La Provincia pagó los certificados adeudados del barrio que propulsa Mujeres sin Techo

Mirta Piqueras confirmó el arribo de los fondos que la Provincia les adeudaba para continuar con el barrio de avenida Estrada y 12 de Octubre.

El Eco

El Gobierno provincial efectivizó este lunes el pago de los tres certificados que adeudaba a la organización Mujeres sin Techo, correspondientes al barrio que se proyecta en el predio ubicado en avenida Estrada y las calles 12 de Octubre, Vélez Sarsfield y Cabildo.

La noticia trajo tranquilidad a los impulsores del proyecto habitacional, que si bien tenían pensado realizar el acto de entrega de las primeras 49 viviendas el 20 de abril, debieron postergarlo y finalmente lo concretarán en mayo próximo.

Desde la organización habían dado a conocer en marzo lo que estaba sucediendo, con preocupación ante la puesta en marcha del nuevo sistema informático que impulsó la gestión de María Eugenia Vidal.

En ese entonces, el problema se suscitó con el atraso de los pagos de los certificados por parte de la Provincia a la Cooperativa Falucho, encargada de la construcción de las casas, lo que generó incertidumbre respecto a la continuidad del proyecto.

Pese a no contar con esos fondos, la empresa constructora no frenó en ningún momento los trabajos, lo que fue reconocido desde Mujeres sin Techo, que ahora se prepara no solo para celebrar la finalización del ansiado barrio social en Las Tunitas, sino también para encarar uno nuevo en la zona de Sans Souci.

La noticia

En diálogo con El Eco de Tandil, una de las referentes de la organización, Mirta Piqueras, confirmó la llegada de los fondos provinciales -que ascienden a unos 7.500.000 pesos- y compartió cuáles serán los próximos pasos.

“Llegaron los fondos que estábamos esperando. Son tres certificados que nos adeudaban, correspondientes a diciembre, enero y febrero. Por el nuevo Sistema Integrado de Gestión y Administración Financiera (Sigaf) que incorporó el Gobierno bonaerense, estaban parados los pagos, como ocurrió en otros lugares de la provincia, y finalmente se resolvió la situación”, aseguró.

Seguidamente, destacó la voluntad y la buena predisposición de todos los actores involucrados en el proyecto, que colaboraron para que los trabajos no se detuvieran. “La Cooperativa Falucho trabajó todo el tiempo hasta ahora, nunca paró y fue un gran esfuerzo el que se hizo”, resaltó Piqueras, al igual que los adjudicatarios, quienes también realizaron aportes.

“Fue un esfuerzo conjunto para poder continuar con la obra y ya estaríamos próximos a entregar las viviendas porque estamos prácticamente sobre el final”, celebró. Si bien la fecha prevista era el 20 de abril, aclaró que dadas las circunstancias debieron postergarla y finalmente estarían en condiciones de entregarlas el mes próximo.

El avance de obra

Sobre el estado de avance en las viviendas que se están construyendo, la referente de Mujeres sin Techo precisó que resta aproximadamente el 15 por ciento de obra, que contempla “las cuestiones más internas de pintura, colocación de sanitarios, artefactos y algunas otras cosas que son más de terminación y que tal vez no se ven tanto por afuera, pero sí tienen un costo importante”.

Ahora, con la llegada de los fondos, estimó que se podrá avanzar con esas tareas y, si las certificaciones se siguen cobrando en tiempo y forma, tendrán rápidamente el final de obra.

Piqueras explicó que “las certificaciones son mensuales y así las venían pagando. Por eso pudimos tener el avance de obra que tuvimos, en menos de diez meses llegamos al 85 por ciento, lo cual fue bárbaro. El avance se veía y tanto las familias como nosotros estábamos felices, pero también ahí hubo un seguimiento y un gran esfuerzo para que todo esto se pudiera llevar a cabo”.

Segunda etapa

Recordó luego que el proyecto contempla “un total de 97 viviendas en los lotes de avenida Estrada y ahora para la segunda etapa, que es de 24, ya está todo presentado. Estamos esperando a que se termine la cuestión más de papelerío, que siempre lleva un tiempo, pero estaríamos en condiciones de comenzar en cualquier momento”.

“Y lo importante de ello -resaltó- es que contará con una vivienda adecuada a las necesidades especiales de una familia cuya mamá tiene movilidad reducida, está en silla de ruedas y para nosotros es un orgullo poder hacer una casa adaptada a las necesidades de alguien que quiere llevar su vida normal en su casa”.

Más viviendas

Por último, la referente de Mujeres sin Techo confirmó que desde la organización están avanzando con las gestiones tendientes a propulsar un nuevo barrio en la ciudad. “Estamos próximos a la firma del boleto de un predio en la zona de Sans Souci. Es una manzana para 48 familias, ya está encaminado y estamos también trabajando en ello para poder iniciar este nuevo proyecto de loteo con servicios”, concluyó.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario