sectores y actores de la comunicación y el público.

Su función es contribuir, desde su especificidad, a la profundización de un nuevo mapa comunicacional desde el paradigma de Derechos Humanos y los valores democráticos.

De acuerdo a la explicación de la experta, a partir de las denuncias realizadas por las audiencias o por iniciativa propia, la Defensoría puede actuar judicial, extrajudicial y/o administrativamente para exigir que la Ley se aplique cabalmente, pero no puede emplear sanciones.

En este sentido, la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual le asigna las facultades de realizar “recomendaciones públicas a los titulares, autoridades o profesionales de los medios de comunicación social” y “presentaciones administrativas o judiciales en las que se ordene ajustar sus comportamientos al ordenamiento jurídico”. Las recomendaciones que la Defensoría presente a las autoridades con competencia en materia de radiodifusión, son de tratamiento obligatorio.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario