fbpx La Reina Margarita II pasó por Tandil y su visita encendió el fervor de las raíces danesas que forjaron la ciudad – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La Reina Margarita II pasó por Tandil y su visita encendió el fervor de las raíces danesas que forjaron la ciudad

En el marco de una ajustada agenda, la Reina y su hijo, el Príncipe Federico, arribaron por unas horas a la ciudad, luego de cumplir con sus compromisos oficiales y comerciales en Buenos Aires. La comitiva real recorrió el Monumento a Juan Fugl, el Templo Danés, la Municipalidad y finalizó su maratónica jornada en una hostería local. El protocolo se cumplió sin sobresaltos y el anclaje de la visita radicó en fortalecer los lazos de amistad entre los pueblos.

Mariano Leunda

La jornada de ayer volvió a ser histórica para la ciudad, que recibió por tercera vez a representantes de la Casa Real Danesa, en esta ocasión, la Reina Margarita II y su hijo, el Príncipe Federico.

Sin lugar a dudas, la visita de miembros de la realeza europea es un hecho que no sucede muy a menudo por estos lares. Argentina, un país formado en el marco de las democracias constitucionales, es ajeno al sistema de gobierno monárquico que aún rige en determinadas naciones del viejo continente, África y Asia. Pero en sus países de origen, la influencia de los soberanos monárquicos es insoslayable y concita una gran atención por parte de los medios, la clase dirigente y la sociedad, que profesan un enorme respeto a las autoridades.

Los mecanismos del Municipio y la Embajada danesa en Argentina se articularon para dar lugar a un amplio despliegue de protocolo y control policial, que se desarrolló para cuidar hasta el último detalle de tan ilustre visita.

Su visita generó gran expectativa y representa un hecho que marca la historia de Tandil, localidad que visitó hacia finales de marzo de 1966 cuando aún era princesa heredera al trono.

El comienzo del viaje

La aventura argentina de la Casa Real, que gobierna a través de una monarquía parlamentaria una de las naciones  más ricas y prósperas del mundo, comenzó el lunes 18 de marzo, con la recepción oficial en manos del presidente Mauricio Macri. La soberana, de 78 años, visitó en el primer día de su gira las sedes de los tres Poderes del Estado donde fue recibida por las autoridades del Poder Judicial, entre otros puntos de interés cultural y político.

El martes participó de un Foro Económico celebrado en la ciudad capitalina, liderando una comitiva de representantes de 25 empresas danesas relacionadas con la tecnología, la agricultura, la promoción de alimentos, energía sostenible, agua y salud.

La visita de estado concluyó ayer con la visita a Tandil, cabecera de una región donde viven muchos de los más de 50.000 descendientes de daneses que tiene Argentina.

Las horas en Tandil

En el marco de la visita oficial para “establecer, fortalecer y promover las relaciones” entre Dinamarca y Argentina, la jefa de estado desembarcó este miércoles a las 9.50 en la Base Aérea de Tandil -su arribo fue 20 minutos más tarde de lo previsto-, para tomar contacto con los integrantes de la comunidad danesa local y de la región. En este caso, la visita no tuvo ningún tinte político ni comercial, sino que se justificó en el fortalecimiento de los lazos de amistad y el reconocimiento del acervo cultural e identitario de los descendientes.

Unos minutos después, el avión que trasladaba a su hijo, su Alteza Federico de Dinamarca, aterrizó sobre la pista. Por razones de seguridad los herederos y sucesores jamás deben viajar juntos, para así no poner en riesgo el futuro de la monarquía en caso de ataque o accidente.

Margarita II fue recibida por el intendente Miguel Lunghi y el vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador, quienes la acompañaron en el cumplimiento de la ajustada agenda programada. El jefe de Gabinete, Julio Elichiribehety y el secretario de Gobierno, Oscar Teruggi, hicieron lo propio con el sucesor al trono.

Homenaje al pionero

A las 10.40  llegó al Monumento a Juan Fugl para depositar allí una modesta ofrenda floral. Un cordón de alumnos de diferentes establecimientos educativos de la ciudad la recibió vitoreando su nombre y blandiendo banderines de Argentina y Dinamarca. Escoltada por su hijo, por Alicia Larsen, presidente de la Congregación Protestante local, el jefe comunal, el vicegobernador y el embajador danés en el país, Søren Vøhtz, recorrió el trayecto que separa la base de la cima del monumento en un carrito acondicionado especialmente.

Una vez frente a la estatua que glorifica a uno de los adalides de la génesis de la ciudad, conversó unos minutos con las autoridades y contempló la magnífica vista del Lago del Fuerte. En una mañana que vislumbró el clima otoñal de la estación que comienza hoy, su Majestad tuvo que hacerle frente al intenso viento que soplaba y amenazaba constantemente con hacer volar su sombrero.

Mientras tanto, una banda instrumental interpretó temas del repertorio popular argentino, como la chacarera “Entré a mi pago sin golpear” y el conocido chamamé “Merceditas”.

Cuestión de fe

Seguidamente, la comitiva se retiró del lugar para continuar la maratónica jornada en el Templo Danés de la calle Maipú. Como reina, Margarita II es la autoridad máxima de la Iglesia del Pueblo Danés o Iglesia Evangélica Luterana de Dinamarca, culto adoptado por su país, y cuyos descendientes sostienen también en esta tierra.

Una vez allí, recorrió las instalaciones de la iglesia y el salón de la congregación. En el salón, pudo apreciar ejemplares de diarios de la época que cubrieron su anterior visita, entre los que se hallaba El Eco de Tandil. Con atención observó los ejemplares de 1966 y otros elementos que hacen al acervo y patrimonio de la comunidad en la localidad. Al retirarse, atravesó un cordón montado en los jardines del templo y saludó con su habitual simpatía a los presentes.

Entre los espectadores, se encontraba Emilia Bramsen, oriunda de La Dulce, Necochea. La mujer, de 95 años y ojos transparentes, llegó hasta el lugar con su hija y su nieta para ser parte de una jornada de enorme significado para los descendientes de daneses. Su papá era oriundo del país europeo y emigró a Argentina a principios del siglo XX.  Ella fue testigo de la visita anterior y manifestó su profunda emoción por también poder participar en esta oportunidad de un acontecimiento semejante. “¿Quién iba a decir que yo iba a poder estar hoy también? Con bastón y todo, pero vine”, se conmovió Emilia. Su hija y nieta expresaron su felicidad por poder compartir el momento entre las tres generaciones y participar de un evento que tendrá una fuerte impronta en el corazón de toda la comunidad.

Sangre azul en el Municipio

A posteriori, la comitiva oficial se desplazó hasta el Municipio. En el interior del Salón Blanco se convocaron las autoridades civiles, eclesiásticas y militares, representantes de la colectividad danesa y de otras colectividades, y representantes institucionales, para desarrollar el acto protocolar.

Antes de iniciar la ceremonia, una de las encargadas del protocolo expuso las rigurosas normas de comportamiento adecuadas frente a la presencia de la Reina.

El intendente Lunghi dio inicio al acto aludiendo a la simetría del destino que lo colocó, al igual que a su padre, de cara a una visita de la monarquía danesa. “Hoy se cumple para este Intendente una de esas hermosas simetrías entre el vínculo filial de un padre y un hijo: así como en 1964 mi padre, el entonces intendente don José “Pepe” Lunghi recibió a la princesa Benedikta de Dinamarca, en ocasión de inaugurase la estatua de Juan Fugl, por esos misteriosos designios de la historia, 55 años después hoy le toca a su hijo como intendente de Tandil darle la bienvenida a su Majestad Margarita”, indicó.

“Así, mágicamente, es posible sentir que revivimos o reescribimos con mucha emoción esas páginas que sin duda tienen la categoría histórica del acontecimiento en el camino hacia el Tandil del Bicentenario. Acontece aquí, en este día, un encuentro que trasciende las fronteras geográficas, la diversidad del mundo global y las particularidades de cada país y de cada región”, prosiguió el mandatario local.

Sobre el final de su alocución,  Lunghi deslizó un concepto cuasi poético: “hoy el alma de Fugl, cuyo apellido en danés significa ‘pájaro’, está sobrevolando sobre nosotros. Viene con usted y con todo lo que usted representa. Ojalá que su visita también nos permita abrir otras puertas y ventanas en el intercambio cultural y comercial, en el compartir nuevos saberes y antiguas creencias”.

Para concluir, hizo entrega de las llaves de la ciudad y remarcó el poderoso capital simbólico que subyace en esta tierra de pioneros, inmigrantes y criollos que la forjaron, y de los contemporáneos que buscan honrar su ejemplo.

Lazos de amistad a ambos lados del charco

A continuación, el vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador, efectuó la entrega de un obsequio al Príncipe heredero, Federico,  confeccionado por artesanos tandilenses.

El mandatario provincial dio su bienvenida en nombre del pueblo de la Provincia  a la región, “en la que la inmigración durante tantos años ha contribuido al crecimiento y fortalecimiento del territorio. Quiero hacerles llegar en nombre de la gobernadora María Eugenia Vidal su cálido saludo y el deseo de que su una agradable estadía y muy productiva para la zona”, deslizó.

Inmediatamente después, el presidente del Concejo Deliberante de Tandil, Juan Pablo Frolik, hizo entrega de los diplomas de visitantes ilustres otorgados por el cuerpo legislativo.

Finalmente, el cónsul danés Eduardo Dam, subió al estrado para efectuar su bienvenida. Su discurso comenzó con palabras en danés que después tradujo al español. El diplomático destacó la labor de los pioneros que llegaron a Tandil, Necochea y Tres Arroyos -con la premisa de descubrir nuevos horizontes-, y encontraron un mundo diferente de grandes desafíos y oportunidades.

“Los recibió una pampa inmensa de tierra llanos y médanos, y sentaron la base de la prosperidad”, señaló.

En su monólogo, hubo lugar para elogiar las transmisiones culturales y la integración, aparecieron el fútbol y Messi, y la gratitud hacia la memorable visita, que sirve como norte para estrechar aún más los lazos de amistad.

También  valoró la importancia de las relaciones bilaterales y propuso un corolario para sus palabras: conminó a los presentes a vitorear  nueve “hurras” en honor a la Reina. “Es un día inolvidable para la memoria colectiva”, culminó.

Como broche de oro, Lunghi y los monarcas salieron al balcón principal  a saludar al buen marco de público que se apostó en la Plaza Independencia detrás del vallado para ser testigos del momento.

Terminada la bienvenida formal, la caravana real partió pasado el mediodía a la hostería Ave María, sitio donde se realizó la  conferencia de prensa y el almuerzo oficial.

En horas de la tarde, Margarita II, su heredero y el entorno, regresaron a la Ciudad de Buenos Aires para emprender  la vuelta a Dinamarca.

Posibles convenios con la Unicen

El rector de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, Roberto Tassara, confirmó que harán una visita al embajador, quien “seguramente nos derivará con el encargado de cuestiones culturales y educativas” para poder intercambiar información acerca del método de enseñanza en Dinamarca y buscar alternativas para mejorar el nacional.

“Tenemos una mirada sobre cinco universidades posibles. Y más allá de las cuestiones técnicas o científicas particulares, nos interesa mucho el método de enseñanza y aprendizaje que tienen, porque es lo que se viene. No solo aprovechando la tecnología, sino aprovechando la formación de los chicos al momento de comenzar la universidad”, aseguró Tassara.

La educación en Dinamarca es pública y tienen un sistema muy fuerte, a diferencia de lo que sucede en otros países, como Estados Unidos, donde la mayor cantidad de Universidades son privadas.

Al respecto, el rector de Unicen reconoció no ser un experto en la educación primaria danesa, pero comentó que el modelo surgió en Finlandia y luego se replicó en los países escandinavos.

“Esperemos que nos sirva para mejorar estas cuestiones que tanto nos preocupan, como por ejemplo lo largas que son nuestras carreras en términos reales y el método que usamos para la enseñanza y la evaluación de los estudiantes. Un conjunto de temas que sería muy bueno que pudiéramos llegar a mejorar”, manifestó.

Pueblos hermanos

El concejal justicialista Facundo Llano evitó generar controversias respecto al modo de gobierno monárquico que prima Dinamarca, y optó por ser respetuoso, remarcando que “el espíritu fue de hermandad”.

Si bien la danesa es una monarquía constitucional, Llano sostuvo que “no reconocemos monarquías, reinados ni principados”, pero que debemos ser respetuosos de la determinaciones de otros países.

“Tandil tiene lazos importantísimos con Dinamarca”, expuso y destacó la relevancia de Juan Fugl, quien fue pionero “en cómo se instaló, en cómo trabajó, en las innovaciones, en cómo labró, en los molinos, y en todo lo que hizo para con nuestra comunidad”. En la misma línea, recalcó que fue él quien, junto con tantos otros pioneros, “permitió que hoy Tandil sea esto: tierra de pioneros”.

Finalmente, expresó que la visita de la reina fue un reconocimiento para la gran cantidad de daneses que emigraron hacia nuestra ciudad.

Un sueño cumplido

La esposa del cónsul de Dinamarca Eduardo Dam se refirió a la visita de la reina Margarita II y confesó que para ella es un sueño cumplido que haya estado en nuestro país, especialmente en la ciudad.

“Como todos han dicho, es un acontecimiento muy especial. Se ha trabajado mucho, se ha pensado cada detalle para que esta presencia sea lo mejor que se pueda. Es la culminación de un sueño”, reconoció.

Respecto a su Majestad, aseguró que es una reina muy querida y respetada, y que ya había tenido la oportunidad de conocerla, cuando invitó a todos los cónsules a su palacio a modo de agasajo.

Por otra parte, cercioró que la presencia de Margarita II afianzará las tradiciones danesas en nuestro país y lo argumentó contando una anécdota personal: “Mis nietas investigaron la vida de la reina y del príncipe, y lo anotaron en un cuaderno que me dieron para que lo trajera. Imagínense como lo viven ellas también”.

Finalmente, halagó la ciudad catalogándola como hermosa y culminó su declaración exclamando: “¡Viva la reina!”.

Consolidar el espíritu emprendedor de Tandil

“Lo estamos viviendo con emoción, con alegría, pero fundamentalmente con esto que venimos insistiendo de que nos permita profundizar los lazos concretos con Dinamarca”, apuntó Marcela Petrantonio, responsable de la Oficina de Vinculación Internacional del Municipio.

Asimismo, señaló que procuran restablecer y consolidar el espíritu emprendedor de Tandil, que “tiene mucho que ver con la colectividad danesa y con aquellos inmigrantes”.

En otro aspecto, se mostró expectante respecto a la próxima reunión que mantendrán con el príncipe heredero Felipe, en la cual se abordarán diferentes temas, entre ellos la energía eólica y las becas estudiantiles para tandilenses en Dinamarca.

En cuanto a la presencia de empresarios de la ciudad en Buenos Aires para generar contactos con posibles inversionistas daneses, contó que “estaban muy contentos, fue muy fructífera. La gente de Dinamarca se mostró muy interesada en invertir en Argentina”. Empero, subrayó que cuando se trabaja con proyectos de cooperación internacional las respuestas no son inmediatas, sino que suelen demorar. Sin embargo, confió que la presencia de la reina en Tandil pueda contribuir a ejecutar estos proyectos en el futuro.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

Deja un comentario