fbpx La ONG Convivencia en Diversidad cierra las puertas de su sede por no poder afrontar los gastos – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La ONG Convivencia en Diversidad cierra las puertas de su sede por no poder afrontar los gastos

La entidad no puede correr más con los gastos de alquiler y servicios que genera el espacio arrendado en Chacabuco 392. Ante el asfixiante contexto, determinaron la rescisión a fin de mes del contrato de la casa que alberga todas sus actividades. Esperan pronto revertir la situación y hallar un lugar acorde a sus necesidades y posibilidades.

El Eco

El 2019 comenzó con complicaciones para la gente de la ONG Convivencia en Diversidad, entidad que a fin de mes dejará su sede de Chacabuco 392 por no poder solventar los gastos que implica mantener un emprendimiento de estas características.

El espacio físico alberga la casa de contención Patricia Rasmussen, que empezó a funcionar en agosto del 2016, con la intención de generar un lugar para compartir, integrar, contener a personas LGBTIQ (lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales y queers), y con el tiempo se transformó en un hogar y en un sitio de contención para todas las orientaciones sexuales.

Es preciso destacar que la organización no recibe ningún tipo de ayuda estatal sino que se autogestiona. A raíz de la intervención provincial, el Municipio estableció un acuerdo con la asociación, vigente desde mayo de 2018 a diciembre del mismo año, lo que  permitió a Convivencia en Diversidad  seguir adelante con diferentes propuestas y acciones que llevaron adelante, pero eso no los ayudó desde el punto de vista económico.

De acuerdo al informe de la ONG, se registraron el último año más de 370 mil pesos invertidos en CED Tandil y, al igual que en 2017, en su mayoría aportados por los integrantes. Dentro de esa suma están contemplados los 180 mil pesos abonados en concepto de alquiler de la propiedad y pago de servicios.

“Reconocemos el esfuerzo municipal de acompañar nuestra actividad económicamente hablando con prácticamente un tercio de lo invertido en el 2018. Ayudándonos inclusive con parte de la deuda del 2017. Reconocemos las donaciones y cuotas sociales que sumaron unos seis mil pesos, agradecemos de corazón estas donaciones, como las personas que donaron artículos necesarios para seguir ampliando nuestra ayuda pero llegamos a nuestro límite”, expresaron desde la ONG a través de un comunicado.

El fin de una era 

Por su parte, Gustavo Pernicone, activista por los derechos de las disidencias sexuales y referente de Convivencia en Diversidad Tandil, habló con este medio para detallar la compleja coyuntura que los empujó a tomar esta decisión, que esperan poder revertir en un futuro cercano.

“Los activistas son en su mayoría estudiantes universitarios, no manejamos mucho dinero. Los mayores ingresos provienen de la gráfica y la feria americana, que sirve para algún gasto diario. Estamos en el punto crítico, vendiendo todo lo que tenemos. No podemos seguir bancando el alquiler, tenemos muchos gastos de servicios y mantenimiento”, informó.

Para los miembros de CED, la prioridad es cancelar la deuda y empezar de nuevo. “Si vendemos todos nuestros activos podemos llegar a cubrir la deuda de 40 mil pesos que tenemos en este momento”, precisó Pernicone, y afirmó que mantienen el eje en no producir más déficit, situación que sólo ocasionaría mayor perjuicio y por eso decidieron rescindir el contrato a finales del corriente mes.

Hasta el 30 de enero la casa céntrica funcionará normalmente, pero después de esa fecha las reuniones y actividades sufrirá una reconfiguración que les permita sortear el álgido momento. Según explicaron, ahora están abocados a trabajar en conjunto con el área de Desarrollo social para reubicar a las cinco personas que residen en la casa de contención Patricia Rasmussen y necesitan un espacio para vivir y desarrollar sus tareas y proyecto de vida, hasta tanto puedan insertarse plenamente en el mercado laboral.

Consultado sobre las consecuencias de este cierre indeseado, Pernicone expuso que al no contar con un lugar apto para el devenir de las actividades, no tendrá continuidad  el encuentro durante el día, ya que  la casa funciona como un centro de referencia, reunión y contención para todos los jóvenes pertenecientes al colectivo LGTBIQ. Tampoco seguirá adelante el centro de testeo rápido de VIH que  funciona los martes y jueves de 20 a 23 en la sede. “De salud lo único que queda es el centro de testeo, que va a andar por la ciudad como lo hizo siempre, pero ya no con un lugar fijo como teníamos”, relató.

Sin la casa tampoco podrán ofrecer a los interesados los beneficios del gabinete de enfermería que utilizan los chicos y chicas trans para sus requerimientos, ni habrá un sitio para cobijar a la biblioteca de la institución, por la que el año pasado pasaron 200 docentes buscando material sobre diversos temas vinculados a la Educación Sexual Integral para abordar en clase. Por último, se cancelarán las actividades del centro de orientación legal, espacio que les permite actuar  de mediadores en situaciones de discriminación e incumplimiento de leyes y forma parte del constante acompañamiento que sostienen para solucionar los problemas que afectan al sector.

“Queremos salir con la frente en alto pero no bajamos los brazos. Se cerrarán todas las áreas que trabajan las problemáticas por separado, pero vamos a estar articulados en  reuniones semanales, encontrándonos en diferentes domicilios y viendo cómo podemos seguir avanzando en alquilar un espacio no bien podamos económicamente”, refirió.

Seguir adelante 

La cesión de un espacio en desuso sería una gran alternativa para este grupo de gente, que se organizó hace algunos años de manera desinteresada y sin fines de lucro para brindar contención y orientación a personas que caían siempre  bajo el yugo de la discriminación y la ignorancia. No obstante, desde Convivencia en Diversidad aspiran a conseguir un lugar que puedan mantener de acuerdo a sus posibilidades materiales y de generación de ingresos.

“Nosotros hacemos cosas que debería hacer el Estado. Tuvimos más de mil alumnos escuchando nuestras charlas dentro de la normativa ESI. Más de 200 profesores capacitándose con nosotros en conversatorios y talleres. Está bueno que lo hagamos, alguien lo tiene que hacer”, señaló Pernicone, seguro de que con su activismo y trabajo cubren áreas de vacancia estatal.

El próximo fin de semana, ambos días de 13 a 20 horas, en la sede (Chacabuco 392), realizarán un mercado abierto con la finalidad de vender todas las pertenencias de la ONG y así juntar el dinero necesario para condonar las deudas.

“La actividad sigue adelante, muy reducida, porque no bajamos los brazos pero nos adecuamos a la situación que estamos viviendo y no podemos endeudar ni colgar a la gente que nos ha ayudado”, enfatizó.

En este tren de  no claudicar y seguir blandiendo la bandera de los derechos que defienden y quieren garantizar, es que el 25 de enero concretarán La Noche de los Testeos, dando luz a una problemática de salud que cada día se hace más indispensable dar. También planifican la participación en el encuentro programado para febrero de Hombres trans del interior de la Provincia, un espacio para debatir entre pares la complejidad de ser hombres trans  en territorios que muchas no están preparados para aceptar la diversidad.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario