La obra de Polivalente sigue sin reactivarse y crece la preocupación de la comunidad educativa

Pese al compromiso asumido a principios de mes por la subsecretaria provincial de Políticas Docentes y Gestión Territorial, Florencia Castro, el movimiento en el nuevo edificio de 4 de Abril y Sarmiento es escaso y en la institución educativa no tienen certezas sobre la llegada de la nueva empresa adjudicataria.

El Eco

Pese al compromiso asumido el pasado 5 de septiembre por la subsecretaria provincial de Políticas Docentes y Gestión Territorial, Florencia Castro, quien se reunió en Tandil con autoridades de la Escuela Polivalente de Arte y aseguró que la obra del nuevo edificio se retomaría a la brevedad, el movimiento en el predio de 4 de Abril y Sarmiento es escaso y no hay certezas sobre la llegada de la nueva empresa adjudicataria.

Al ser consultada por El Eco de Tandil, la directora de la institución, Nancy Mazza, precisó que hasta el momento la obra está cerrada, aunque dedujo que “puede haber gente adentro trabajando”. Contó que “el otro día había tres o cuatro personas, pero nada más que eso. No sé ni qué están haciendo porque no se ve movimiento. La puerta está cerrada con candado”.

Detalló luego que desde la nueva empresa adjudicataria, Ernesto Tarnousky SA, se contactó con ella “el arquitecto Luis Aguirre para decirme que iban a venir el sábado pasado, pero no tuvimos más novedades”.

Frente a ello, Mazza dijo que “los papás están bastante ansiosos otra vez porque no vemos movimiento. Si al menos ves que hay un camión o que están bajando material, se quedan más tranquilos, pero hasta ahora no tenemos nada de eso”.

Reconoció entonces que “más allá de que nos digan las cosas, hasta que no veamos movimiento, es como que nos quedamos en el aire, que es lo que está pasando”.

Reinicio de clases

Este incierto panorama, que lamentablemente no es nuevo, vuelve a generar preocupación en la comunidad educativa. Sin embargo, la directora de Polivalente dijo que por el momento no han definido nuevas acciones para reactivar el reclamo porque estuvieron avocados a organizar el reinicio de las clases de los estudiantes del ciclo básico, quienes el miércoles pasado retomaron el ciclo lectivo en tres sedes: la Casa del Deporte, la Universidad Fasta y el edificio de 4 de Abril y Sarmiento.

“Estuvimos a full acomodando los horarios en los nuevos edificios. De parte de la Dirección, hemos estado avocados a todo esto para poder arrancar las clases con los chicos otra vez. No damos abasto, sumado a las cuestiones de los paros y demás que también nos complican la situación por los cargos, que no tengo cómo cubrir los tres espacios”, señaló.

“Los padres están inquietos”

Por lo tanto, reconoció que “el tema del edificio nos quedó medio en suspenso, pero –reiteró- los papás otra vez empezaron a venir. El otro día vinieron algunos a preguntar por el tema del edificio, ya están inquietos otra vez y esto de que no empiece la obra te parece increíble, que no se muevan las cosas y que no empiecen a trabajar, sobre todo, por la magnitud del proyecto”.

Mazza recalcó que “son 16 millones de pesos y realmente que no empiecen a mover como tiene que ser no se puede creer. El jueves pasado le envié un mensaje a Florencia (Castro) diciéndole que no estaba pasando nada en la empresa, pero todavía no me ha contestado”.

La sede propia

Enfatizó que “la reactivación de la obra es lo que nos está faltando. Con el resto, nos estamos reacomodando. Estamos en una etapa de reacomodamiento de muchas cosas, incluso, de las actividades que teníamos previstas, como la Semana de las Artes, también tenemos que ir reacomodándonos”.

Mientras tanto, la directora de Polivalente insistió en que “no vemos movimiento importante, tal vez uno es medio ansioso, pero dos personas para 17 millones de pesos me parece poco. Yo esperaba a veinte obreros trabajando, como lo fue en enero antes de que se rescindiera el contrato con la anterior empresa”.

Manifestó entonces que “es preocupante porque ahora estamos en esta situación, pero el año próximo sí o sí tenemos que estar en el otro edificio. Acá podemos tirar dos meses, pero la escuela no puede estar dividida en tres lugares porque me van a tener que crear un montón de cargos más, que ahora no tengo. Poniendo mucha voluntad, nos estamos acomodando todos, pero esto es porque sabemos que es provisorio. El año próximo tenemos que arrancar en el nuevo edificio”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario