EL PERRO SE HALLA NUEVAMENTE EN SU HOGAR

La familia del niño agredido por un perro analiza iniciar acciones legales contra los dueños de la mascota

El menor atacado el 20 de junio se recupera favorablemente. El perro agresor fue retenido para su observación por la Dirección de Bromatología y devuelto a sus dueños. La familia del niño teme otros ataques por parte del animal y analiza la posibilidad de denunciar penalmente el hecho.

El menor continúa con las curaciones en Hospital Materno Infantil de Mar del Plata y recibe asistencia psicológica.

El Eco

El 20 de junio pasado un niño de cinco años fue atacado por un perro San Bernardo y sufrió graves heridas por las que debió ser trasladado al Hospital Materno Infantil Tetamanti de Mar del Plata.

El lamentable hecho sucedió cuando el pequeño estaba en la casa de su abuela materna, ubicada en Pinto al 1000, y fue mordido por el perro de una casa vecina que se encontraba con su dueña en el espacio común que comparten ambas viviendas.

El menor damnificado fue inmediatamente trasladado al centro asistencial pediátrico local, donde se lo estabilizó y se le realizaron las primeras curaciones, y luego fue derivado al Hospital de Mar del Plata.

La víctima sufrió múltiples heridas en la cara y uno de los dientes del perro le perforó el cráneo, debido a lo cual le quedó una esquirla que ingresó al encéfalo, lo que le provocó una entrada de aire.

Juan Brazzola, padre del niño atacado, dialogó el pasado viernes con el ciclo “Buenas y santas” (104.1 Tandil FM, la radio de El Eco Multimedios) y confirmó que el menor  se encuentra bien, aunque todavía permanece en recuperación.

“Viajamos todas las semanas  a Mar del Plata por los controles. Al momento de salir de la casa de mi suegra, el perro lo toma directamente de la cabeza de una forma basta agresiva, lo que le ocasionó heridas en el rostro, oídos y rotura de cráneo. No lo pueden cerrar aún la herida del cráneo por una infección”, especificó Brazzola.

Según refirió el hombre, el animal era motivo de charla en el vecindario por estar en un espacio común y haberse mostrado agresivo con otras personas.

“Tengo mucho contacto con Sánchez Chopa, pero Bromatolgía solo se ocupa de si el perro tiene rabia o no, no se encarga del comportamiento. El Municipio no es responsable porque no sucedió en la vía pública, es una situación entre privados.

Estamos analizando la posibilidad de tomar acciones legales. Mi prioridad es mi hijo y mi familia, pero lamentablemente evaluamos hacer una denuncia porque nada nos garantiza que eso no vuelva a suceder. No es justo que esto quede así”, manifestó preocupado.

En efecto, el can fue devuelto a sus dueños luego de las pruebas y observaciones correspondientes. En la actualidad se encuentra en condiciones similares a las que estaba en el momento del suceso.

El director de Bromatología del Municipio, Federico Sánchez Chopa, en declaraciones brindadas en esa oportunidad a El Eco Multimedios aclaró que desde el área no pueden hacer más que la observación antirrábica. “Si no tiene rabia sería devuelto a la familia y los afectados deberán iniciar acciones legales si lo consideran necesario”, señaló y aseguró que puntualmente en este caso el animal no tenía vacuna antirrábica, lo cual derivará en una infracción del Municipio. Preocupados por otros posibles ataques del animal, la familia del niño agredido planea realizar acciones legales y ya consultó con un abogado  para que los asesore.

Brazzola fue muy contundente al precisar que Gonzalo, su hijo, se encuentra muy traumado por la situación;  “lo llevamos hace unos días al jardín a ver a sus compañeritos y en la calle se asustó mucho al ver a un perro que se le acercó”.

Para evitar este tipo de ataques es fundamental la concientización y tenencia responsable de animales. Los perros deben salir a pasear con sus dueños, con una correa y si pesan más de 25 kg, y hay una ordenanza municipal que exige el uso de bozal.

“Todos tenemos negligencias, ¿pero qué pasa si este perro se escapa? Vive a una cuadra de la Plaza de Los Troncos, los fines de semana está llena de niños. La gente larga a los perros a la calle y no es consciente del peligro”, concluyó Juan Brazzola.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario