fbpx La obra social de la Provincia reabrirá el diálogo con el Círculo Médico y atendió las demandas del SISP – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La obra social de la Provincia reabrirá el diálogo con el Círculo Médico y atendió las demandas del SISP

El concejal Iparraguirre se reunió con el presidente y un equipo técnico de IOMA. Convocarán a la gremial de los profesionales para discutir el nomenclador. Se proyecta abrir un policonsultorio exclusivo para afiliados. Sobre los planteos surgidos desde el Hospital, actualizarán un 20 por ciento los valores de las prestaciones y hoy saldrá un pago de 2,6 millones de pesos de la deuda. El líder del Frente de Todos le achacó al titular de Salud, Gastón Morando, que no alzó la voz durante el gobierno de Vidal, teniendo en cuenta que el último incremento lo había otorgado la gestión de Daniel Scioli.

El Eco

El concejal Rogelio Iparraguirre se reunió ayer, en La Plata, con el presidente de IOMA, Homero Giles, y un equipo técnico de la obra social del Estado provincial. En ese ámbito, se confirmó una convocatoria al Círculo Médico de Tandil, para la semana próxima, con el fin de reencauzar el diálogo. Además, se anunció la apertura de un policonsultorio exclusivo para afiliados. En cuanto al Sistema Integrado de Salud Pública, adelantaron que librarán, en las próximas horas, un pago de 2,6 millones de pesos de la deuda correspondiente a setiembre, octubre y noviembre del año pasado, pero además se incrementará un 20 por ciento el monto de las prestaciones que se abonan a hospitales públicos.

A partir de su vínculo con el Gobierno provincial como integrante del Frente de Todos, el tandilense vehiculizó la visita a la central de IOMA “para hacer un repaso general de la situación, donde hay distintos conflictos que han ido emergiendo”. En concreto, hizo referencia al problema que se suscitó con el Círculo Médico, cuando profesionales de algunas especialidades como ginecología y traumatología dejaron de atender por la obra social, y a las demandas del Sistema Integrado de Salud Público, tanto a los valores que paga el instituto como a la deuda vigente.

“Lo que hacía falta era un barajar y dar de nuevo para volver a sentarse a la mesa con un horizonte común”, consideró Iparraguirre al regresar a la ciudad y expresó que “me parece importante poner paños fríos, y situar los intereses legítimos de los profesionales de la salud, representados en el Círculo Médico o la Agremiación; los intereses legítimos de IOMA, en tanto obra social de los empleados públicos de la provincia de Buenos Aires; y sobre todo, los intereses de los afiliados, para sacar del medio algunas cuestiones de índole política que pudieron haber y claramente no han aportado a resolver el conflicto”.

“Celebro la vuelta al diálogo”

Tras el encuentro, y a través de un comunicado, desde IOMA anunciaron las resoluciones que se adoptaron y que tienen que ver con los planteos del sector privado y del Gobierno municipal.

En diálogo con este Diario, Iparraguirre detalló que “la primera es una convocatoria a las autoridades del Círculo Médico para la semana que viene, para mí muy importante porque se va a discutir formalmente algo que no había podido ser discutido de verdad, que es el tema de fondo, lo digo desde el planteo que hace el Círculo Médico, que es el nomenclador”.

La cita será en La Plata, situación que no se registra desde octubre. “Celebro la vuelta al diálogo, que es la condición excluyente para resolver cualquier conflicto; pero además, poniendo arriba de la mesa, más allá de cuál sea el desenlace, el nomenclador, que es de orden técnico, médico y financiero o económico. Me parece muy importante que vayan a tener esta reunión entre las partes”, valoró.

Ratificó que el presidente de IOMA, Homero Giles, le confirmó que va a convocar a las autoridades del Círculo Médico de Tandil, a una reunión en la sede central del organismo, para discutir el reclamo por el nomenclador.

El concejal agregó que lo acompañó en la gestión el director regional de IOMA, Santiago González, “quien viene haciendo un esfuerzo enorme, pero me parece importante darle mayor nivel a la reunión”.

Nuevas prestaciones

Como segundo anuncio, expuso que “pude conocer los pormenores de una política pública que viene desarrollando IOMA en lo que va del 2021 y desde finales del año pasado, que es algo nuevo en la historia del Instituto, que es la apertura de policonsultorios propios, de atención exclusiva de sus afiliados”. Mencionó que ya funcionan en Olavarría, Villa Gesell, Azul y Lobería, entre otras localidades.

Evaluó que es “interesante”, ya que se trata de espacios donde IOMA dispone de infraestructura para consultorios, el equipamiento necesario de acuerdo a las especialidades que se atiendan, la aparatología, personal administrativo y los profesionales, para la atención exclusiva y gratuita de sus afiliados.

“Además, por una resolución interna aprobada por el directorio de IOMA, por esas horas de exclusividad de atención a IOMA, hay un plus y un cambio de categoría para los profesionales. Genera expectativas que Tandil esté metida en ese radar de IOMA para proyectar un policonsultorio en la ciudad”, resaltó y aclaró que en paralelo, la obra social continuará con las prestaciones habituales.

El “componente político del reclamo”

Con respecto a la deuda con el Hospital Santamarina, Rogelio Iparraguirre analizó la demanda en dos planos. “Uno es el de los valores, que es cierto que no se actualizan desde mayo de 2016”, señaló en referencia al reclamo público que realizó el último martes Gastón Morando, presidente del Sistema Integrado de Salud.

Sin embargo, expuso que “hay que decir, en honor a la verdad, que la última actualización que hubo, que fue en mayo de 2016, había quedado prevista por quien era el presidente del Instituto Médico Asistencial de la Provincia del exgobernador Scioli. El gobierno de Vidal se encontró con esa resolución y luego no volvió a actualizar nunca más”.

Al verter su opinión “de carácter netamente político”, cuestionó que “no escuchamos ni al Intendente, ni a Morando, ni a nadie, durante el resto de 2016, 2017, 2018 y 2019, decir ni jota sobre la actualización de los valores que paga IOMA. Tiene un componente político. Uno no puede ignorar esto, hay que decir todo”.

En cuanto a las respuestas concretas, adelantó que “el directorio estaba aprobando entre hoy y mañana, o a comienzos de la semana que viene, una actualización adeudada de 2020 del 20 por ciento de los valores que paga al sector público y tiene proyectada una actualización, para algún momento de este año, de otro 30 por ciento”.

Precisó que “luego de 4 años de estar congelados literalmente, cuando se produzca esa segunda actualización sería de alrededor de un 50 por ciento” y argumentó que “el año pasado no sólo se encontró a la provincia en graves términos financieros y económicos, después devino la pandemia. Por eso, me llama la atención en relación a ese punto que Gastón Morando, quien ya ostentaba la responsabilidad de presidente del Sistema Integrado de Salud, no se haya atrevido nunca a decir siquiera una coma a la gobernadora Vidal ni al presidente del IOMA en relación a la no actualización de los valores, que tiene razón, porque una cosa no quita la otra”.

Se destraban los pagos

En relación a la deuda, ratificó que se aproxima a los 14 millones que había demandado Morando, aunque ese monto incluye marzo, mes en curso, y aclaró que la obra social provincial abona a mes vencido.

“Lo que pude ver con el equipo técnico administrativo es que IOMA tiene una deuda con el Sistema Integrado de Salud Pública de Tandil de alrededor de 11,5 millones de pesos. Casi 3,7 millones corresponden al trimestre septiembre, octubre y noviembre, de los cuales 2,9 millones están liquidados con la orden de pago para mañana (por hoy), es el 80 por ciento de la deuda de ese trimestre, y el 20 por ciento restante se está auditando aún. Lo otro que compone la deuda es diciembre, enero y febrero. Marzo no cuenta porque no terminó y porque la relación de IOMA con los hospitales de los 135 distritos de la provincia históricamente es a mes vencido”.

Puntualizó entonces que lo que resta pagar es lo que queda de 2020 y diciembre, enero y febrero, aunque informó que “ese trimestre fue enviado hace muy poquito desde el SISP a IOMA, cosa que Morando no dijo”. En ese sentido, precisó que la facturación “está en proceso de auditoria”.

Iparraguirre consideró que “pudimos lograr, con la buena voluntad del presidente de IOMA Homero Giles, empezar a saldar la deuda”, ya que reconoció que “la deuda es real” pese a que “uno puede tener apreciaciones sobre la eficiencia con la que el presidente de un sistema integrado de salud, como Morando, lleva a cabo la gestión de la relación con IOMA o la no eficiencia, lo que no quita que hay una obligación de la Provincia de Buenos Aires con el Municipio de Tandil. Un poco lo que logramos hoy es que empiece a mover”.

Compromiso

En un comunicado, el presidente de IOMA, Homero Giles, explicó en relación a la deuda con el Hospital Ramón Santamarina que “las facturaciones de diciembre a febrero ingresaron hace poco en el Instituto y en este momento están en proceso administrativo de auditoria”.

También anticipó que “estamos trabajando para poder saldar esa deuda en un corto plazo. Nos comprometemos con el concejal a saldar un monto de alrededor de 2,6 millones de pesos entre hoy y mañana”.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario