fbpx La empresa constructora del Paseo del Banco retomó los trabajos en Pinto y Rodríguez – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La empresa constructora del Paseo del Banco retomó los trabajos en Pinto y Rodríguez

Se comenzaron a realizar tareas en el predio para reactivar la obra, que lleva meses parada. Desde la firma afirmaron que en 15 días se verán más avances. El Municipio efectúa los controles y pidió los nuevos planes de trabajo.

El Eco

La postergada obra que planea convertir el edificio del exBanco Comercial -situado en Pinto y Rodríguez- en un shopping, registró en estos días movimientos y cambios que renuevan la expectativa de que por fin se avance con el mentado proyecto.

Según le confirmaron a El Eco de Tandil desde la firma encargada de llevar adelante el emprendimiento, la empresa -que se instaló de nuevo en la ciudad- mantiene contacto con el Municipio y ya tiene personal ocupado en realizar los preparativos para reanudar la obra. En esa línea, se reforzó la estructura de sostén, se colocó señalización en el andamiaje, se tapiaron los accesos y se comenzó con la limpieza del predio, después de varios meses de parálisis.

A simple vista, se puede observar que se taparon algunos ingresos para comenzar a trabajar en el interior del inmueble. En el sector que da a la calle Rodríguez, se acondicionó la zona y se colocó un grupo electrógeno. Por otro lado, como existe una servidumbre de paso compartida con la obra en el Teatro Cervantes, deberá definirse correctamente el acceso de las maquinarias para evitar superposiciones y conflictos entre las obras linderas.

Fachada y acceso

Como se informó oportunamente en estas páginas, integrantes de la dirección de Desarrollo Urbano se reunieron con el arquitecto responsable de la firma Vialmani SA, y solicitaron la presentación de un plan de trabajo con fecha estimada de reinicio de obra, plazos –inicialmente se estimaron en dos años- y tareas a desarrollar. Además, las autoridades comunales pidieron un informe de controles como así también del estado de los andamios y de la accesibilidad, que es responsabilidad del privado.

Pese a ser una obra privada es competencia del Estado realizar los controles correspondientes, fundamentalmente por la preservación patrimonial de la fachada y porque están haciendo uso de la obra pública que protege de desprendimientos. Además, se prioriza la accesibilidad, ya que se trata de una de las ochavas más transitadas de Tandil.

Como bien patrimonial catalogado, el histórico edificio podrá refuncionalizarse, pero deberá conservar parte de su estructura. El proyecto original contempla alrededor de 50 locales comerciales, un patio de comidas, cuatro salas de cine que se ubicarán en el sector lindero al Teatro Cervantes y dos subsuelos de estacionamiento.

Los “incómodos” andamios 

Las derivaciones de la obra ocasionó malestar en parte de la población, porque los andamios colocados en agosto de 2018 redujeron en un 70 por ciento la posibilidad de circulación en la vereda, además del resultado antiestético de las telas negras que tapan la mitad de la fachada. Estas estructuras se colocaron para preservar la fachada y también por precaución, luego de que un pedazo de mampostería se cayera, afortunadamente sin lastimar a nadie.

En efecto, las estructuras quitan una importante cantidad de espacio para las personas que se trasladan a pie e impiden que pueda circularse con normalidad. De hecho, imposibilitan que más de dos personas caminen a la par, lo cual es un gran peligro en el sentido de que, en más de una oportunidad, se observa cómo algunos peatones deben bajar a la cinta asfáltica para poder avanzar.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario