fbpx La Defensoría del Pueblo de la Provincia está desbordada de quejas por el aumento del Impuesto Inmobiliario – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La Defensoría del Pueblo de la Provincia está desbordada de quejas por el aumento del Impuesto Inmobiliario

El titular de la delegación Tandil de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, Alcides Fortunato, reconoció en diálogo con este medio que han recibido un sinnúmero de quejas por los aumentos desproporcionados del Impuesto Inmobiliario. Al respecto, recomendó a las personas que no lo abonen hasta tanto no haya una resolución general.

El Eco

Luego de que varios vecinos de la ciudad denunciaran a este medio su indignación por el notorio incremento en el Impuesto Inmobiliario, que en algunos casos llegó a superar el mil por ciento, Alcides Fortunato, quien está a cargo de la delegación Tandil de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, contó que ellos también recibieron un sinnúmero de quejas y consultas.

La situación afecta a una gran cantidad de tandilenses que, ante la respuesta recibida por la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires –les explicaron que este año se produjo una suba en las escalas y alícuotas y que se eliminaron los topes para este tipo de bienes-, decidieron acudir a la Defensoría.

“Estamos desbordados. Se han recibido un montón de quejas, como lo denominamos técnicamente, por esta reforma en la ley tributaria provincial que quitó los topes que existían e hizo que los valores se dispararan y, en algunos casos, hubo cifras confiscatorias, es decir que el valor del tributo ‘se come’ parte del bien que tributa”, explicó Fortunato en diálogo con el programa Cosas que Pasan, que se emite por Eco TV y Tandil FM 104.1.

Refirió que lo primero que se debe hacer en esos casos, tal como hizo la gran mayoría de las personas, es recurrir a ARBA, pero desde el ente recaudador sostienen que eso es totalmente legal y que no hay ningún error administrativo.

En ese sentido, recordó que en casos anteriores en los que intervinieron, desde la Agencia provincial armaron expedientes administrativos y los corrigieron.

Empero, como en esta ocasión la situación es diferente, lo que ha hecho la Defensoría es crear dos expedientes centrales para cargar las quejas con la documentación: uno tramita los baldíos y otro los reclamos por disconformidad con los inmuebles construidos en esos terrenos.

“La Defensoría está para esto, para gestionar frente al ente público una norma de carácter general. Acá esto ha ocasionado una conmoción muy grande. A mí me ha tocado ver en estos días, cuando explotó este tema, situaciones muy absurdas. Por ejemplo, una mujer pensionada y jubilada con el mínimo, que tiene un terreno al lado de su casa que no lo ha edificado, no puede afrontar ni remotamente el valor que le llegó. No quiero poner cifras, pero cuando uno lo ve no lo entiende”, sostuvo el defensor.

Asimismo, reconoció que entiende la necesidad que tiene el Estado de recaudar teniendo en cuenta el momento por el que se está atravesando, pero remarcó que también muchos han sido afectados por esta pandemia, de modo que el Gobierno debería contemplarlo.

“Que por el momento no paguen”

Consultado acerca de la acción que deben efectuar los ciudadanos afectados por este desproporcionado incremento, Fortunato manifestó que no deben abonar por el momento sino que tienen que esperar para ver qué es lo que se resuelve.

“Yo diría que por el momento no paguen. No estoy aconsejando una rebelión fiscal ni mucho menos, pero primero tratemos de ver qué dicen los poderes públicos”, sostuvo y agregó: “Porque acá va a tener que venir una solución de carácter general. La prudencia indica esperar un tiempo para ver cómo se resuelve cada caso”.

Aclaró, de cualquier forma, que bajo ningún punto de vista recomienda que no se abone nunca el valor sino que lo que propuso fue esperar un lapso de tiempo hasta que se hagan las gestiones pertinentes.

En ese aspecto, explicó que “una solución colectiva tendrá que venir porque son muchas las personas afectadas” y señaló que si alguno paga ahora, de alguna forma estaría consintiendo. De todas maneras, remarcó que no sugiere la mora, ya que si no luego emergerían otras consecuencias.

La Defensoría y la vacunación

Informó Fortunato que la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires firmó un convenio para asistir a las personas que deseen solicitar un turno y, por alguna razón, no puedan hacerlo.

“Si alguien tiene una dificultad para obtener el turno, no tiene los medios, los conocimiento o alguien que le haga el trámite, nosotros lo hacemos”, refirió y completó: “Lo asesoramos y le sacamos fecha para que se vacune. Sobre todo a la gente de la tercera edad que capaz no tiene acceso a una computadora, a Internet o no la sabe usar”.

Para acceder a la Defensoría hay dos medios: a través del correo electrónico (Tandil@defensorba.org.ar) o por teléfono (4424584). Cabe señalar que la sede en la ciudad se ubica en Roca 192 pero que, en el marco de la pandemia por el coronavirus y los protocolos sanitarios dispuestos, se debe sacar turno previo para poder apersonarse.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario